EL SALVADOR.- La crisis de la educación privada

 

Por Ernesto Sánchez

El Estado salvadoreño  tiene el deber de garantizarle a toda la población el acceso a una educación gratuita y de calidad en todos los niveles, pero esto no sucede así, por lo que un porcentaje de familias salvadoreñas se ven obligadas a recurrir al sistema de educación privado.

No al incremento de las colegiaturas

Según Javier Hernández, presidente de la Asociación de Colegios Privados de El Salvador (ACPES)más de 400 colegios privados han cerrado desde 2007, año en que fue aprobado el Decreto 533, que divide a las instituciones educativas privadas en las categorías de “con fines de lucro” y “sin fines de lucro...” (http://www.diariocolatino.com). Entre los primeros tenemos los colegios pequeños y medianos, mientras en los segundos se encuentran los de línea religiosa y biculturales. Según la misma asociación, de 856 colegios privados en el país, sólo 187 son considerados sin fines de lucro. A los primeros se les facilita incrementar las cuotas y  los segundos deben hacerlo en asamblea general con el consentimiento del 75% de padres de familia. Lo anterior ha llevado que los dueños de los colegios privados con fines de lucro busquen aumentar las colegiaturas y matrículas de igual forma como lo hacen los  sin fines de lucro; de permitírselos, esto impactaría en la economía de la clase trabajadora.

Amenazas y exigencias

Ante la negativa a permitirles incrementar las cuotas, los colegios privados con fines de lucros han planteado que “…se están haciendo las investigaciones necesarias para conocer las condiciones en que opera la educación privada en otros países, ya que, según los presidentes de otras gremiales del extranjero, los centros privados reciben apoyo…Estamos encontrando otros apoyos y los planes de estudio son similares. Están normados, regulados y tienen incentivos que facilitan el trabajo…a su vez plantean que El Estado debería aportar cualitativamente y cuantitativamente su cuota como constitucionalmente lo exigen las leyes”. ( http://www.elsalvador.com).

No a la mercantilización de la educación

Ante la crisis planteada por la  ACPES a nivel de los colegios privados,  el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), considera que  el gobierno de Funes y del FMLN debe tener un trato igualitario para todos los colegios privados y no permitir que en ellos se de un aumento de cuotas. Que se abran al público los libros de contabilidad de los colegios para determinar la situación financiera de los mismos, que aquellos colegios que se declaren en quiebra sean estatizados bajo el control de un cogobierno administrativo conformado por padres y madres de familia, trabajadores docentes y administrativos y estudiantes. También debe obligarse a todos los dueños de los colegios privados  a pagar salarios justos a los docentes.

Share