12142019Sáb
Last updateMié, 11 Dic 2019 7pm

EL SALVADOR.- La emblemática lucha de los médicos del Hospital Rosales

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por German Aquino

Entre los meses de septiembre y octubre del presente año, a nivel de los empleados públicos se han dado luchas, las cuales en muchos casos coinciden con la discusión y la aprobación del presupuesto general de la república por parte de los diputados.

Para el presente caso abordaremos las luchas a nivel de los trabajadores de la salud, específicamente la lucha que libran los médicos del Hospital Nacional Rosales.

El sistema de salud refleja intereses de clase

La atención médica hospitalaria en El Salvador es brindada por el sector público y el privado. El primero está conformado por el Ministerio de Salud Pública, el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación de Inválidos (ISRI), Instituto de Bienestar Magisterial, Batallón de Sanidad Militar y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Mientras en el segundo sector están las instituciones privadas no lucrativas, y las lucrativas, que son empresas privadas dedicadas a la venta de servicios médicos hospitalarios que generan grandes ganancias a sus dueños, lo cual es producto de la mercantilización de la salud y de la sobreexplotación que hacen de los trabajadores. En el sector privado lucrativo se pueden ubicar los consultorios médicos privados en donde dependiendo del nivel de especialización, así son los precios que se cobran.

La problemática laboral que estamos analizando en el presente es la que se está realizando en el Ministerio de Salud Pública, el cual fue creado en el año de 1900 con el nombre de Consejo Superior de Salubridad. En ese entonces sus actividades eran realizar “…estadísticas médicas, saneamiento de zonas urbanas, inspecciones de víveres, higiene de rastros y mercados, construcción de cloacas y sistemas de aguas servidas, obligatoriedad de instalar letrinas, lucha contra los mosquitos, visitas a establos, fábricas y beneficios de lavar café” (http://www.salud.gob.sv). A lo largo de los años esta institución ha recibido diferentes nombres, hasta llegar al actual que es Ministerio de Salud y tiene como misión ser “… la instancia del Estado rectora en materia de salud, que garantiza a los habitantes de la República de El Salvador la cobertura de servicios oportunos e integrales, con equidad, calidad y calidez, en corresponsabilidad con la comunidad, incluyendo todos los sectores y actores sociales, para contribuir a lograr una mejor calidad de vida” (http://www.salud.gob.sv), lo que está lejos de cumplirse.

Deficiente infraestructura y desfase tecnológico

El VI Censo de Población y V de vivienda realizado en el 2007 por DYGESTIC, dio como resultado que la población total en El Salvador era de 5,744,113; de estos, 3,598,836 corresponden al área urbana mientras que 2,145,277 a la rural; la fecha dicha cifra ha aumentado. Más del 70% de esta población tiene que ser atendida por el Ministerio de Salud y más del 20%, sobre todo el sector de trabajadores, es atendido por Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Para atender la demanda de la población, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), en 2009, en materia de infraestructura “…tenía 377 unidades de salud, 159 casas de la salud, 47 centros rurales de nutrición, 11 hogares de espera materna.” En el Segundo y Tercer Nivel “…Los Hospitales públicos…son treinta; de ellos sólo tres ostentan la categoría de tercer nivel, dos hospitales son regionales, doce son hospitales departamentales y trece son municipales…” (Informe de Labores 2009-2010. MSPAS).

Para el 2014 “…En el Primer Nivel de Atención se ha incrementado la capacidad instalada pasando de 377 Unidades de Salud en el año 2009 a 708 Unidades Comunitarias de Salud Familiar (UCSF) en el 2014, categorizadas en: 376 UCSF Básicas, 294 Intermedias y 38 Especializadas, de las cuales 7 UCSF se instalaron en el periodo del presente informe, entre estas, 2 son Ecos Especializados: Ciudad Mujer San Miguel y Morazán. También se incrementaron los Hogares de Espera Materna de 3 a 16…y lo novedoso es el funcionamiento de…520 Equipos Comunitarios de Salud Familiar de los cuales 482 son Ecos Familiares y 38 Ecos Especializados…A nivel hospitalario, se cuenta con 30 hospitales categorizados de la siguiente forma: 11 hospitales básicos,…14 hospitales departamentales…2 hospitales regionales y 3 hospitales de referencia nacional para pacientes de alta complejidad…” (Informe de Labores 2013-2014. MINSAL).

Si bien es cierto el primer gobierno del FMLN realizó mínimas mejoras en la infraestructura, estas han sido insuficientes; agregado a ello está la falta y modernización de equipos e instrumentos médicos hospitalarios, así como de insumos y medicamentos, siendo necesario exigir al actual gobierno mayor inversión. Solo basta ver un quirófano del Hospital de Diagnóstico y uno del Hospital Rosales, evidenciándose abismales diferencias. Cabe preguntarse entonces ¿es que el pueblo salvadoreño no tiene derecho a este tipo de atención médica hospitalaria?

Los recursos humanos son la base del sistema de salud

Si analizamos la cantidad de personas que corresponde atender al MINSAL y los recursos disponibles, vemos que existe un déficit. Al respecto, el informe de labores 2013-2014 del MINSAL refiere: “…se ha continuado incrementando el número de personal en salud y administrativo, pasando de 22,266 en 2008 a 30,263 a abril 2014, con un aumento de 7,993 recursos…”. Este déficit representa una sobrecarga laboral para las personas encargadas de cuidar la salud del pueblo salvadoreño; es de agregar en estos recursos se ubican médicos que están contratados por horas.

El mismo MINSAL señala “…se ha continuado desarrollando los estudios de climas laborales…Como factores que aun representan un reto y han sido ponderados con puntajes más bajos y por tanto afectan directamente al ambiente laboral; están: estrés laboral, riesgos en el lugar de trabajo, prevención de la violencia laboral y relaciones laborales” (Informe de Labores 2013-2014 del MINSAL). Agregado a ello está la falta de salarios acordes al costo de la vida, inestabilidad laboral como producto de la vinculación laboral por Contratos o compra de servicios profesionales.

Al hablar de los trabajadores de salud también se debe tener en cuenta aquellos recursos no profesionales que si bien no dan una atención médica hospitalaria, sin su trabajo dicha atención no podría darse. Entre éstos tenemos los trabajadores de servicios generales como lavandería, cocina, limpieza, etc., cuya modalidad actual es la compra de dichos servicios a empresas privadas, las cuales pagan míseros salarios sus trabajadores, quienes se mantienen en una total inestabilidad laboral.

El déficit entre la fuerza laboral y la demanda de atención médica hospitalaria es producto de las políticas de Estado, que niegan a la contracción de trabajadores, a pesar de que en El Salvador se cuenta con dicho personal, formado en las diferentes instituciones educativas.

Son estas deficiencias y la defensa de las pocas prestaciones las que llevan a las constantes luchas en los centros de atención medica hospitalaria del MINSAL.

Por qué luchan los médicos del Hospital Rosales

Las autoridades de Salud quieren desvirtuar la lucha de los médicos del Hospital Rosales haciendo ver como que la lucha es debido a la imposición de la marcación biométrica, cuando en realidad éste ha sido el detonante. Otra forma de desvirtuarla es mediante la vinculación política partidaria, lo cual es falso; ya vemos cómo las mismas autoridades de salud en sus informes anuales han reafirmado la falta de un verdadero sistema de salud y la falta de condiciones que permitan una verdadera atención médica hospitalaria al pueblo salvadoreño. En realidad, los médicos del Hospital Rosales junto a su sindicato han luchado para exigir las condiciones (equipo, insumos, medicamentos, recursos, infraestructura, etc.) que permitan una atención médica hospitalaria de calidad a todos los usuarios.

Lo anterior no ha sido bien visto por las autoridades de salud, quienes han desplegado todo el aparato represivo del sistema burgués. A la fecha, los médicos denuncian el "desinterés" de parte del director del hospital, Mauricio Ventura, para resolver los problemas, por lo cual piden su destitución. La respuesta ha sido amenazas e insultos contra los representantes del gremio médico y del sindicato, criminalización de la lucha por parte de las autoridades, quienes han recurrido a denunciar ante la Fiscalía a los médicos en lucha, elevadas metas de trabajo, arbitrariedad en la marcación biométrica ya que no es todos los hospitales que la exigen, etc.

Todos a solidarizarnos con los médicos del Hospital Nacional Rosales

Las deficiencias en la atención médico hospitalaria, como lo son la falta de medicamentos, largas horas de espera para ser atendido, etc., no son responsabilidad de los trabajadores (médicos, enfermeras, etc.). Dichas deficiencias son responsabilidad del Estado y de quienes lo administran. Existen ciertas organizaciones que en el pasado tenían claridad al respecto, pero que ahora se han plegado al gobierno, razón por la cual y bajo el supuesto de defender al usuario se opone dichas acciones de protestas realizadas por los trabajadores de salud.

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) se solidariza con la justa y ejemplar lucha librada por los médicos del Hospital Rosales. A la vez condena la criminalización de las luchas por parte de las autoridades del MINSAL, que es realizada con el consentimiento implícito del gobierno del FMLN y de Sánchez Cerén.

El PSOCA llama a la unidad en acción de todos los trabajadores y sindicatos del sector salud y a la conformación de comités de solidaridad con la lucha de los médicos.

Share

Comentarios potenciados por CComment