EL SALVADOR.- ATRAMEC y la lucha de los trabajadores de los CDE


Por Alberto Castro

El ministerio de educación, MINED a inicios de abril volvió a ser un foco de tensión, en esta ocasión la lucha que es representada por ATRAMEC se sitúa alrededor de una serie de demandas a partir de los incumplimientos laborales de las autoridades de educación hacia los compañeros que laboran bajo la modalidad de Consejos Directivos Escolares (CDE), lo más agraviante de la situación ha sido el atraso de salarios. La mayoría de los salarios de esa modalidad son inferiores al salario mínimo vigente, que van desde $80, $100, o $150 dólares mensuales, lo más escalofriante de la situación es que muchos llevan laborando hasta 30 años.

A algunos CDE de los centros escolares no les han renovado contrato para este año, y a otros les han ofrecido medio tiempo, bajo el argumento que el presupuesto escolar no da para pagar el nuevo salario mínimo, esto sucede en la cartera social que se supone debería ser modelo de gestión para el Gobierno en turno, con lo que esta situación muestra el descuido de la gestión del FMLN, y expresa una crisis en el modelo educativo salvadoreño hecho acorde al neoliberalismo, la política de descentralización educativa que dio vida a los CDE permitió que estos organismos se transformaran en mecanismos de centralización política de los partidos gobernantes, para utilizarles para el vacío de su militancia manipulándoles a su conveniencia, imponiendo directrices y relegando funciones dentro de un ámbito de intermediación laboral y tercerización ilegal del empleo, por tanto es importante que se le dé pronta respuesta a esta crisis.

El deterioro económico: la pauta de la crisis del MINED

El 2016 cerró con despidos, adeudo de salarios y aguinaldos hacia muchos trabajadores contratados por los CDE, las autoridades del MINED lejos de atender la situación fueron negligentes al no prever el incremento salarial de este año, el cual debió ser reflejado en el presupuesto para dicha cartera. Cinco mil trabajadores no recibieron el sueldo por durante tres meses pese a que finales de enero, Educación realizó un depósito por cinco millones de dólares para los centros educativos, en concepto de fondos de funcionamiento, del presupuesto atrasados de 2016.

Los trabajadores demandan además del pago, el cumplimiento de una promesa de campaña que hizo en el 2014 el FMLN, de pasar a tres mil trabajadores a Ley de Salarios, ahora la esperanza de esa promesa esta disipada, toca luchar para lograr tal conquista. La deficiencia presupuestaria del MINED se traduce en reducción de bonos escolares, que da como resultados la incapacidad de pago de salarios de los trabajadores contratados por los CDE, lo que genera que para salir a flote las direcciones escolares recurran a la realización de diversas actividades para recolectar dinero.

La acción de los padres y alumnos

Un suceso que es necesario remembrar es lo que ocurrió a principios de este mes en el centro escolar ’’Herbert de Sola’’, municipio de Jayaque, La Libertad. Cuando padres de familia y alumnos cerraron el centro escolar, exigiendo el traslado de la directora escolar, por posibles malversaciones de fondos y actos arbitrarios. Esta protesta se adhiere al corolario de señalamientos hechos por ATRAMEC sobre el arbitraje de algunos directores de centros escolares, ha habido un fallo en la descentralización de funciones, lo que comprueba que en efecto el desequilibrio de la política educativa marcada por una crisis suscribe el fallo en la interacción real de directores, maestros, padres de familia y alumnos en el centro educativo de forma general. Por tanto, los trabajadores que están contratados por los CDE deben pasar a Ley de Salarios, y esto debe ser una lucha donde es necesario que se sumen los padres de familia y alumnos, integrantes de los CDE.

Con la violación a los derechos laborales y salariales hacia un sector de trabajadores del MINED se priva a la niñez y adolescencia salvadoreña del derecho a una buena educación. Las siguientes acciones deben ir encaminadas a paros escalonados en los centros con el apoyo de padres y alumnos quienes deben dar muestras de apoyo, esta lucha por lograr que pasen a planilla los trabajadores CDE amerita tácticamente conducirla hacia la Asamblea Legislativa, ello indica que es importante hacer perentorio una serie de actividades entre padres, alumnos, maestros y trabajadores.

Share