GUATEMALA.- Autoritarismo y lucha normalista

 

Por Abelardo D.T.

El carácter autoritario de este gobierno se muestra en cada medida que emprende y, sin ser un gobierno militar, tiende a la represión. Está dirigido por una cúpula de políticos, empresarios y ex militares neoliberales que consideran que la única forma de aplicar el programa de la burguesía, es por medio del autoritarismo.

Este autoritarismo se reviste de legalidad para poder criminalizar la protesta social, y de diálogo para poder encausar a su conveniencia el disenso. Además, la agenda de competitividad es una mina de oro de la que los empresarios del PP (muchos de ellos emergentes, vinculados a la burocracia militar y al crimen organizado), tratan de lograr una mejor tajada con respecto a la oligarquía tradicional y a las empresas trasnacionales. Por su parte, el presidente  Pérez Molina se caracteriza por un bonapartismo populista que busca concentrar en sí mismo gobierno, aunque las diferentes fracciones a lo interno de su partido y la lucha de poderes le impiden lograrlo totalmente.

Por tanto, la represión a las organizaciones populares, tal como hemos denunciado en otros artículos, utiliza tanto las formas legales como las ilegales, aunque creeríamos que el presidente y su círculo mas cercano priorizan la represión legal y la manipulación mediática; mientras que otros  grupos enquistados en la inteligencia militar y otras  estructuras al servicio de oligarcas usan el sicariato. Sobre eso es necesario que la Cicig, como parte de su mandato, realmente investigue estos cuerpos clandestinos y no sea otro órgano superficial de la burocracia internacional.

En ese sentido, las recientes protestas de los estudiantes de magisterio son un reflejo de tal situación.  El 30 de julio fueron arrestados varios estudiantes durante el intento de tomar nuevamente institutos de la capital, posteriormente fueron liberados. De igual forma arrestaron a otra valiente maestra, Evelyn Lezana, que los apoyó,  siendo liberada con medidas sustitutivas mientras se le abre una proceso penal. Nuevamente, al igual que con el maestro Nestor Ávalos detenido todavía sin que inicie las audiencias orales de su caso, se busca criminalizar la lucha social usando los órganos de justica y en menor medida el Ministerio Público, que apegado al mismo derecho burgués y usando herramientas garantistas del mismo derecho no ha caído en esta ofensiva represiva.

Por otra parte el ministro de gobernación, especialista en guerra psicológica desde los años de la guerra y en métodos de desprestigio político (dos tácticas contrainsurgentes) está usando el espacio de los medios de derecha y sale irresponsablemente acusando a medio mundo de estar manipulando de los estudiantes. Lo más reciente fue contra el colectivo universitario EPA, que en un comunicado denuncia tal situación, las políticas represivas y se solidariza con la lucha estudiantil normalista.

Recientemente se produjeron algunas tomas de carreteras por parte de estudiantes con el apoyo de padres de familia del municipio de Malacatán, fronterizo con México, tomando la carretera que se dirige a la frontera del Carmen con ese país. Por otra parte el día viernes 10 de agosto con una marcha estudiantil se entregó la propuesta al presidente de la Comisión del Educación del Congreso de la Republica Mario Torres, para que éste la envíe a las autoridades del Ministerio de Educación.

Dicha propuesta, trabajada con maestría por los estudiantes y con el apoyo de brillantes pedagogos, recoge la principal demanda estudiantil: que se mantenga la carrera en tres años pero con cambios en el pensum, entre los que destacan el fortalecimiento de materias humanistas y de reforzamiento pedagógico basándose en el Currículo Nacional Base; que promuevan una visión democrática y crítica de la sociedad, tomando en cuenta las desigualdades y la diversidad étnica y cultural de este país; elaboración de perfiles tanto para docentes, alumnos como para autoridades de los establecimientos educativos; que los estudiantes que busquen profesionalizarse aun más estudiando profesorados en las universidades entren automáticamente a tales carreras sin que se les aplique coladores excluyentes; además que se aumenten los recursos para mejorar la infraestructura, que está en pésimas condiciones.

Con este importante logro estudiantil, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a redoblar los esfuerzos de unidad de parte de los estudiantes a través de un frente normalista nacional, con padres de familia y maestros. A las organizaciones de la sociedad civil, entre ellos sindicatos de maestros, a fortalecer el apoyo en defensa de la educación pública, la eliminación de las imposiciones gubernamentales y  al apoyo a la propuesta estudiantil, así como la inmediata liberación del Néstor Ávalos.

Share