Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

Por: Salvador Belloso          

Este próximo domingo 27 de enero de 2022, algunas organizaciones sindicales y gremiales  han convocado a la Cuarta Marcha Negra, Por Una Pensión Mínima’’, en el marco de una lucha que se continua hasta derogar al actual Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP), lo que implica al mismo tiempo rechazar la propuesta de reforma al SAP que hizo el presidente Nayib Bukele, a finales del año pasado la que, es sino un maquillaje que no resuelve el problema de la seguridad social en el salvador.

Enero, mes de lucha y memoria colectiva histórica          

El 15 de enero de este año se realizó una marcha en relación a los 31 años de los acuerdos de paz y para elevar las protestas contra las políticas autoritarias del Gobierno Bukele-GANA-NI. En esta marcha hubo participación tanto de organizaciones sindicales como populares, y de aquellas aunadas por los familiares de las víctimas del régimen de excepción. En otras actividades los pueblos originarios han conmemorado los 91 años del etnocidio de la dictadura del General Maximiliano Hernández Martínez hacia las poblaciones nahuat-pipiles del occidente del país.

Las movilizaciones conmemorativas antedichas no están relacionadas entre sí ni en lo organizacional ni en lo programático, no obstante se vinculan en cuanto forman parte de los esfuerzos colectivos por recapitular aquellos sucesos de la historia del país que han dejado cicatrices en la memoria, rindiendo tributos a las víctimas y a nuestros mártires, dejando en claro la continuidad de la lucha y defensa de las conquistas.

En este sentido las acciones suscitadas recientemente en el marco de estas fechas conmemorativas, son legítimas expresiones de la clase trabajadora, sectores populares y pueblos originarios, que se producen cuando la dictadura se prepara para la siguiente etapa para consolidar el control sobre el poder Estatal, por tanto es de destacar su importancia al ser independientes del Gobierno, quien mediante sus dirigentes quienes están al frente de organizaciones sindicales y populares, ha buscado desmovilizar y aplacar cualquier expresión de lucha reivindicativa.

La lucha por un sistema justo de pensiones          

Ha habido diferentes plataformas y espacios para coordinar la lucha por la derogatoria del SAP, y por un sistema público de pensiones donde haya participación directa de la clase trabajadora en su administración, por ejemplo en el 2017 la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS), presentó una reforma al SAP, que implicaba la creación de un Instituto Autónomo de Previsión Social, bajo administración de trabajadoras y trabajadores. Acertada o con errores, esta propuesta destaca por haber sido expresión colectiva de las organizaciones aglutinadas en la CSS, la propuesta se enfrentó a la del Gobierno de ese entonces (Cerén-FMLN), y de la derecha que se basó en la defensa de las Ahorradora del Fondo de Pensiones (AFP), al final de estas últimas salió un sistema mixto de pensiones.

Un 27 de septiembre de 2019 se daba la primera Marcha Negra, el 22 de octubre, es decir, un mes después se hizo público el nacimiento del Movimiento No Más AFP El Salvador, como el nombre lo indica en este espacio se elevabaron reivindicaciones por pensiones justas, lo que implicaba, valga la redundancia la derogatoria del SAP y la creación del Instituto nacional de Previsión Social (INAPS), siendo el dirigente más destacado Roswal Solorzano del Sindicato de Trabajadores del Órgano Judicial (SITTOJ), quien en ese momento expresó: ´’No queremos más parches, para querer darnos anestesia local al pueblo trabajador, estamos demandando a los diputados que se derogue la Ley SAP y con ello lo que dio vida a las AFP’’. Quien habría imaginado que este señor sería parte del grupo de dirigentes que han sido apaga fuegos, su mayor logro ha sido que la propuesta de reforma al SAP del Gobierno no desate rechazos contundentes, principalmente desde esa instancia.

El 27 debemos despojarnos de toda pasión política e ideológica, tenemos un compromiso mayor el cual es pensiones justas, derogar al SAP es posible, para ello es necesario la unidad de la clase trabajadora, que la Mesa de Trabajo por Una Pensión Digna (nacida en 2018) se constituya como un espacio de participación de debate y discusión abierto para la clase trabajadora.