11292021Lun
Last updateVie, 26 Nov 2021 4pm

ASIA.- China: el gigante asiático se tambalea

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

Por Nicolas Lebrun

En los últimos días, la salud económica de la segunda potencia económica del mundo se reporta con grandes dificultades. Esta crisis ha provocado y está por provocar numerosos efectos sobre la economía capitalista mundial y por consecuencia sobre los trabajadores y la población en general.

El gigante económico mundial, que luego de haber relanzado su economía luego de los efectos de la pandemia durante el año 2020 como consecuencia del draconiano lock down impuesto por el PC, parecía recuperar la senda del crecimiento, muy por delante de sus principales competidores. Estos últimos, lograban levantar cabeza y proyectarse por la senda de la recuperación. Sin embargo, este escenario optimista se ha visto torpedeado por el enfriamiento de las previsiones de recuperación de la economía china, de la cual todos son tributarios, debido a las complejas y diversas ramificaciones de la economía globalizada.

En este articulo trataremos de dar algunos elementos para el análisis de esta situación. Quedarán otros que posteriormente podrán aunarse para profundizarlo.

La burbuja inmobiliaria del banco Evergrande Real State Groupe

Este banco es un gigante de la construcción y de otras actividades.  “Evergrande Real Estate Group es un desarrollador inmobiliario chino, el segundo más grande del país. Fundada en 1996, la compañía experimentó un ascenso meteórico hasta su cotización en la Bolsa de Valores de Hong Kong en 2009. Evergrande recauda 7.600 millones de euros mientras China está en pleno frenesí inmobiliario. A su cabeza, Xu Jiayin (también llamado Hui Ka Yan) es un hombre hecho a sí mismo que salió de la pobreza para convertirse en el hombre más rico de Asia en 2017. Lejos de estar satisfecho con la construcción, Evergrande multiplica las inversiones en vehículos eléctricos, turismo, agua embotellada e incluso fútbol, convirtiéndose en un gran conglomerado del país. Por su parte, Xu Jiayin está viviendo la vida de los nuevos multimillonarios chinos, con su yate y jet privado de 60 millones de dólares ( bfmtv.fr).

Este nuevo rico, afín al partido comunista chino, es una muestra de la voracidad y de la volatilidad de la situación económica. Su empresa inmobiliaria se encontraba ya en dificultades desde hace un tiempo, llegando a acumular deudas por un monto de 260 millardos de euros.

En un proceso similar al ocurrido en el 2008, cuando el gobierno de Obama y lo gobiernos de los países imperialistas básicamente se dedicaron a transferir millonarias sumas de dinero para rescatar los bancos que ese entonces fue afectado por la hecatombe provocada por la quiebra del Lehamn Brothers, el gobierno chino ha decidido también intervenir. Este último aspecto es de vital importancia para el conjunto de la economía global. El gobierno no ha tardado en girar órdenes para que el banco tome medidas para evitar el naufragio total. Esto sin embargo no impediría que se eviten los daños.

“Las preocupaciones en torno a Evergrande no son nuevas. La empresa lleva años endeudada. En 2012, la firma Citron Research ya se mostró alarmista por la situación del grupo considerado "insolvente" y acusado de presentar información fraudulenta a los inversores. Citron Research finalmente será condenado en un tribunal de Hong Kong por difundir noticias falsas. Pero el aumento de la deuda de Evergrande continuó, en particular en 2015, cuando China atravesaba una crisis financiera. Evergrande luego tiene que pedir prestado nuevamente para evitar el incumplimiento. Llueven miles de millones, pero Evergrande lucha por reducir su deuda después. El año pasado, la crisis del Covid-19 asestó un nuevo golpe al grupo con el cierre forzoso de los centros comerciales que gestiona. Finalmente, la empresa está bajo presión del gobierno para que salde su deuda vendiendo parte de estos activos, sin encontrar compradores.  Más allá de China, muchos inversores extranjeros le han prestado dinero a Evergrande. En caso de quiebra y reestructuración de la deuda, indudablemente serán indemnizados en último lugar. (ídem)

Este remezón es de gran envergadura debido al peso que tiene el sector de la construcción en el PIB chino y sus consecuencias sobre el crecimiento de la economía.

“El principal riesgo interno sería un deterioro duradero del sector inmobiliario, con impactos indirectos en otros sectores importantes de la economía china. De hecho, la demanda final generada por el sector inmobiliario representa el 25% del PIB chino, y la vivienda residencial representa el 78% de los activos de los hogares chinos, prueba del peso de este sector en la economía china. Además, el principal riesgo externo es geopolítico y se refiere a la reactivación de las tensiones con Taiwán y Estados Unidos. La probabilidad de un conflicto comprobado sigue siendo baja y Euler Hermes anticipa un statu quo con respecto a las barreras arancelarias entre Estados Unidos y China, aunque las barreras no arancelarias podrían endurecerse.” (eulehermes.com)

Una crisis con ramificaciones mundiales

La salud de la economía china es de preocupación de todos los sectores productivos capitalistas del orbe.  La posición de China como exportador y exportador a nivel del orbe son de gran importancia

“Los mercados miran con recelo la evolución de la situación sanitaria en China ", explica Jeffrey Halley, analista de Oanda, citado por AFP. Estos datos" alimentan la preocupación general por la ralentización de la recuperación "del segundo consumidor y del mundo. mayor importador de rugosidad, señala.”(latribune.fr)

A pesar que las autoridades chinas quisieron mostrar al mundo que el manejo de la pandemia había sido ejemplar y por ende controlada, la realidad se ha mostrado de otra manera. Las cifras comunicadas por el aparato estatal chino nunca han sido transparentes debido al férreo control de los medios de comunicación y de las redes sociales. Llama la atención como lo dice el analista citado anteriormente que la evolución de la crisis sanitaria es preocupante. Han sido varios los eventos deportivos y de otra índole que han sido suspendidos por el aumento de los casos, sobre todo con la dispersión de la variante delta.

Por otro lado, la disminución del consumo y de las exportaciones podrían afectar las previsiones totales del crecimiento esperado. El consumo al detalle ha sufrido una baja considerable pasando de 11,5% a 8,5%. Esta variación en un país de las dimensiones de China es de mucho peso para el conjunto de la economía del planeta, desde los países que exportan bienes de consumo industriales o de alto valor agregado hasta los países agroexportadores.

“Como resultado, los expertos de Euler Hermes han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB para China: + 7,9% en 2021 (-0,3 puntos respecto a la última previsión) y + 5,2% en 2022. (-0,2 puntos). El endurecimiento de las políticas públicas y la persistencia de la variante delta han frenado la actividad económica, pero se espera que estos factores se desvanezcan gradualmente. Por otro lado, se está iniciando la recuperación del sector servicios, aunque la vuelta a la normalidad llevará mucho tiempo. Por último, pero no menos importante, el fortalecimiento de los controles regulatorios mantendrá bajo presión la actividad industrial y el sector inmobiliario. Se pueden esperar más incumplimientos entre los promotores inmobiliarios. No obstante, las autoridades públicas tienen los medios y la intención de hacer lo necesario para evitar una crisis sistémica. (eulehermes.fr)

De persistir esta baja que podría llegar a 2% según los cálculos de la OCDE, el impacto a nivel general seria de medio punto del crecimiento global.

Por más que la economía china pueda despegar, si el conjunto de los países no puede seguir estos pasos, este avance puede ser ilusorio.

“El comercio internacional aún no se recupera de la pandemia, ni de los aglomeramientos en los puertos. Por su parte, en China ya se resolvió el tráfico de los puertos más grandes a mitades de septiembre del 2021, mientras que el puerto de Savannah y los puertos de California en EUA sigue congestionado con barcos llenos de mercancías asiáticas. El mercado mundial se debe reactivar en todas partes. Si sólo una de las partes soluciona su problema, las cadenas de valor no se volverán a eslabonar y continuará el problema en la cadena de suministros” (france24.Com)

¿Cuáles son las repercusiones en América Latina?

Evidentemente el impacto sobre América Latina puede ser consecuente.

“Para América Latina existe un riesgo si no se resuelven los problemas del comercio internacional y si se desacelera la economía china. El principal mercado de las materias primas latinoamericanas es el gigante asiático. Si hay una crisis económica que disminuya el ritmo de consumo de insumos latinoamericanos, los precios irán a la baja, y afectarán las balanzas de pagos y el crecimiento de la región.” (obela.org)

Las organizaciones de la clase trabajadora deben seguir de cerca el desarrollo de esta crisis mayor del sistema capitalista. Hemos tenido la experiencia que, después de la crisis del 2008, los gobiernos al servicio del capital metieron la mano en los bolsillos de los trabajadores recortado beneficios donde los había o aumentando la miseria de millones de personas alrededor del planeta. 

El fardo de la economía de mercado pesa sobre las espaladas de las masas trabajadoras que son subyugadas por la vorágine capitalista. La desigualdad que se acrecienta sobre la base de una salvaje expropiación de los salarios y de las ganancias son una parte de las consecuencias de este sistema.

Debemos por ende preparar la resistencia para enfrentar nuevas arremetidas de nuestros gobiernos.

Share

Comentarios potenciados por CComment