EL SALVADOR.- Exitosa marcha independiente en contra de las medidas de austeridad


Por Víctor Carranza

El pasado 31 de marzo organizaciones sindicales de trabajadores públicos y privados populares y de trabajadores por cuenta propia se movilizaron en una multitudinaria marcha que partió desde el monumento conocido como El Salvador del Mundo hacia casa presidencial. En dicha movilización las organizaciones manifestaron su descontento contra las medidas anti obreras y anti populares realizadas por el actual gobierno. En la marcha también participaron los ex combatientes del FMLN y desmovilizados de la Fuerza armada, miembros de la PNC, y miembros de la empresa privada.

Como era de esperarse la unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) de la PNC impidió el paso a la movilización para que esta no llegara a casa presidencial el cual era el destino final. El gobierno usa la UMO contra los trabajadores, pero con la derecha arenera es todo lo contrario la llama a dialogar y les abre la puerta de casa presidencial.

No a las recetas del FMI

Las organizaciones sindicales se manifestaron en contra del paquetazo fiscal impuesto por el FMI al gobierno del FMLN quien sin mayor resistencia lo está ejecutando parte de ello son los recortes de los subsidios al agua y energía eléctrica, transporte, etc. Así como la propuesta del FMI de aumentar el impuesto al valor agregado (IVA) de un 13% aun 15%. Francisco Zelada de SIMEDUCO manifestó que: “la política de eliminación de los subsidios merece todo el rechazo de la población, porque el Gobierno está cumpliendo con el paquetazo impulsando el por el FMI y el BM”…Son muchos los sectores que están descontentos con la forma de administración de este presidente y nosotros somos la voz de aquellos que no pueden salir a la calle a protestar en contra de este Gobierno que no los escucha...”(DEM.01/04/17).

Las medidas ejecutadas por el gobierno afectan a la clase trabajadora, ya que el salario mínimo actual que recibe la gran mayoría de trabajadores ni siquiera alcanza para cubrir el costo de la canasta básica. Lo anterior nos lleva a exigir una nivelación salarial y aumento al salario mínimo. Así mismo debemos exigir que se continúe manteniendo el subsidio para todos los trabajadores y que los servicios básicos como agua, electricidad, transporte, sean renacionalizados y que pasen al control de los trabajadores.

Gobierno ahorra en detrimento de los trabajadores

Lo más fuerte de la movilización estuvo compuesto por las diferentes organizaciones sindicales y trabajadores públicos quienes inicialmente han sido los más afectados por los planes de austeridad del actual gobierno, quienes se manifestaron en contra de la política de ahorro que está implementando el gobierno ya que ha perjudicado enormemente mediante recortes presupuestarios a muchas instituciones, quitando algunos beneficios que se habían conquistado. Al respecto Silvia Navarrete de SITRASALUD manifestó: “Salvador Sánchez Cerén, no escucha a la clase trabajadora ni vela por los intereses de un pueblo que sufre por las malas decisiones que toman para solucionar los graves problemas del país…Le exigimos al señor presidente que no se implementen más medidas que afecten la economía de la población salvadoreña...”(DEM.01/04/17).

Mientras los trabajadores operativos sufren las medidas los altos funcionarios continúan recibiendo jugosos salarios y grandes prestaciones. Se debe luchar y exigir que los altos funcionarios del gobierno sean quienes verdaderamente carguen la crisis que sus salarios sean reducidos y que se eliminen los privilegios.

Por la unidad y la independencia de clase

Antes de 31 de marzo también se había dado una movilización con las diferencias que una parte de los dirigentes de esta movilización   todavía tienen la confianza depositada o dan el beneficio de la duda a la dirección del FMLN. Se debe diferenciar entre lo que son las direcciones oportunistas y aquella direcciones que aun habiendo marchado el 30 mantiene una posición crítica hacia el gobierno pero que la confusión deliberadamente realizada por la dirección del FMLN no les permite romper con la dirección del FMLN y el gobierno.

El FMLN como partido busca desvirtuar la marcha del 31 haciéndola ver como una marcha desestabilizadora promovida por la derecha, se le olvida que dichas movilizaciones son producto de las medidas impulsadas por ellos mismos como gobierno y una reacción lógica de los trabajadores es luchar en defensa de los intereses propios como clase trabajadora independientemente de las preferencias partidarias.   La movilización del 31 ha dejado claro que si es posible la unidad de todos los trabajadores y de las organizaciones sindicales. Se debe continuar luchando en unidad y con independencia de clase.

Share