NICARAGUA.- Transnacional B2gold y el gobierno sandinista se imponen sobre los obreros de la mina El Limón


Por Victoriano Sanchez

Nicaragua se perfila como uno de los países más estables de Centroamérica. Pero no debemos engañarnos con las apariencias. Si bien es cierto que hay alguna recuperación económica, y que el gobierno se ufana de haber reducido los índices de pobreza, existe mucha tensión social, producto de la continuidad de un salvaje sistema capitalista neoliberal que se aplica desde 1990.

Si hay un hecho que muestra esa tendencia contradictoria, es la reciente heroica lucha de los trabajadores de la Mina El Limón. Una lucha gremial, por la defensa del convenio colectivo y el fuero sindical, en pocas horas se convirtió en una batalla campal callejera, poniendo al desnudo la fragilidad social de Nicaragua. No hubo puntos intermedios, no hubo posibilidades de negociación, la lucha llevó a una polarización del todo o nada.

Las violaciones al Convenio Colectivo

La baja de los precios del oro ha obligado a la transnacional B2gold a recortar conquistas laborales, siendo la más importante de ellas el subsidio de la energía eléctrica para todos los trabajadores y sus familias, habitantes del poblado.

En Mayo de este año se libró una huelga contra la pretensión de la transnacional de quitar el subsidio a la energía eléctrica. En esa ocasión, los obreros triunfaron. Pero, ahora, nuevamente se libró la batalla con resultados adversos.

B2gold cambió unilateralmente la forma de pago semanal por una forma quincenal, con la salvedad que en una quincena paga el 40% y en la otra el 60% del salario. Retrasó el pago del bono de producción y el subsidio de alimentación, ya que la empresa comenzó a recortar estas conquistas, pagándolas en pequeños abonos.

Sublevación popular

El martes 6 de Octubre, los trabajadores, apoyados por la población, se enfrentaron a las tropas antimotines, en una batalla callejera, con el resultado de varios heridos y un policía muerto.

A partir de ese momento, presenciamos una verdadera sublevación popular, a escala del poblado minero, contra el transnacional B2gold y contra la presencia de la Policía Nacional.

Después de los enfrentamientos del día 6 de Octubre, la Policía Nacional mantuvo la cautela y se limitó a cuidar las instalaciones de la empresa y perseguir a los dirigentes sindicales, que todavía estaban al frente de sus bases, con el objetivo de descabezar el movimiento de protesta.

Captura de dirigentes y activistas

En la noche del 8 de octubre, las tropas especiales de la Policía Nacional lograron capturar, con balazos y golpes, a Humberto Rivas Canales, secretario general del Sindicato Pedro Roque Blandón, afiliado a la Central Sandinista de Trabajadores (CST).

También fueron capturados los activistas sindicales compañeros Ramón Antonio Useda Olivares, Henry Facundo Gómez Quintanilla y César Santos Pulido Centeno. Los capturados fueron enviados a las cárceles de alta seguridad de El Chipote, en Managua, aislando a los capturados de sus familiares y de su comunidad.

La resistencia continuó….

Un obrero resumía así las pretensiones de la empresa: “ Una de las cosas es que le están quitando los beneficios a la población y lo otro es que no quieren emplear a la población de la zona…

En realidad, no era solo el problema del subsidio a la energía eléctrica, sino que quieren tercerizar el trabajo de la mina, con el peligro que trae la introducción de personal inexperto en labores tan especializadas como la minería.

Por eso, la resistencia de la población continuó, a pesar de la presencia de la Policía a la entrada del poblado, requisando todo vehículo que entraba o personas que salían del poblado.

10 puntos del sindicato

Ante el recrudecimiento de la presión policial, el sindicato Pedro Roque Blandón elaboró una exigencia de 10 puntos que dio a conocer a los medios de comunicación: “(…) no a la persecución policial en contra de los trabajadores y la población; liberación de los presos y suspensión de los cargos por parte de la empresa; reintegro de los líderes sindicales a sus puestos de trabajo; la destitución de cuatro funcionarios de B2Gold. El desalojo inmediato de las fuerzas públicas dentro de la empresa, la comunidad y los caminos, la restitución de la paz social y laboral en las comunidades de Mina El Limón, Santa Pancha, empleos para los jóvenes de la comunidad (…)” (La Prensa 14/10/2015)

Asalto final, algunas concesiones y “negociaciones”

Las manifestaciones continuaron casi a diario, toda la semana pasada, hasta que la Policía Nacional, durante los días 17 y 18 de Octubre, aprovechando la desmovilización del fin de semana, procedió a tomarse nuevamente por asalto el poblado, penetrando con violencia en las casas, buscando activistas. Las tropas antimotines rompieron puertas de la Iglesia Católica, buscando activistas sindicales.

Paralelamente, el gobierno sandinista inició una ofensiva con sus ministros,. Buscando como establecer puentes de dialogo con la población sublevada. Todo el aparato del FSLN se concentró en la Mina El Limón.

En el ínterin, la empresa B2glod retrocedió en el tema del subsidio eléctrico, y se comprometió a no suspenderlo, haciendo una concesión, con el objetivo de buscar el inicio de las negociaciones con la población desconfiada

Reapertura parcial de la Mina

El operativo de hacer concesiones, perseguir a los activistas, encarcelar a los principales dirigentes, mientras la Policía Nacional se tomaba el poblado y las instalaciones de la mina, dio sus primero resultados.

La empresa B2glod acaba de anunciar que después de 3 semanas de paros y revueltas, las operaciones de extracción del oro se han reiniciado, lo que aparenta ser una victoria de la patronal y del gobierno. Toda victoria patronal es pírrica porque las condiciones económicas de la minería del oro son cada vez más críticas.

Pablo Venturo especificó que el 95% de los 800 trabajadores han retornado normalmente a sus labores y que el 30% de los alumnos han vuelto a las escuelas y que la empresa B2gold se prepara para pagar el salario y las bonificaciones

¿Y qué paso con la política de consensos?

El gobierno sandinista se enorgullece de impulsar una política de consensos con los empresarios del COSEP, al grado que estableció este postulado dentro de la Constitución. Pero esta política de negociación se aplica solo a los empresarios, no a los trabajadores. Cuando los trabajadores de la mima El Limón, solicitaron dialogo con la transnacional y el gobierno sandinista, la repuesta fueron garrotazos y bombas lacrimógenas. Los obreros siempre pidieron dialogo, pero la empresa se negó rotundamente.

A pesar que Pablo Venturo declaró a los medios de comunicación que la empresa B2gold estaba dispuesta a negociar, en realidad siempre busco acorralar a los trabajadores en lucha, para obligarlos a negociar conforme los intereses de la transnacional. De igual manera, se apoyó en la Policía Nacional que llegó al poblado minero de El Limón, a defender los intereses de la empresa.

Las declaraciones de Bayardo Arce

En una entrevista en el Canal 15, el comandante Bayardo Arce Castaño, principal asesor económico de Daniel Ortega, criticó la lucha de los obreros de Mina El Limón argumentado que el salario promedio de un trabajador en las minas es de 18,000 córdobas (642 dólares), tres veces lo que gana un maestro y todavía, en tono de burla, dijo que todo el pueblo recibía gratis el consumo de energía eléctrica. “Que más le van a pedir a la empresa… Ahí hay “mano pachona” (una mano grande que mueve las cosas) cuando intentas golpear la economía (…) El reclamo es que despidieron a tres sindicalistas, porque estos querían más reivindicaciones sociales, y estaban creando problemas internos, paralizaron la mina, y azuzaron a un montón de gente, y esto no es normal …. Para mí lo que hay es un azuzamiento, lo que le toca averiguar a la Policía. Ya anda en la Mina todo el Gobierno queriendo ayudar” (21/10/2015)

Las declaraciones de Arce pretendieron vincular la genuina lucha obrera a las maquinaciones de los partidos de derecha, algo totalmente infundado y calumnioso.

Aplastamiento y negociación

Una vez que el gobierno sandinista ha cumplido el objetivo de quebrar la huelga de los mineros, encarcelando y procesando penalmente a sus dirigentes, ha iniciado un proceso de negociación con los sindicatos mineros. El día 26 de Octubre, los representantes sindicales se reunieron con la Ministra del MITRAB y el diputado Gustavo Porras. Los dirigentes sindicales solicitaron la liberación de los dirigentes detenidos.

Libertad inmediata a los sindicalistas presos

Indudablemente, una consigna central en este periodo es que el gobierno sandinista libere inmediatamente a los sindicalistas detenidos, y que suspenda el juicio penal en su contra.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos al movimiento obrero nicaragüense y centroamericano, a desarrollar una campaña de solidaridad por la libertad inmediata de Humberto Rivas Canales, Ramón Antonio Useda Olivares, Henry Facundo Gómez Quintanilla y César Santos Pulido Centeno.

Llamamos a los sindicatos mineros de Nicaragua y Centroamérica a no permitir atropellos contra el fuero sindical. De lo contrario, cada vez que surjan conflictos, la transnacional B2gold y el gobierno sandinista, tomaran como rehenes a los dirigentes sindicales, con el objetivo de descabezar el movimiento.

Debemos protestar contra la peligrosa tendencia de criminalizar las luchas obreras y populares, y de calumniar las justas demandas confundiéndolas con las manipulaciones de los partidos de derecha.

Share