EL SALVADOR.- Solidaridad con la lucha de trabajadores y excombatientes

Por Fernando Guevara

La negativa del gobierno de Mauricio Funes y del FMLN y de los diputados que conforman la Asamblea Legislativa de buscar soluciones a la problemática presentada por  trabajadores y excombatientes, ha llevado a que estos   recurran  a los métodos de lucha popular como ha sido la toma de la catedral metropolitana de San Salvador, mantenida valientemente por casi tres meses.   A la fecha el único avance que ha existido es el montaje de una mesa de diálogo en la cual no se ve que exista disposición de los órganos ejecutivo y legislativo de querer solucionar la problemática.

La amenazas del Asocio Público Privado

En comunicado de prensa los trabajadores y excombatientes que mantienen la toma de catedral  hacen un llamado al pueblo salvadoreño, a las organizaciones sociales y sindicales a abrir los ojos y a solidarizarse con “la lucha para defender los derechos del pueblo  ya que después de las elecciones vendrán medidas nefastas en contra del pueblo. Con mente fascista militarista, realizarán despidos masivos… suspenderán subsidio del gas, al agua, transporte y la privatización de lo poco que queda como propiedad del Estado, por medio del Asocio Público Privado…” (Boletín # 2, febrero 2012).

El gobierno de Funes, el FMLN y la Asamblea Legislativa deben cumplir

Entre las exigencias de las personas que mantienen la toma de catedral están: “La entrega de pensiones dignas a los padres de combatientes caídos, que fueron excluidos del fondo de lisiados, a quienes el presidente Funes, en su discurso del 12 de enero prometió hacer entrega y que aun después de ese discurso no se ha cumplido con ese derecho. Apertura del censo para los combatientes que fallecieron en combate durante el conflicto armado y que sus familiares no han sido incluidos. Aumento a las pensiones de los beneficiarios del Fondo de Protección de  Lisiados de Guerra en un 100% según la pensión que reciben que en su mayoría es de $98.00.

Becas  para hijos de los lisiados de guerra como lo prometió el Presidente Funes  y hasta hoy, no ha dado, ni ha cumplido. Reinstalo inmediato de los Trabajadores despedidos de las diferentes Instituciones de Gobierno por razones políticas, como es la cuota estratégica del 20% de veteranos del histórico  FMLN, en la Policía Nacional Civil PNC, en el año 2000 y restitución del Secretario General  del Sindicato de los Trabajadores de la Asamblea Legislativa, SITRAL, que fue despedido en diciembre del 2010” (Boletín # 2, febrero 2012).

Represión contra SITRAL

Desde los inicios ha existido renuencia de la Asamblea Legislativa para reconocer el sindicato que surgió en dicha institución estatal. Ha existido persecución sindical llegando a la destitución de Luis Ortega, Secretario General  del Sindicato de los Trabajadores de la Asamblea Legislativa, SITRAL. Todo lo anterior en una clara violación a la reaccionaria Constitución burguesa, código de trabajo, y convenios de la OIT  firmados y ratificados por el Estado. Los mismos Diputados fueron quienes cometieron dichas violaciones al derecho a la libertad sindical, violando el fuero sindical, lo cual ya fue calificado como tal por el mismo gobierno y organismos internacionales como la OIT.

Todo demuestra que el estado burgués, cuando se trata de atacar a la clase trabajadora, pasa por encima sus propias leyes y tratados internacionales;   que los engorrosos procedimientos burocráticos en la mayoría de casos son inoperantes;  y que  además, de poco o  nada sirven  resoluciones de los  organismos e instituciones nacionales e internacionales, ya que éstas no tienen carácter vinculante y no obligan ni castigan a los violadores de los derechos laborales.

No a prácticas fascistas

Los trabajadores y excombatientes que mantienen la toma de catedral denuncian ante la comunidad nacional e internacional  que son víctimas de ataques por parte de “miembros” del FMLN. A la vez se desligan de daños que puedan surgir a las instalaciones como producto de estos ataques. Representantes de los trabajadores y excombatientes hacen ver a la militancia del FMLN que los cuestionamientos que ellos realizan son contra de la dirección burocrática del FMLN y  a la vez  llama a las bases del FMLN a no prestarse a estos juegos.

Exijamos el cumplimiento de las demandas

Desde el  Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) mantenemos nuestra solidaridad con los trabajadores y excombatientes que luchan en exigencia y defensa  de sus derechos y por el cumplimiento de las promesas hechas por el gobierno de Funes y del FMLN, así mismo consideramos legítimos los métodos de lucha utilizados. Llamamos a la solidaridad nacional e internacional en favor de la lucha de los trabajadores y excombatientes.

En  el caso de la violación a los derechos y garantías sindicales realizada por los diputados de la Asamblea Legislativa  contra los miembros de  SITRAL y el despido de su Secretario General Luis Ortega,  debemos dirigir notas  a todos los diputados de la Asamblea Legislativa, al Ministro de Trabajo, al Procurador de Derechos Humanos solidarizándonos con la lucha. Solicitamos la incorporación de Luis Ortega a su puesto de trabajo.

Share