08202022Sáb
Last updateLun, 15 Ago 2022 7pm

EL SALVADOR.- Una amenaza se cierne sobre los trabajadores públicos

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Reunión con el FMI

Por German Aquino

El gobierno del FMLN enfrenta una crisis fiscal, a la cual busca darle una salida, para ello junto a organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), están realizando una serie de estudios de los cuales se derivan medidas que buscar reducir el gasto público a costa de los trabajadores públicos, a ello se une también los llamados del tradicional empresariado salvadoreño quienes consideran un gasto las inversiones y los pagos realizadas a los trabajadores de salud y educación.

Gobierno busca contener gasto público

El gobierno del FMLN por lado dice estar con los trabajadores públicos, a la vez busca como medida de contención controlar las organizaciones sindicales, pero por otra, está realizando estudios con la finalidad de reducir el gasto público, lo cual afectara a los trabajadores públicos y a la población en general.

Según estudio realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) del 2008 y 2014, el Estado contrató a 41,000 empleados adicionales. De ellos, solo el 55 % fue para salud, educación y seguridad, actualmente son aproximadamente 200,000 empleados estatales. Según Mauricio Choussy economista y expresidente del Banco Central de Reserva (BCR) basándose en los resultados del informe “Gasto en salarios gubernamentales: Análisis y desafíos”, elaborado por un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Considera que “El pago de salarios, bonificaciones, prestaciones, horas extra, canastas alimenticias y otras retribuciones en especie para los empleados del sector público en El Salvador representa un gasto equivalente al 9 % del Producto Interno Bruto (PIB)” (EL MUNDO.20/05/15), al hacer la relación con el PIB y los gastos los economistas consideran que los gastos son altísimos, siendo sus recomendación principal implementar medidas que reduzcan dichos gastos, ello implica recortar muchas de las prestaciones que actualmente gozamos los trabajadores públicos, así mismo continuar contratando o manteniendo plazas por servicios profesionales en los cuales la persona que trabaja no tiene mayores prestaciones ni estabilidad laboral.

Ahorro público en detrimento de los trabajadores

El informe “Gasto en salarios gubernamentales: Análisis y desafíos”, elaborado por un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI)…fue elaborado a petición del ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, con el fin de identificar medidas para contener el gasto público en salarios…propone una serie de medidas que podrían permitirle al país, un ahorro equivalente al 2.3 % del PIB en el año 2020 en el rubro de remuneraciones. Así, si el Gobierno decidiese suspender la aplicación del escalafón de salud, podría ahorrarse 0.8 puntos del PIB, mientras que suspender los salarios más altos del sector salud podría representar una reducción de 0.6 puntos del PIB. Por otra parte, congelar los bonos, remuneraciones en especie y otras prestaciones podría ahorrarle al país 0.9 puntos del PIB. “Urge además evitar una mayor expansión en el número de plazas”, añade el documento.” (EL MUNDO.20/05/15). Las recomendaciones ya han sido dictadas solo falta que el gobierno las haga realidad.

Salud y educación en la mira

No es casual que los trabajadores se salud y educación se mantengan en constante lucha y que los representantes sindicales que buscan mantener su independencia de clase con respecto al gobierno de turno sean víctimas de medidas represivas quienes por mantenerse firmes en la lucha en defensa de los intereses de los trabajadores son tildados muchas veces por el gobierno de ser de derecha.

El informe realizado por FMI señala que en los últimos años en el sector salud se ha dado un aumento del gasto en salarios, lo cual es debido “al cambio en el modelo de provisión de servicios de salud a la población, pues desde 2009 el enfoque priorizó que “la salud se considera un bien público que debe ser suministrado por el Estado”. Así, el personal del MSPAS aumentó 30 %, pasando de 22,483 empleados en 2007 a 29,290 en 2014…planteando también que “la política remunerativa del MSPAS es excesivamente onerosa, lo que la hace potencialmente explosiva desde el punto de vista fiscal” y los parámetros del aumento salarial establecidos en la Ley de Escalafón, emitida en 1994 bajo el Decreto Legislativo 834 y que norma los aumentos salariales del sector salud, son anacrónicos al no corresponder al actual contexto macroeconómico” (EL MUNDO.20/05/15). Respecto al sector educación plantea un aumento del gasto sobre todo en materia de remuneración.

Unidad y lucha de todos los trabajadores públicos

Existe el riesgo que el escalafón de los trabajadores del ministerio de salud, así como otras de las pocas prestaciones actuales que gozamos los trabajadores de las diferentes instituciones del Estado sean quitadas por el gobierno, por lo cual todos los trabajadores públicos junto a las organizaciones sindicales debemos buscar la unidad de acción y pronunciarnos en contra de todas las medidas que afecten a los trabajadores públicos.

Debemos exigir que los trabajadores que se han sido contratados por servicios profesionales pasen a ser contratados a plazas fijas

El pueblo también será afectado

Si bien en los últimos años se ha dado un aumento de trabajadores públicos, muchos de estas plazas son justificables, sobre todo cuando corresponden a plazas operativas, al momento de apertura nuevas plazas estas deben ser dadas por capacidad y no en pago por favores políticos.

Los planes de ahorro que el gobierno realice a costa de los trabajadores impactara negativamente en la población, agudizándose la crisis por la cual atraviesa las aéreas de salud y educación; ya que contrario a lo que manifiesta los organismos financieros internacionales actualmente en materia de personal operativo a nivel de salud existe un déficit entre personal y paciente, lo que muchas veces lleva a que el paciente no se atendido en el oportuno momento creándose una inconformidad por la atención prestada, por la otra parte también el trabajador se ve afectado por la sobre carga laboral.

Share

Comentarios potenciados por CComment