09232019Lun
Last updateDom, 22 Sep 2019 7pm

HISTORIA.- 15 de Noviembre de 1927: Stalin expulsa a Trotsky del PCUS

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Trotskyist_Left_Opposition-1927

Por Maximiliano Cavalera.

En el mes de Octubre de 1917, acontece uno de los eventos más importantes en la historia de la humanidad, esa fue la fecha en que triunfa la revolución Bolchevique y los explotados toman el poder del Estado ruso. El escenario más grande que puede existir es el de la historia, en donde los grandes personajes van forjando su reputación al calor de la lucha de Clases. Así fue que las fuerzas motrices de la revolución y contrarrevolución fueron sondando a sus personajes más representativos. En esta ocasión narraremos los acontecimientos que llevaron a la expulsión del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) a uno de sus más grandes exponentes, el líder revolucionario León Trotsky.

Unos años antes.

Los inicios de la década del 20 del siglo pasado fueron muy duros para la revolución rusa y el PC. Un año antes de iniciar la década, fueron asesinados  Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo, quedando derrotada, y por ende, aplazada la revolución social en el occidente. En 1923 es derrotada nuevamente la revolución en Alemania, y a inicios de 1924, muere Lenin. Estos acontecimientos tan desastrosos, son acompañados con el fortalecimiento interno de un sector del partido comunista que se comienza a enraizar en el poder. Este sector es llamado la burocracia del partido, y lo son: “Los funcionarios y el ejército permanente —escribe Lenin—, son ‘parásitos’ en el cuerpo de la sociedad burguesa, parásitos engendrados por las contradicciones internas que desgarran a esta sociedad, pero son precisamente estos parásitos los que le tapan los poros.” (La Revolución Traicionada, León Trotsky)

Esta casta dirigente se enraizó en la Rusia soviética y fue desplazando a los mejores dirigentes del partido Comunista, para 1924 existían tres sectores del partido que luchaban incesantemente, estas alas eran: la derecha liderada por Bujarin, el centro se encontraban Stalin, Zinoviev y Kamenev y el ala izquierda liderada por Trotsky. Pero las condiciones barbáricas de Rusia, el debilitamiento del movimiento obrero mundial fueron fortaleciendo a Stalin y su burocracia.

Decapitación del Ejército Rojo

En 1925 la burocracia Soviética mantenía una campaña de difamación en contra de la oposición de izquierda y Trotsky. Lo acusaban de ser el “genio” militar que daría un golpe de Estado e instauraría una dictadura personal en contra del PC. Sobre ese hecho el mismo Trotsky dice: “Lo que más temían los epígonos, fuera de las tradiciones revolucionarias de Octubre, eran las tradiciones de la guerra civil, y mis concomitancias con el ejército. Abandoné el cargo sin lucha, y hasta con un cierto suspiro de satisfacción, para desarmar a los adversarios de todas las armas de calumnia“(León Trotsky, Mi Vida)

A pesar de estas reflexiones, muchas personas se preguntan: ¿por qué Trotsky no dio el golpe de Estado y evito la catástrofe Estalinista? Trotsky en mi vida responde de una u otra forma: “La aplicación de la violencia física ha desempeñado siempre y sigue desempeñando un gran papel en la historia de la humanidad. Unas veces, esta violencia es un elemento de progreso, otras veces, de reacción, según la clase que la aplique y los fines a que se dirija. Lo que en modo alguno puede asegurarse es que por medio de la violencia se resuelvan todos los problemas y se remuevan todos los obstáculos. Querer contener por la fuerza de las armas las tendencias de progreso de la historia, es posible. Pero de esto a cerrarles para siempre el paso, hay un gran trecho. Por eso el revolucionario, cuando se trate de luchar por grandes principios, no puede dejarse guiar más que por una norma: fais ce que dois, advienne que pourra.” (Ídem)

Un nuevo Camino.

En mayo de 1925, después de ser removido de la comandancia del ejército, Trotsky es nombrado presidente del Comité de concesiones, jefe de las explotaciones electrotécnicas, y presidente de la Dirección científico-técnica de la industria: “Ningún nexo unía a estos tres cargos entre sí. La elección para ocupar los tres había recaído sobre mí sin que yo me enterara, (…) se trataba de aislarme del partido, de agobiarme de trabajo cotidiano.” (Ídem) En esta nueva empresa, Trotsky se dedica a dar conferencias, escribir libros y folletos colectivizando y desarrollando las experiencias que le brindaba este nuevo trabajo. Pero la campaña de la burocracia no ceso: “Mis adversarios no quisieron, ni podían, aceptar la batalla en este terreno. Desde su punto de vista, la interpretación era esta: Trotsky se ha conquistado una nueva plataforma de lucha. La dirección administrativa de los asuntos electrotécnicos y de los institutos científicos, les traía ahora casi tan desazonados como antes el Comisariado de Guerra y el Ejército rojo.” (Ídem)

El aparato burocrático Estalinista continuo tejiendo sus redes y cada vez se acercaba a su objetivo de aislar a Trotsky, y desarmarlo por completo, a  tal grado que: “La gente que trabajaba en ellos temía por su suerte, o a lo menos, por su carrera” (Ídem) Las condiciones del estos ministerios llevó a la renuncia de Trotsky a la dirección administrativa de los asuntos electrotécnicos y de los institutos técnico-científicos. Pero conservo en el Comité de concesiones.

La Alianza etérea.

Para mediados de la década, en el seno del partido bolchevique se estaba gestando una nueva división y realineamiento de ciertas fuerzas internas. Este fue el caso en que Zinoviev y Kamenev estaban distanciándose del Estalinismo y su burocracia. Las divergencias se presentaban así: “El barco navegaba rumbo a "la independencia nacional, apta para bastarse a sí misma". Los esfuerzos de Zinovief y Kamenef por defender, aunque sólo fuese parcialmente, la orientación internacional, les convertía, a los ojos de la burocracia, en trotskistas de segundo rango. Esto movíales a atacarme con más furia, para, de este modo, hacerse acreedores a seguir disfrutando de la confianza de los burócratas. Pero estos esfuerzos fueron en vano. Los poderes burocráticos comprendían, cada vez con mayor evidencia, que Stalin era carne de su carne. Pronto Zinovief y Kamenef se encontraron enfrentados con él como enemigos, y cuando intentaron llevar en apelación ante el Comité central su pleito, hubieron de convencerse de que Stalin tenía una mayoría inatacable.” (Ídem)

Ante los ataques de la burocracia, a Zinoviev y a Kamenev no les quedaba más remedio que hacer críticas polícas que coincidían con la oposición de izquierda, por ende con Trotsky, lo que les valió el apelativo despectivo de "trotskistas". La alianza entre ambos sectores resultó natural y se estableció un pacto contra la burocracia Estalinista. Aunque diese la impresión, que esta alianza entre los miembros más importantes de la dirección del partido, podría dar fin a la macabra burocracia, esto no pasaría: “La burocracia del partido propendía cada vez más abiertamente a la derecha. En estas condiciones, era pueril pensar que por el solo hecho de unirnos, el triunfo se nos caería en las manos como una breva madura.” (Ídem)

La burocracia expulsa a Trotsky del PCUS.

Desde la alianza, la burocracia no descansó y aprovechó su fuerte más grande, el aparato del partido. Se emitieron órdenes de enviar burócratas a las reuniones de las células obreras, vehículos estacionados frente a las reuniones de la oposición de izquierda, se mandaban activistas para abuchear y silbar en las tribunas, a los representantes de la oposición, es decir, la burocracia se imponía por el terror: “Antes de que la masa del partido hubiera tenido tiempo a averiguar, comprender o decir algo, se la atemorizaba con la perspectiva de una escisión o de una catástrofe. La oposición no tuvo más remedio que emprender la retirada.” (Ídem)

En abril de 1927 se celebra una asamblea del partido, Stalin defendió la alianza  y subordinación del PC chino al nacionalista partido del Kuomintang, cinco días después Chiang Kai shek masacraba a los obreros de Shanghái y al PC Chino. La oposición de izquierda y Trotsky advirtieron del gran error de aliarse con el Kuomintang, este fue un acierto político grande, pero que consolidaba la posición de la burocracia: “para millones de gentes lo importante y lo decisivo no eran los pronósticos, sino el hecho de que el proletariado chino hubiese salido derrotado” (Ídem)

Pero la euforia le había dado un enorme prestigio a la oposición, en una marcha en Leningrado se vitoreaba a los viejos dirigentes bolcheviques, pero la euforia duraría poco: “era evidente que aquel incidente de la manifestación tenía que convencer al clan gobernante de la necesidad de acabar cuanto antes con la oposición, para poner a las masas ante un hecho consumado.” (Ídem)

El 7 de Noviembre se da una marcha en Leningrado donde es secuestrado Zinoviev, unos días después capitularía: “Zinovief acabó por desertar de nuestro campo. Pero no se llevó consigo, ni mucho menos, a todos sus correligionarios. La segunda conversión de Zinovief asestó una herida incurable a la leyenda del "trotskismo". (Ídem) El 15 de Noviembre ya la suerte estaba echada, Trotsky es expulsado del PC de la U.R.S.S y años después, vagaría por el mundo perseguido, él y sus camaradas, por la aberración Estalinista.

Share

Comentarios potenciados por CComment