A+ A A-

EL SALVADOR.- ¿A quién beneficia la candidatura de Bukele-GANA?

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

 

Por Miguel Perez

El pueblo salvadoreño está a pocos meses de elegir al nuevo presidente y vicepresidente de la república. La fecha señalada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para las votaciones será el 3 de febrero del 2019 en primera vuelta, y si ninguno de los partidos en contienda obtiene el 50% más uno de los votos válidos emitidos, la segunda vuelta se realizaría el 10 de marzo del mismo año.

Pero antes de la realización de las elecciones generales, la Ley de Partidos Políticos ordena   realizar elecciones internas, para que las bases de los partidos políticos, mediante votación, decidan cual es el candidato que competirá en la contienda electoral.  En estas elecciones presidenciales del 2019, por primera vez los candidatos de la actual contienda electoral fueron escogidos en elecciones internas. De manera obligatoria, todos los partidos políticos inscritos convocaron a elecciones internas, pero existen algunos que no lo hicieron, debido a que van en coalición con otras fuerzas políticas, o por haber sido cancelados por el TSE como es el caso de Partido Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS), tres agrupaciones: el Partido Social Demócrata(PSD), el Partido Cambio Democrático (CD) y el Partido Salvadoreño Progresista (PSP).

De hecho, ya estamos en campaña electoral, por ello es necesario analizar los diferentes procesos de elecciones internas y las candidaturas resultantes en cada uno de los principales contrincantes.

Alianza Republicana Nacionalista (ARENA): marcado ausentismo

ARENA tiene un total de 122,364 personas inscritas como miembros, siendo el más numeroso de todos los partidos del régimen. Durante del proceso de elección interna, el COENA depuró el listado de los aspirantes dejando solo tres de los cinco precandidatos inscritos, lo que no fue bien visto por Rafael Montalvo quien cuestionó el proceso.

De los tres precandidatos que compitieron, Carlos Callejas fue quien más votos obtuvo, con un total de 34,670 votos que representa el 60.8 % de los votos válidos. Callejas era el preferido por el COENA, no así por las bases de ARENA. En realidad, el ausentismo fue el ganador, ya que de las 122,364 miembros solo asistieron 58,874, lo que representa solo un 48.11 %. Además, hubo un total  de 1,292  votos nulos   y 559  votos en blanco, lo que mostró un rechazo a la forma como el COENA manejó el proceso electoral interno. ARENA busca como aprovechar el desgaste del FMLN, utilizó el debate interno de sus precandidatos como parte de una campaña electoral adelantada, lo cual fue sancionado por el TSE.  

Carlos Callejas lleva como candidata a la  Vicepresidencia a  Carmen Aída Lazo, militante del Partido de Concertación Nacional (PCN), quien fue ratificada como  candidata única en las internas de esa agrupación, con  6,030 votos a favor, de un padrón conformado por 8,213 miembros.

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN): el “ungido” fue vencido

El proceso de elecciones internas no es nada nuevo para las bases del FMLN. En procesos electorales anteriores, la burocracia dirigente del FMLN siempre les negó a las bases la capacidad de decisión. Sin embargo, en esta ocasión la mayoría de la cúpula dirigente se había decantado por Gerson Martínez, decisión que fue cuestionada por una parte de la dirección y las mismas bases. Al final, se produjo una rebelión de las bases, las que se inclinaron por el precandidato Hugo Martínez, quien ganó las internas con 20,259 votos, mientras Gerson Martínez obtuvo 7,845 votos. De un total de 39,467 afiliados, asistieron a las internas 28,254 (71.59 %). El nivel de participación de las bases del FMLN (71.59 %)., superó el nivel de participación de las bases de ARENA (48.11 %).

La participación del precandidato Hugo Martínez fue novedosa, reflejó la crisis interna del FMLN. La cúpula dirigente, muy cuestionada, dejó participar a Martinez para mostrarse más democrática, sobre todo después de la derrota electoral sufrida en las elecciones legislativas y municipales. Con ello pretendió recuperar la confianza de sus militantes, pero las bases dieron una amarga sorpresa a la cúpula partidaria, aunque de manera contradictoria, con el resultado de las elecciones internas, el FMLN logró evitar una crisis mayor.

Karina Sosa fue ratificada como candidata única a la vicepresidencia en las internas con un total 21,197 votos.

Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA): Bukele vrs. Salgado

GANA es un partido que se autodefine de centro derecha, conformado en el año 2010 por una disidencia de ARENA. GANA fue parte del Movimiento Unidad (GANA-PCN-PDC) que en el año 2014 lanzó la candidatura presidencial de Tony Saca, el mismo que ahora está siendo enjuiciado por desvió o robo de 300 millones de dólares del erario público durante su mandato presidencial (2004-2009).

Después de muchos bandazos políticos, Nayib Bukele fue el ganador en las elecciones internas de GANA, El candidato ganador a la vicepresidencia fue Félix Ulloa, quien obtuvo 1,863 votos de un total de 2,062 votos válidos. Estas fueron las elecciones internas en las que hubo mayor ausentismo, ya que de un total de 10,209 personas inscritas solo asistieron a votar 2,062 (20.2 %).

Este ausentismo se debió en parte a la imposición de Bukele a último momento. La incorporación de Bukele como candidato es atribuida a Herbert Saca, quien ha sido señalado como una de las personas más influyentes dentro de GANA. Esta imposición de Bukele  no fue del agrado de Will Salgado, quien desistió  como precandidato.  La popularidad de Bukele no fue lo suficiente para mover las bases de GANA, un partido de derecha cuyos principales referentes ideológicos han sido el discurso radical-represivo contra las maras y las pandillas.

VAMOS

Este partido, de reciente creación, se define como un partido de centro, participará por primera vez en elecciones presidenciales. Sus candidatos, Josué Alvarado y Roberto Rivera Ocampo, para presidente y vicepresidente respectivamente, fueron ratificados 489 (98.99 %) votos de un total de votos validos 494, de un total de 810 personas inscritas.

Convertir las elecciones internas en elecciones primarias

La obligación de realizar elecciones internas si bien significa un avance, no ha logrado una verdadera democratización interna de los partidos. En la mayoría de casos las elecciones internas solo sirvieron para legitimar y legalizar las propuestas impuestas por las cúpulas a las bases, salvo el caso del FMLN que hemos analizado. En muchos casos, los militantes que no gozaban del apoyo de las cúpulas no lograron inscribirse y más bien fueron sacados del proceso interno.

Se debe exigir una mayor transparencia y democracia en el proceso de elección de los candidatos, las elecciones internas deben ser abiertas a toda la población, y no solo deben participar los miembros de los partidos, de esta manera las elecciones internas deben convertirse en elecciones primarias, donde las personas, independientemente de la filiación partidaria, puedan votar por los candidatos de otros partidos.

Nueva coalición de derecha

Los partidos de derecha, defensores de los intereses de la oligarquía y la burguesía tradicional, han logrado conformar una coalición electoral encabezada por ARENA, DS, PCN y PDC, denominada “Alianza por un Nuevo País”. Esta vez, los partidos de derecho no quisieron cometer el error de las pasadas elecciones presidenciales, cuando PCN y PDC formaron una alianza con GANA obteniendo 307,603 votos, dividiendo en los hechos el voto de derecha, y con ello el FMLN se garantizó un pase a la segunda vuelta que le permitió ganar las elecciones por escaso margen.

Bukele: ¿víctima de la antidemocracia o táctica para dividir el voto de derecha?

El actual sistema político-electoral en antidemocrático. El bipartidismo ARENA-FMLN juega a su conveniencia. Cuando le conviene mantiene con vida a los partidos minoritarios, en caso contrario procede a su cancelación, como ha sido el caso de CD y PSD.

Bukele se ha presentado como el redentor del pueblo salvadoreño, lanzando duras críticas al FMLN y ARENA, lo que ha permitido ganar mucha popularidad hasta convertirse en la esperanza o alternativa para las elecciones del 2019. Esto ha preocupado al FMLN y ARENA. Antes de su postulación como candidato de GANA, Bukele logró atraer a sectores inconformes, sobre todo provenientes del FMLN.

Después de su expulsión del FMLN, Bukele hizo publica sus aspiraciones a participar en las elecciones presidenciales del 2019 a través del frustrado partido “Nuevas Ideas”. Nos queda la duda si en realidad los promotores de “Nuevas Ideas” no pudieran prever que no lograrían de inscribir  a tiempo dicho partido, o si se trató de una táctica para inscribirse a último momento,  mientras lograba montarse en el aparato electoral de GANA. Si Bukele hubiera mantenido el perfil de izquierda inicial, le hubiera quitado votos al FMLN, pero montado en el caballo derechista de GANA no hay duda que juega a ganarse una parte del voto de la derecha, y con ello debilita las posibilidades de triunfo de la “Alianza por un Nuevo País” en primera vuelta. Y si hay segunda vuelta, existe la posibilidad de una coalición entre el FMLM y GANA. Así está el panorama electoral   

La candidatura Bukele-GANA buscan consolidar una alternativa de “derecha popular” como ellos mismos se autodenominan, con lo cual reemplazar a la vieja derecha de ARENA. El surgimiento de una nueva opción de derecha debilita a ARENA, y le da una bocanada de aire fresco al FMLN.

Share