11182019Lun
Last updateVie, 15 Nov 2019 1pm

NICARAGUA.- Por un salario mínimo digno y justo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

Por Diego Lynch

Tras cuatro semanas de discusión sobre el incremento al salario mínimo en el país, no se ha logrado llegar a ningún acuerdo entre la empresa privada, los trabajadores y el Estado. El Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) mantiene su propuesta inicial de un dieciséis punto cinco por ciento mientras tanto, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) no da una cifra específica, solamente se limita a decir que el aumento no puede ser de más de un digito.

Mientras los sindicatos continúan negociando con el Estado y los empresarios burgueses, el trabajador sigue esperando y recibiendo un salario mínimo miserable que no da para mantener a una familia, ni siquiera cubre la canasta básica y cada día que pasa hunde mas en el hambre a las familias nicaragüenses de los obreros y trabajadores, la clase social más grande y desprotegida del país.

La cortina de humo entre los sindicatos y los empresarios

Es por todos sabido que desde el año 2007, cuando el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional se sentó por primera vez, en esta mal llamada segunda etapa de la revolución, a discutir el salario mínimo con las grandes burguesías del país, las centrales sindicales oficialistas que apoyan a Daniel Ortega juegan a ver quién golpea más fuerte la mesa y al final terminan negociando cuotas de poder a cambio del salario y el hambre de la población nicaragüense. Los dirigentes sindicales como Gustavo Porras y Luis Barbosa son la nueva burguesía empresarial del Gobierno Sandinista, quienes tienen un sinnúmero de altos mandos políticos que son empresarios, y que al incrementar un alto porcentaje del salario mínimo se verían afectados económicamente.

Sin embargo, con el fin de mantener la cortina de humo y el discurso de izquierda, pretenden simular una lucha en contra de los empresarios, a quienes al final les terminan cumpliendo sus caprichos a cambio de apoyo político y dejar bien parado al gobierno ante el FMI y la comunidad internacional.

“Luis Barboza, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, dio un ultimátum de 24 horas al Consejo Superior de la Empresa Privada, COSEP, para que presente su propuesta de salario mínimo en la mesa que dirige el Ministerio del Trabajo. La reunión semanal del salario es el jueves 6 de febrero y no se espera la presencia del presidente del COSEP. Miguel Ruiz, sindicalista sandinista, amenazó en nombre de la CST y del FNT con que si el COSEP no lleva su propuesta salarial van a pedirle al gobierno que haga la suya para negociar bilateralmente con el Ejecutivo. El Frente Nacional de los Trabajadores y la CST proponen un incremento del 16.5% mientras los empresarios se han limitado a decir que su propuesta será un dígito. El gobierno, que normalmente espera que sindicatos y empresarios se pongan de acuerdo, tampoco ha fijado posición al respecto”. (http://www.trincheraonline.com/2014/02/06/sigue-guerra-verbal-fnt-versus-cosep/)

La legislación nicaragüense establece que, de no existir un acuerdo entre representantes del trabajador y la empresa privada, los sindicatos pueden ponerse de acuerdo con el Estado y fijar el porcentaje de incremento. Sin embargo, el gobierno tampoco se ha pronunciado, demostrando una vez más las maniobras con las cuales terminan vendiendo el hambre de los trabajadores.

Argumentos del COSEP

Según José Adán Aguerrí, Presidente del COSEP, no es posible un incremento de dos dígitos porque esto llevaría al fracaso a muchas empresas, y alega que no es posible cubrir la canasta básica por ser esta la más grande de Centroamérica. “Nuestra canasta básica está compuesta por el mayor número de productos en la región centroamericana ya que en el resto de países de Centroamérica el ciento por ciento de los productos que integran la canasta básica son alimentos, mientras que en Nicaragua este grupo solo alcanza el 43 por ciento (23 productos de 53 son alimentos), es decir, nuestra canasta incorpora además de alimentos productos del hogar, tarifas y artículos del vestuario. Por ello no es comparable con las canastas de la región”. (La Prensa; 5/02/14).

Nuestra Política

El Partido Socialista Centroamericano hace un llamado a todos los trabajadores y sus representantes en la mesa de discusión a que no le den más largas a la misma, es hora de golpear la mesa e incrementar el salario mínimo de una forma que cubra la canasta básica y que éste sea parejo en toda Centroamérica. Nicaragua ha tenido un aumento significativo en su crecimiento económico, sin embargo continúa presentando el salario mínimo más bajo de la región. Es hora de desenmascarar al gobierno y a los sindicatos oficialistas y luchar por un salario mínimo justo y digno para los trabajadores.

Share

Comentarios potenciados por CComment