10242020Sáb
Last updateVie, 23 Oct 2020 4pm

COSTA RICA.- ¡MRN y sindicatos deben convocar a la Huelga General contra los acuerdos Alvarado-FMI!

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Jose Rene Tamariz

Las protestas, movilizaciones y bloqueos liderados por el Movimiento Rescate Nacional (MRN), reflejan una nueva situación de la lucha popular en Costa Rica.

En primer lugar, existen diferentes opiniones, planteamientos y caracterizaciones sobre este proceso de protestas. Que son de derecha, anti socialistas, anticomunistas, reaccionarias; otros que dicen que son progresivas; que son un movimiento unitario nacional y otras más.

En segundo lugar, esta es una discusión importante e interesante para el movimiento sindical, popular y revolucionario para extraer las enseñanzas necesarias de procesos de protestas sociales que se van a producir continuamente en el país. Se abre una situación dinámica.

En tercer lugar, es cierto que la dirección política de este movimiento de protesta social y de Rescate Nació no es obrera ni revolucionaria. Los líderes destacados y visibles son José Miguel Corrales, exdiputado y exmiembro del PLN y, Celimo Guido, exdiputado y exmiembro del fenecido partido Fuerza Democrática, antecesor del Frente Amplio. Por ahí también aparece de forma protagónica el líder del sector productivo arrocero y miembro del PLN, Óscar Campos. Entonces, la conducción política del MRN es demócrata pequeñoburguesa por Corrales y Guido. Campos no es de la conducción política del MRN.

Asimismo, los sectores sociales y productivos movilizados son de micro, pequeños y medianos productores diversos arruinados o en proceso de ruina: agricultores, ganaderos, pescadores, coligalleros y otros. Desde el punto de vista sociológico, los sectores movilizados son, principalmente, sectores productivos de la pequeña burguesía, variada. Tanto los sindicatos y los trabajadores movilizados han sido minoritarios: ANEP, ASDEICE, JAPDEVA. No determinan su conducción política. Los grandes sindicatos no han participado.

En cuarto lugar, el programa, pliego de peticiones o propuestas del MRN presentada para negociar con el gobierno de Alvarado es progresivo. Se opone a la venta de activos del Estado; propone impuestos progresivos que paguen más los que más tienen; plantean no negociar con el FMI, así como otras serie de propuestas correctas.

En quinto lugar, la consigna central del movimiento de protesta social de "No Más Impuestos" es contradictorio, puesto que es un planteamiento que coincide con las diversas cámaras empresariales, la UCCAEP y toda la reacción de derecha. Aquí se encuentra la primera gran contradicción del movimiento de protesta social, una gran confusión política y de clase. En necesario diferenciar y diferenciarse planteando no más impuesto al pueblo trabajador y sí más impuesto al capital y a las zonas francas que no pagan impuestos. Esto debería ser educativo. El problema es que la dirección política, por su carácter de clase, no plantea claramente esa diferenciación.

Pero es importante sostener que en esa contradicción entra la contradicción de la competencia entre grupos económicos. Los micros, pequeños y medianos productores se movilizan y bloquean, mientras que el gran capital se opone a ese tipo de movimiento y protesta. Plantean levantar los bloqueos y cierre de vías. La derecha dura y reaccionaria no está con ese movimiento de protesta. Porque sabe que puede ser un boomerang contra ellos.

En sexto lugar, dentro de este movimiento de protesta social también se moviliza un sector antisocialista y anticomunista que creen que el gobierno de Alvarado es "socialista" y "comunista". Que quiere instaurar el "socialismo". Es una posición política demencial, lo más absurda, puesto que Alvarado y sus lacayos son sirvientes a muerte del capitalismo y siervos del imperialismo yanqui.

La protesta social desarrollada y liderada por el MRN en los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre, mediante movilizaciones y bloqueos en decenas de sitios estratégicos, es sin duda alguna una de las más importantes durante el gobierno de Alvarado.

Este gran movimiento de protesta es el resultado de las políticas anti populares, hambreadoras y de miseria provocadas por el gobierno de Alvarado contra la mayoría de diferentes sectores sociales y productivos. Costa Rica es el país que encabeza el primer lugar del desempleo (24,2%) en América Latina; la informalidad se ha incrementado; miles de micro, pequeños y medianos productores se han arruinado; el hambre, pobreza y miseria han subido como la espuma y así sucesivamente las condiciones de existencia de la mayoría de la población han empeorado hasta el paroxismo. A esas terribles condiciones de vida, el gobierno de Alvarado le pretende sumar el paquetazo hambreador y de entrega al FMI, lo cual llevaría a la liquidación casi total del pueblo trabajador.

La respuesta del gobierno de Alvarado al movimiento de protesta ha sido la represión con gases lacrimógeno y encarcelamientos. El gobierno no quiere negociar, sino reventar el movimiento mediante la represión generalizada a los manifestantes. Esa represión fue solicitada al gobierno por la UCCAEP y otras cámaras empresariales y, respondiendo a sus amos, el ministro de seguridad y Alvarado, obedecieron y ejecutaron en la madrugada del día 2 de octubre la represión en diferentes lugares.

Sin duda alguna, aún con todas y sus contradicciones que tiene esta protesta social, el movimiento es altamente progresivo. Su desarrollo lo ha llevado, bajo duras condiciones de sol y lluvias, a enfrentamientos con el gobierno y hacia un avance en la conciencia en la lucha contra el FMI, el gobierno y sus políticas hambreadoras.

Es urgente y necesario exigirles a todas las organizaciones sindicales (APSE, ANDE, SEC, UNDECA, SITROCIMECA y otras) a sumarse de forma activa a este movimiento de protesta social, mediante la declaratoria de una huelga general que le imponga al gobierno la inmediata suspensión definitiva de sus propuestas fondomonetaristas.

Por todas las anteriores consideraciones, considero que hay que participar de forma activa en el movimiento de protesta social encabezado por el MRN, diferenciándose de las posiciones antisocialistas y anticomunistas. Asimismo, llamo a las bases del sindicato de APSE y ANDE, sindicatos a los cuales pertenezco, a que nos sumemos a la resistencia y lucha en curso, única vía para detener los planes hambreadoras y fondomonetaristas del gobierno de Alvarado.

¡No a la Represión de la Protesta Social!

¡Libertad Inmediata para los Detenidos!

¡A Profundizar los Bloqueos!

Share

Comentarios potenciados por CComment