07272021Mar
Last updateLun, 26 Jul 2021 7pm

HONDURAS.- ZEDE: Un parto cachureco-liberal

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Carlos M. Licona

Para todo aquel, que presume y aun cree en santos que orinan, hay que recordarles que el matrimonio -fiel hasta la muerte- entre cachurecos y liberales ha sido el gestor, propulsor y progenitor del mal llamado parto: ZEDE. Existe en el imaginario de algunos sectores e individuos que se ufanan de anhelar cambios para el país u otros llamados revolucionarios, y que, han  osado en dar credibilidad a toda la institución LIBERAL, sustentando su reaccionaria estrategia en el calificativo de “oposición” de un ex candidato que fue vapuleado en el proceso interno del 14 de marzo, pero que igual, pertenece a ese partido golpista y contra revolucionario de las milicias eternamente colochonas.  Creer que los apátridas han sido únicamente del Partido Nacional es ser ingenuo, muy bruto o muy oportunista, las caretas que cubren sus falacias no les eliminan la pestilencia por traición a la patria.

Las votaciones de los vende patria

El manoseo y la violación a la Constitución de la República para ir despejando el camino en la construcción de las ZEDE lo vienen haciendo desde el 2010 cuando fue presidente del poder ejecutivo Porfirio Lobos Sosa y Juan Orlando Hernández era presidente del Congreso Nacional, en ese periodo la composición del congreso estaba de la siguiente forma: partido Nacional 71 diputados, partido Liberal 45, Democracia Cristiana 5, Unificación Democrática 4 y el PINU 3. La forma en que el partido Nacional controló el congreso en ese periodo fue absoluta, con muy poca o casi nada de oposición.

Las reformas constitucionales las aprobaron a finales del 2010, en enero del 2011 aprobaron algunos cambios a la Ley que ya habían aprobado para la creación de las Redes de Desarrollo Sostenible, la votación fue 126 votos a favor y dos en contra. El matrimonio surtía efecto, los partidos bisagras si bien es cierto estaban alineados con la recién instaurada dictadura, no incidían en la mayoría calificada; 71 del partido nacional más 45 del partido Liberal hacían 116, suficiente para aprobar cualquier ley.  

A finales de julio del 2011 se aprobó el reglamento jurídico sobre las Redes de Desarrollo Sostenible, la votación fue 105 votos a favor, 6 en contra y 5 abstenciones. Punto de Vista Económico (30/07/2011).

En octubre del 2012, la Sala de lo Constitucional falló en contra de las RDE y las declaró inconstitucional, como represalia, los magistrados de la Sala Constitucional; José Antonio Gutiérrez Navas, Rosa Linda Cruz de Williams, Gustavo Enrique Bustillo Palma y José Francisco Cruz Gaekel, fueron ilegalmente destituidos con una votación con mayoría calificada de 93 votos a favor y 31 en contra.

En enero del 2013 se cambió el nombre a la ley y nuevamente el matrimonio cachureco liberal demostró su amor eterno y aprobaron la Ley de Regímenes Especiales, la votación fue de 110 votos a favor, 13 en contra y cinco abstenciones. LP (24/01/2013).

El falso espejismo

No hay que dejarse embobar por un partido Liberal que desea presumir de patriota o de medios de comunicación que ahora se bañan en santidad pretendiendo hacerse ver como libertadores, ellos también son culpables de que ahora se venda el territorio nacional, y, en un acto de ilusionismo, hacen diariamente programas televisivos y radiales para plantearle a la población que están en contra de la venta del territorio nacional, no obstante, sienten temor y son cautelosos de llamar a la población a las calles. Si desde el 2010 se inició la aprobación de leyes violentando la constitución de la república para dar origen a estados pequeños dentro del estado de Honduras, ¿por qué hasta ahora ponen el grito en el cielo?

Para responder esta pregunta, sin duda alguna que existen muchos argumentos, por ahora planteamos algunos;  quizás ya se hartaron de la ambición del dictador y sus adláteres, muchos ya de desmarcan de la podredumbre de la narco dictadura, o bien; perfilarse como opositores radicales del jefe a mando con el fin de halar agua a su molino en el proceso electoral de noviembre. El caso es que, si bien es cierto hay que conformar un solo bloque contra las ZEDE, no se deben crear ídolos con pies de barro, tal y como sucedió en el 2015 con las marchas de las antorchas.

El pueblo debe autoconvocarse a las calles

Es evidente el controlado repudio en contra de las Zonas de Desarrollo Económico, el temor de que la población se desborde como en el 2015 o en el 2019 puede beneficiar al partido que no desean que gane en noviembre,  de ahí que corresponde a los sectores organizados convocar a las calles sin permitir que los bocones o los campeones de las redes hagan fiesta a su beneficio.

Share

Comentarios potenciados por CComment