09262022Lun
Last updateJue, 22 Sep 2022 9pm

* PANAMA: Marcha Nacional y Huelga General el 14 de Agosto

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Sindicatos y organizaciones populares se unen contra gobierno de Martin Torrijos:

Active Image

Marcha Nacional y

Huelga General el 14 de Agosto

Por Emilio Young

No hay mal que por bien no venga”, dice un sabio refrán popular. En los últimos años Panamá se ha convertido en uno de los países con mayor crecimiento económico de América Latina, lo que ha provocado una oleada migratoria de trabajadores de países vecinos como Colombia y resto de Centroamérica. Pero este “boom” no ha traído la felicidad al pueblo panameño, al contrario se ha visto obligado a tomar el camino de la lucha para sobrevivir.

Este crecimiento económico no ha terminado con la pobreza y los salarios miserables, pero ha traído el fortalecimiento de la clase obrera, especialmente del sector de la construcción. Al bajar el desempleo, se han fortalecido los sindicatos y organizaciones populares. No solo han peleado los trabajadores de la construcción, empleados públicos, sino otros sectores sociales como médicos y transportistas.

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Huelgas y más huelgas

Panamá es el país de América Central que mas huelgas registra en los últimos cinco años. El 23 de septiembre de 2003 se produjo una huelga nacional contra la privatización de la seguridad social. A finales de Mayo y comienzos de Junio del 2005 se produjo otra huelga general contra la aprobación de la Ley No 17 que pretendía ampliar la edad de las jubilaciones de 57 a 60 años en las mujeres y de 62 a 65 años en los hombres, entre 2007 y 2015.

En 2006 el Frente de Acción Magisterial (FAM) realizó una huelga nacional de maestros por un aumento de salarios. En agosto del 2007, 40 mil trabajadores de la construcción realizaron una huelga nacional de protesta por los asesinatos de Luiyi Argüelles y de Oswaldo Lorenzo, este último dirigente del poderoso Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares de Panamá (SUNTRACS). En noviembre de 2007, para contrarrestar el alza del combustible, los transportistas de carga internacional de Panamá realizaron un paro de una semana, logrando un aumento del 16% del flete en los viajes hacia Centroamérica.

En diciembre del 2007 se produjo una importante huelga del gremio médico. Esta importante lucha del gremio médico dio origen a la poderosa Comisión Médica Negociadora Nacional (COMENENAL). A mediados de Junio del 2008 se produjo una huelga del transporte urbano de ciudad Panamá, en protesta por el alza de los combustibles y por la construcción de Transmovil (una copia de Transmilenio colombiano), un sistema único de transporte que sustituiría las viejas unidades de los pequeños propietarios y el actual sistema basado en concesiones individuales.

La pelea de los médicos continúa.

Los médicos organizados en COMENENAL continúan batallando contra la aprobación de la Ley de Sistema Único de Salud que los obligaría a trabajar más horas por menos dinero, lo que ha obligado a cercarse a otras organizaciones como SUNTRACS, el Frente Nacional de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESO), el FAM, y las diferentes organizaciones de transportistas.

En septiembre se reiniciará el periodo de sesiones de la Asamblea Legislativa y uno de los puntos de agenda a discutir es el proyecto de Ley del Sistema Único de Salud, cuyas fuentes de financiamiento aun no están claras. COMENENAL ha amenazado con una huelga general en los hospitales y en la Caja de Seguro Social (CSS) si se aprueba dicho proyecto de ley.

Transportistas también

A comienzos de Julio el Movimiento de Bases de Transportistas y Usuarios (MBTU) anunció que realizaría una huelga general del sector transporte en todo el país. Este fue el llamado que desencadenó los acontecimientos. FRENADESO se ha convertido en la organización aglutinante de este ascenso obrero y popular contra el gobierno de Torrijos.

FRENADESO ha levantado un plan de lucha que contempla un aumento general de salarios a los trabajadores, la congelación de los precios en la canasta básica y del combustible, mayor seguridad en las aulas escolares y mantienen su rechazo contra el proyecto Tránsmovil, al igual que la transformación de los servicios de salud.

Contra la “remilitarización”

Todos los gremios están en pie de lucha. Priscila Vázquez, presidente de la Asociación de Empleados de la Caja de Seguro Social (AECSS), se pronunció en contra de la “re- militarización” que pretende resucitar al G-2 como órgano de inteligencia, y por la defensa de las libertades “democráticas y sindicales (La Estrella de Panamá 09/07/08)

A pesar que el oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD) controla la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Electoral, y ante el continuado ascenso obrero y popular que sacude a Panamá, el presidente Martin Torrijos está afanado en imponer la “remilitarización” por la vía del decreto ley, aprovechando el receso de la Asamblea Legislativa.

Uno de los organismos que Torrijos pretende revivir es el temido G-2, que fue el órgano de inteligencia de las diferentes dictaduras militares, encargados de reprimir a la izquierda y organizaciones populares opositoras.

Las instituciones de la actual democracia burguesa, impuesta por la invasión militar norteamericana en 1989, están resultando ineficaces para detener el poderoso ascenso obrero y popular. Antes de finalizar su periodo presidencial (2004- 2009), Torrijos está preparando una reforma reaccionaria del régimen político, enfatizando aun más en los poderes del presidente de la república, creando un régimen bonapartista asentado en la Guardia Nacional. Al mismo tiempo, esta preparando los instrumentos para reprimir, primero selectivamente a la dirigencia sindical y a la izquierda, y posteriormente, si no logra detener las movilizaciones, a los sindicatos y demás organizaciones populares. Este endurecimiento del régimen a nivel de Panamá coincide, en el plano internacional, con el Plan Mérida auspiciado por el imperialismo norteamericano.

Nace la Coordinadora por el Respeto a la Vida

El encuentro de dirigentes de 18 organizaciones populares se realizó el 12 de julio en la Universidad de Panamá, y al día siguiente en conferencia de prensa dieron a conocer la convocatoria de una manifestación nacional contra el gobierno, para el próximo 14 de agosto, preludio del desencadenamiento de una huelga general de 24 horas en Panamá.

Esta nueva huelga general fue convocada por FRENADESO y es apoyada por SUTRANCS, FAM, AECSS, MBTU, COMENENAL, la Asociación de Empleados de la Caja de Seguro Social y la Federación Auténtica de Trabajadores (FAT), la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI), la Asociación de Profesores de la República de Panamá (ASOPROF), solo para citar a los gremios más importantes.

De ese encuentro, surgió un nuevo organismo que refleja la unidad de acción en la lucha de los diferentes sectores sociales, contra la política económica del gobierno de Martin Torrijos: La Coordinadora por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo, quien tiene bajo sus manos la responsabilidad de organizar la próxima huelga general.

Genaro López, secretario del SUNTRACS, declaró que la manifestación y la huelga general están siendo convocadas bajo el siguiente plan de lucha, de reivindicaciones mínimas y de defensa de las libertades democráticas, aprobado en el encuentro de dirigentes populares: “detener los procesos de privatización de la salud, la educación, el transporte y el agua; detener la devastación del medio ambiente (actividad minera, hidroeléctricas, represas, venta de manglares y ríos, construcciones que no consideran el ordenamiento urbano, entre otros); rebaja y congelamiento de precios de los artículos básicos y servicios de primera necesidad, así como un aumento general de salario y pensiones; rebajar los sueldos y emolumentos del presidente, ministros, directores, magistrados y diputados; justicia para los envenenados y calcinados, para los obreros asesinados por el sicariato y para los estudiantes del Instituto Nacional”. (La Estrella de Panamá 20/07/08)

Todos contra el gobierno

Pocas veces en la historia de Panamá se registra una amplia y combativa unidad de acción de las diferentes organizaciones gremiales y populares. En la próxima jornada de lucha, la Coordinadora por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo puede y debe convertirse en un verdadero organismo de poder, capaz de frenar las pretensiones del gobierno, conservando su actual conformación y organización democrática.

Los trabajadores y jóvenes panameños debemos apoyar este gran esfuerzo unitario, participando activamente en las movilizaciones y en la próxima huelga general que puede cambiar definitivamente el rumbo y el futuro político de Panamá.

Share

Comentarios potenciados por CComment