12132019Vie
Last updateMié, 11 Dic 2019 7pm

EL SALVADOR.- Urge plan de lucha, unidad en la acción e independencia de clase

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

Por Germán Aquino

El pasado uno de mayo del 2015 la clase trabajadora salvadoreña se movilizó con motivo de la conmemoración del día internacional del trabajo. Fueron dos grandes movilizaciones: la independiente que partió desde la Universidad de El Salvador (UES) hacia la Plaza Libertad y la otra que partió desde el Centro Comercial Metrocentro hacia plaza Salvador del Mundo, la cual también fue nutrida por un bloque de organizaciones que partieron desde la UES.

De metro a la plaza

La movilización que partió principalmente de Metrocentro estuvo conformado por organizaciones agrupadas en la Coordinadora Unitaria Social y Sindical (CUSS), la cual desde sus inicios la conforman el Frente Sindical Salvadoreño, FSS; la Confederación de Unidad de Trabajadoras y Trabajadores de El Salvador, CONFUERSA; la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de El Salvador, CSTS; el Movimiento Popular de Resistencia 12 de Octubre, MPR-12; el Movimiento Patria para Todos, MPT; el Movimiento 5 más, M5+, la Coordinadora Intergremial “Rafael Aguiñada Carranza”, CIRAC; la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador, FEASIES y la Federación Sindical de Trabajadores de los Servicios Públicos, FESITRASEP. Junto a la CUSS marcho un sector proveniente de la UES.

El que la CUSS mantenga una estrecha relación con el partido de gobierno no quiere decir que todas las personas, dirigencias u organizaciones que culminaron su recorrido en la plaza Salvador del Mundo acepten ciegamente la línea del partido o estén de acuerdo con el oficialismo. En dicha movilización también estuvieron presentes representantes organizativos que difieren con el gobierno y que reclaman acciones en beneficio de la clase trabajadora.

Medardo González felicita el antiimperialismo

La movilización que culminó en la plaza Salvador del Mundo tuvo como uno de los puntos principales la participación de la dirección del FMLN y de funcionarios del gobierno, quienes tomaron la palabra. Al respecto, Medardo González, secretario general del FMLN manifestó: “”felicito a las organizaciones y sindicatos por ese trabajo unificador … felicitarlos por la visión amplia, respecto a las transformaciones que el país requiere, pues eso va mucho más allá de reivindicaciones salariales sectoriales, preocupándose por la solidaridad entre pueblos y levantando incluso la bandera del antiimperialismo" (http://www.laprensagrafica.com). La unidad lograda por las organizaciones aglutinadas en la CUSS es de vital importancia, pero debe ser puesta al servicio de la clase trabajadora y de las grandes mayorías, debiéndose establecer una clara independencia de clase respecto al gobierno. La visión más amplia debe mantenerse, pero en estos momentos la CUSS debe levantar como bandera de lucha la exigencia de un aumento de salarios de acuerdo al costo de la vida el cual debe ser igual tanto para los trabajadores del campo y de la ciudad, privados o estatales. Medardo González en esta ocasión felicita por el antiimperialismo, pero en la práctica negocian con el imperialismo y obedecen las recetas de los organismos financieros internacionales, las cuales atentan contra los intereses de la clase trabajadora.

Salvador Sánchez Cerén y su discurso de cambio de modelo

El presidente Salvador Sánchez Cerén dejó claro el posicionamiento del FMLN respecto al capitalismo manifestando: “es tiempo de que ese modelo económico neoliberal que proponen otros (ARENA), se destruya en pro de un nuevo modelo orientado en formar nuestros recursos humanos, porque nuestra riqueza somos los salvadoreños y las salvadoreñas…Las transformaciones implican luchas, hay que hacer una transformación de vida en El Salvador para seguir avanzando ahora tenemos el gobierno, tenemos una clase trabajadora luchadora que está hoy aquí representada" (http://www.laprensagrafica.com). Aunque en su discurso el presidente habla de cambiar el modelo neoliberal, en la práctica el gobierno del FMLN continúa acentuando el modelo neoliberal; si en verdad ahora que el FMLN está en el gobierno quisiera destruir dicho modelo neoliberal, como primer tarea tendría que revertir las privatizaciones de los servicios públicos realizadas en los gobiernos areneros y estatizarlos bajo control de los trabajadores. En realidad no se trata de cambiar el modelo sino de cambiar el sistema capitalista el cual es defendido del gobierno mismo.

El presidente Salvador Sánchez Cerén no solo dio su embaucador discurso, sino además manifestó: “Es importante darnos cuenta que en el sistema de justicia cuatro personas se han puesto sobre la ley. Cómo es posible que cuatro personas se pongan encima de la Constitución, que es la voluntad soberana del pueblo salvadoreño, y ellas cambien -a través de las interpretaciones- cambien y tomen resoluciones… Ya es tiempo que digamos basta, no pueden ser cuatro personas las que decidan el destino de nuestro país”, (http://www.presidencia.gob.sv ). Con dicho discurso el presidente buscó arrastrar a la clase trabajadora a la lucha interburguesa entre la nueva burguesía y la rancia burguesía, la cual después de la derrota electoral de ARENA se atrincheró en la Sala Constitucional, que ha jugado un papel transcendental en dicha lucha. Para que sea el pueblo sea quien verdaderamente decida, los funcionarios o magistrados deben puestos por el pueblo y no mediante un pastel que se reparten en los diferentes partidos desde la Asamblea Legislativa.

La movilización independiente de la UES hacia La Libertad

Esta segunda movilización partió de la entrada principal de la UES hacia el Centro Histórico, siendo su punto de llegada la Plaza Libertad. Esta marcha fue coordinada por la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS), la cual está conformada por organizaciones de trabajadores de la educación, salud, trabajadores municipales, trabajadores privados de maquilas y vendedores. Este año la participación de organizaciones obreras, estudiantiles y políticas, etc. fue masiva, creció considerablemente respecto a otros años, lo que demuestra que muchas organizaciones ya no creen en los discursos de la dirección del FMLN y del gobierno, el cual en tan solo dos periodos ha experimentado un rápido desgaste, lo que se ve en los mismos resultados electorales. Esto plantea la necesidad de construir un nuevo instrumento político de lucha de la clase trabajadora que supere al FMLN.

Por el fortalecimiento de la unidad y un plan de lucha unitario

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a trabajar en el fortalecimiento la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS), la cual debe convertirse en un organismo de lucha de toda la clase trabajadora salvadoreña y del pueblo en general. Así mismo el PSOCA propone un Plan de Lucha Unitario el cual debe contener las siguientes reivindicaciones mínimas:

Aumentos generales de salarios acordes a la carestía de la vida.

Luchar contra los paquetazos de reformas fiscales que afectan a los trabajadores y la clase media por lo cual se debemos exigir que los ricos paguen más impuestos.

Defensa de la seguridad social: opongámonos a la elevación de la edad de jubilación; nuestros hermanos mueren prematuramente por mala atención médica y por pensiones insuficientes que no ajustan para vivir. Se deben revalorizar las pensiones conforme el costo de la vida, y la seguridad social debe cubrir a todos los trabajadores.

Defensa y renacionalización de los servicios públicos (energía, comunicaciones, salud y educación).

Defensa de la educación pública con calidad y gratuita, en todos los niveles, para nuestros hijos.  

Recuperar los servicios de salud para los trabajadores y los pobres. Reforma agraria que acabe con el latifundio y brinde financiamiento barato a los campesinos e indígenas.  

Defensa de las tradiciones, idiomas y cultura de los pueblos originarios, sometidos al hambre y miseria por las políticas discriminatorias.

Luchar contra las empresas mineras e hidroeléctricas que dañan el medio ambiente.

Independencia y democratización de las organizaciones y centrales obreras y campesinas, necesitamos una democratización de los sindicatos, para que las bases decidan cómo y cuándo luchar contra la crisis del sistema capitalista, que nos asfixia a diario.

Unidad de acción de las centrales obreras y campesinas, sindicatos y demás organismo populares de Centroamérica.

Luchar por una nueva independencia política de los países de Centroamérica, esta vez para librarnos de la explotación del imperialismo norteamericano, y de cualquier otra potencia imperialista. La clase trabajadora centroamericana debe convertirse en la vanguardia de la lucha democrática y por una nueva independencia política.

Exigir la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente en cada uno de los países centroamericanos y la convocatoria a una gran Asamblea Constituyente Centroamericana que nos permita reunificar la patria centroamericana, bajo un gobierno de los trabajadores y en rumbo al socialismo.

Share

Comentarios potenciados por CComment