11162018Vie
Last updateMié, 14 Nov 2018 8pm

NICARAGUA.- Adolfo Zamora: Un masayense que fue representante de León Trotsky

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

 

Por Francisco-Ernesto Martínez

Revista de Temas Nicaragüenses

No. 114 - Octubre 2017 -

Adolfo Rogelio Zamora Padilla nació en Masaya, el martes 1 de enero de 1907. Hijo de don Francisco Zamora y de doña Dolores Padilla Torrealba.

En su adolescencia se trasladó a México, en donde se bachilleró en Ciencias y Letras. Estudió Leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), graduándose de Abogado y Notario Público. Su hermano Rigoberto, lo apoyó financieramente para que estudiara Economía en Francia. Como ensayista, poeta y prosistas, colaboró desde París, para el año 1928, con la revista literaria Actualidad, de la ciudad de León, Nicaragua, remitiendo artículos y traducciones de cuentos franceses, uno de ellos titulado Apollinaire.

Fue uno de los firmantes, el 14 de septiembre de 1932, del manifiesto de fundación del Partido Autonomista de Nicaragua, que fue organizado en México con objetivo de apoyar la causa de su coterráneo, el general Augusto C. Sandino.

Luego de graduarse, obtuvo un empleo en el Banco Nacional Hipotecario Urbano y de Obras Públicas S.A., de México; al cual representó, en 1938, en el XVI Congreso Internacional de Planificación y de la Habitación; en el que pronunció un discurso que se publicó en la Revista Mexicana de Ingeniería y Arquitectura, número 17, en abril de 1939.

Él y su hermano Francisco fueron miembros de la Cuarta Internacional, establecida en un congreso de delegados en París, 3 de septiembre de 1938; que fue una organización de partidos comunistas seguidores de las ideas del famoso político y revolucionario ruso León Trotsky, de quien Adolfo Zamora fue estrecho amigo y representante legal, con amplios poderes, en México. Y tanta fue la confianza que el ruso tuvo en el masayense que, de hecho, le solicitó fuese el tutor de su nieto Esteban Volkov, a quien, por cierto, Zamora le seleccionó su nombre latino.

También fue miembro del Comité Panamericano, de partidos afines al comunismo, y como tal fue el Director de la revista teórica Clave, con la colaboración de Francisco Zamora, José Ferrel y León Trotsky, quien usó el seudónimo de "Crux", para evitar el cargo de interferir en los asuntos internos de México.

En el Gobierno del Presidente Miguel Alemán, del 1 de diciembre de 1946 al 30 de noviembre de 1952, fue nombrado Gerente del Banco Nacional Hipotecario Urbano y de Obras Públicas S.A.; siendo así, un funcionario clave y uno de los responsables de la adecuada administración de un capital mayor a ciento veinte millones de pesos. Dicho banco había sido fundado en 1933 como una institución de crédito de derecho común, al amparo de una concesión otorgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero con la participación del Estado, con el objetivo de realizar obras y servicios públicos, el desarrollo de industrias de interés nacional y la construcción de viviendas populares.

Cabe destacar que en esa época dirigió la revista Estudios, órgano del Banco Nacional Hipotecario; y también fue director del boletín El Trimestre Económico, en que publicaba la situación y estructura de dicha entidad, y que era publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Bajo su gerencia, el 31 de diciembre de 1946, se promulgó una nueva Ley Orgánica, en la que se introdujeron modificaciones importantes en el régimen de la institución, puesto que se eliminó su objetivo de crédito industrial y se le dio las funciones de Banco Central de los de Ahorro y Préstamo para la Vivienda Familiar e inclusive se le otorgó facultades para actuar también como Institución Bancaria para ese rubro. Tres años después, el 8 de diciembre de 1949, se publicó una nueva Ley Orgánica, con otras reformas significativas para el crecimiento económico.

Así, Adolfo Zamora logró tener una significativa fortuna adquirida con honradez y colaboró financieramente con los movimientos en contra de la dictadura del Gral. Anastasio Somoza García.

Además, participó en campañas de educación sexual y fue impulsor del Premio Xavier Villaurrutia, el cual es un reconocimiento literario mexicano, establecido en 1955 por iniciativa de Francisco Zendejas Gómez, y que se otorga cada año al mejor libro editado en México.

Como no tengo forma de confirmarlo, expongo lo siguiente: En la foto inserta en esta biografía, Adolfo Zamora posiblemente sea el ciudadano cabizbajo, de traje y chaleco, que se encuentra detrás de León Trotsky, quien a su vez se observa dando una declaración ante las autoridades. Esto se puede deducir por cuatro cosas específicas:

1) Como era su abogado y representante legal, debió estar presente en esa entrevista, poniéndole atención.

2) Tiene parecido físico con el joven que se observa a la derecha de la foto, con unos papeles en las manos; el cual debió ser su hermano Francisco Zamora.

3) Ambos personajes, que se suponen Adolfo y Francisco, de hecho, tienen rasgos similares a los de su primo hermano el Dr. Hernaldo Zúñiga Padilla (ver foto en Por la senda abrupta, 1942), así como también de su sobrino en segundo grado Dr. Hernaldo Zúñiga Montenegro, y de sus sobrinos nietos en segundo grado Armando, Aníbal y Hernaldo Zúñiga Gutiérrez.

4) La foto original se encuentra en el archivo del nieto de Trotsky, Esteban Volkov, quien como se ha mencionado tuvo como tutor a Adolfo Zamora, de quien la ha de haber heredado.

Falleció en la Ciudad de México, Distrito Federal, a sus 86 años de edad, el domingo 8 de mayo de 1994.

Valoración:

El connotado ruso León Trotsky en carta dirigida a James Cannon, el 15 de abril de 1938, expresó:

"En mi opinión, la Conferencia Panamericana no debe reconocerlos, sino designar una comisión para la reorganización de la sección mejicana. Pero es necesario enviar un camarada responsable que pueda permanecer aquí al menos dos o tres meses. Mientras más pronto lo manden, mejor. Usted sabe que el proyecto de una revista teórica en español no debe ser, por lo menos al principio, un órgano oficial de la Cuarta Internacional, sino el órgano de un bloque de los integrantes de la Cuarta Internacional con algunos simpatizantes como los hermanos Zamora y otros, con el objeto de proteger a la revista de los intentos de los grupos y pandillas locales. Debe ser organizada no como una revista mejicana, sino latinoamericana bajo el control oficial del Comité Panamericano, que puede designar a Diego (Rivera) y a su representante (Curtiss) como directores de la revista. Tal decisión es muy urgente."

Share

Comentarios potenciados por CComment