NICARAGUA.- Trabajadores cañeros condenados a muerte por IRC

 

Por Alessandro Escobar

El Ingenio San Antonio (ISA), el más grande de Nicaragua y una más de las empresas del reconocido Grupo Pellas, no es solamente una fuente de empleo a como tratan de hacerlo ver, sino que durante muchos años ha sido la causa de muerte y tumba de miles de trabajadores que dejan sus vidas en dicha empresa y lo que reciben son salarios paupérrimos que no sustentan las familias, y que no valen la vida de un trabajador.

Tanto los ex trabajadores como los trabajadores actuales del dicho Ingenio son personas que padecen de Insuficiencia Renal Crónica (IRC), una enfermedad que tiene índices preocupantes n la zona de Occidente y, particularmente, entre los trabajadores del Ingenio.

Los últimos acontecimientos en Chichigalpa han descubierto el tema de la IRC como la principal enfermedad que aqueja a los cañeros

¿A qué se debe la IRC?

Poco a poco, va esclareciéndose el misterio de la epidemia de Insuficiencia Renal Crónica (IRC), que afecta, en la costa del Pacífico centroamericano, a temporeros agrícolas, sobre todo, cortadores de caña de azúcar. Una buena parte de ellos en Chichigalpa. En el resto del mundo, las causas de la IRC suelen ser la diabetes y la hipertensión. No aquí, entre los cañeros. Aquí se le asignó el nombre de “nefropatía mesoamericana de origen desconocido”. Pero un artículo reciente publicado en la Revista Internacional de Salud Ocupacional y Ambiental por el doctor Daniel Brooks, de la Escuela de Salud Pública de la universidad de Boston, reveló que al menos uno de los factores principales que contribuye a la incidencia de la enfermedad en la región es el trabajo extenuante a altas temperaturas que se practica en los ingenios… La evidencia está en “el hecho de que la función del riñón se redujo en la mayoría de los cortadores de semilla, irrigadores y cortadores de caña, en comparación con los trabajadores de fábrica”, explica el doctor Brooks, quien lidera el equipo investigador de IRC en Nicaragua. “El estrés por calor es un factor contribuyente, probablemente en combinación con uno o más factores ocupacionales o no ocupacionales”. (El País; 26 de Febrero del 2015).

La Insuficiencia Renal Crónica (IRC) es causada por múltiples factores y, a pesar de los años y de diversos estudios que han circulado a favor y en contra, está por verse si algunos de los productos que se han utilizado en el pasado en el Ingenio San Antonio para la producción de azúcar tienen o no una relación directa con esta enfermedad. (El Nuevo Diario; 10 d Julio del 2009).

Protestas retoman fuerza

Las protestas y el tema de la IRC han resucitado después de que un grupo de personas participantes en un plantón a favor de los afectados por la insuficiencia renal se tomaran las instanciaciones de la Alcaldía de Chichigalpa y destruyeran la misma.

Sujetos, hasta el momento desconocidos, destruyeron parte de la Alcaldía Sandinista de Chichigalpa, mientras se desarrollaba la protesta de la Asociación de Enfermos de Insuficiencia Renal Crónica, IRC. Los hechos tuvieron lugar a las siete de la noche de ayer, donde destruyeron puertas laterales de la municipalidad, Registro Civil de las Personas, la oficina de la Ruta Colonial y de los Volcanes, la oficina del alcalde y vice alcaldesa…Los sujetos, quienes lograron sustraer cuatro computadoras portátiles, dejaron varios artículos en las calles. Aparentemente su objetivo principal era quemar la Alcaldía de Chichigalpa, pero no lo lograron. (Periódico Hoy; 8 de Octubre del 2015).

Las constantes protestas en contra del Grupo Pellas y el Ingenio San Antonio llevan años, los muertos por el IRC son miles de trabajadores y ex trabajadores que quedaron con las secuelas y padecimientos de dicha enfermad, sin embargo ni el Grupo Pellas que mantiene una campaña fantasma de responsabilidad social compartida ni los gobierno liberales ni sandinistas han hecho nada por estos trabajadores; no existen condiciones de trabajo ni medidas de seguridad sanitarias, y los gobiernos no tocan a estas empresas por mantenerse en armonía con la empresa privada y los grupos de poder económico, para continuar siendo bendecidos políticamente por la burguesía.

Que el ISA indemnice a las victimas

No hay duda que el mal del IRC es provocado por el uso de los pesticidas utilizados en la siembra y cosecha de la caña de azúcar. Corresponde a la familia Pellas, duela del ISA pagar los gastos médicos y atención hospitalaria a los enfermos del IRC, pero no solo eso, debe indemnizar a los trabajadores enfermos por haber afectado su salud.

El gobierno por su parte, a través del INSS, debe otorgar las pensiones o jubilaciones que especiales que permitan que estos trabajadores mejoren su calidad de vida, porque en realidad son condenados a muerte, que solo viven por los procesos de hemodiálisis, a los que no todos pueden acceder. El IRC es un altísimo riesgo laboral y como tal debe ser tratado.

Share