HONDURAS.- La receta de Lobo y el FMI: reducción del gasto público, despidos y congelamiento salarial

 

Por Maximiliano Fuentes

Ante la inestabilidad económica del Estado de Honduras, el gobierno de Porfirio Lobo ha emprendido una serie de medidas con el objetivo de congelar el gasto público, reducir la deuda interna y firmar acuerdos con los organismos internacionales para acceder a fondos que le permitan estabilizar la situación económica que necesariamente tiene implicaciones políticas en un año de elecciones internas. Así, de forma reciente “el Gobierno de Honduras aprobó hoy un plan de emergencia fiscal que recorta el gasto público en 60,79 millones de dólares y un 11% el sueldo de los funcionarios que ganan más de 3 mil 500 dólares.

 

El decreto fue aprobado por el presidente hondureño, Porfirio Lobo, en un Consejo de Ministros. Como parte del decreto aprobado por el Ejecutivo, de efecto a partir del primero de septiembre próximo, el gasto público para el ejercicio fiscal 2012 fue recortado en mil 200 millones de lempiras (60,79 millones de dólares). En febrero pasado, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que realizó la quinta evaluación del programa económico suscrito en 2010 con las autoridades hondureñas dijo en Tegucigalpa que el país debe continuar el proceso de consolidación fiscal manteniendo el control del gasto público y mejorando la gestión y ejecución presupuestaria. Honduras y el FMI no han firmado un nuevo acuerdo económico debido a que el organismo financiero exige una devaluación acelerada de la moneda nacional, el lempira, según dijo el pasado 6 de junio Lobo ante un grupo de empresarios, que ha pedido al Gobierno que agilice la firma para aliviar el déficit fiscal.

La deuda de Honduras al 30 de junio es de 5.822 millones de dólares, de ellos 3.310,36 millones corresponde a la deuda externa y 2.511,66 millones a la interna, según cifras oficiales de la secretaría de Finanzas. El ministro hondureño de Finanzas, Wilfredo Cerrato, dijo en la sesión del Consejo de Ministros, que el plan también reduce en 11% el sueldo de los funcionarios públicos que ganan más de 70 mil lempiras (3.546 dólares). Agregó que el plan fiscal prohíbe la contratación de personal público permanente, temporal o jornal, y además congela las plazas vacantes, incluida la de los empleados que se jubilan, y solo serán autorizadas las debidamente justificadas o aprobadas por la Presidencia de la República. Otra de las medidas aprobadas es la cancelación del personal público de las diferentes instituciones gubernamentales que no tengan funciones asignadas o que se compruebe que no trabajan.”[1]

Es en ese sentido, que en la coyuntura reciente el actual gobierno ha aplicado una serie de paquetazos para lograr una mayor recaudación a través de nuevos impuestos, pero también, reducir el gasto público a través de despidos, congelamiento de salarios y la fusión de una serie de instituciones del Estado como en el caso del Instituto hondureño de la niñez y la familia (INHFA). “La disposición de cerrar el Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia  (Ihnfa) dejará a cerca de 1,200 empleados a nivel nacional sin trabajo. Debido a la crisis profunda de la institución, el gobierno determinó cerrar el instituto de la niñez para crear una entidad que, de aprobarse la ley, tomará el nombre de Defensoría Nacional de la Niñez.” [2]

A esta política de reducción del gasto a través del despido masivo de los trabajadores se une las acciones emprendidas por la comisión interventora del Hospital Escuela. “La depuración de personal administrativo del Hospital Escuela y Materno Infantil continuaba en los planes de las autoridades, por lo que decenas de trabajadores se mantenían en la incertidumbre porque no sabían si seguirían en sus puestos.

La directora del Hospital Escuela, Roxana Auraujo, anunció que el modo de avisar a los empleados por contrato si seguirán en sus puestos de trabajo será mediante listados, los cuales comenzarían a ser colocados a partir de hoy en las paredes del centro asistencial. “Las personas que aparezcan en los listados son las que se van a quedar y las que no aparezcan en los listados es que han sido canceladas”, explicó. Las autoridades pidieron a todo el personal que no se deje llevar por la incertidumbre, pues en reiteradas ocasiones han repetido que “vamos a dejar a las personas que necesite el hospital”, pues es la única manera de recuperar el centro de la crisis financiera en que fue encontrado. “Hemos hablado de un número excedente en personal administrativo que es donde hemos tenido problemas, porque la depuración es grande”, agregó Araujo.”[3]

Las reacciones en los distintos grupos y organizaciones sociales que se han visto afectadas con la aplicación de esta política ya se han hecho sentir. Para el caso, durante las últimas semanas del mes de agosto de 2012 “representantes de al menos cuatro sindicatos de igual número de empresas estatales realizan este martes una protesta en los bajos del Congreso Nacional contra el costo de la energía eléctrica y el cierre del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa).Miembros del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee),el sindicato de trabajadores del Ihnfa, el Sindicato de Trabajadores de la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Sitrabanasupro) y el Sindicato de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Sitratelh) iniciaron el recorrido aproximadamente a las 10:00 AM (..)Los sindicalistas de la ENEE, que sumaban la mayoría en esta protesta, reaccionaron contra la prórroga al contrato  del consorcio Servicios de Medición de Honduras (Semeh), que venció el 31 de mayo pasado y se extendió hasta el 31 de agosto, mientras concluye el proceso de licitación pública para un nuevo servicio. Los sindicalistas han denunciado en reiteradas ocasiones las supuestas irregularidades de Semeh y han reiterado que esa labor debe ser retomada por la ENEE, como era antes de la llegada de Semeh en la década de los años 90. Los cuatro sindicatos protestaron también contra el costo del servicio de energía eléctrica, que sufrió un aumento del casi 7 por ciento. En un comunicado fechado el 28 de agosto, los sindicalistas de la ENEE demandan al gobierno de Porfirio Lobo un compromiso para "mantener la vigencia pública" de esa empresa estatal, "a través de (...) una política energética de Estado.”[4]

De la misma manera, el magisterio ha venido impulsando una serie de movilizaciones y paros de labores por el incumplimiento de pagos, la lucha por la derogación de la Ley del INPREMAH y  la Ley Fundamental de Educación. "Es imposible que el magisterio esté de brazos cruzados con lo ocurrido, aquí nos han arrebatado el Inprema, ya no se puede jubilar de manera digna, aunque se tengan los requisitos.”[5]

Evidentemente, esta política de reajuste estructural traerá consecuencias graves para el partido nacional y sus precandidatos políticos. El gobernante de turno, es decir, Porfirio Lobo Sosa, según la última encuesta de Cid Gallup ha alcanzado un índice de 59% de reprobación. En ese sentido, ha sido considerada como mala o muy mala, claro, para ningún trabajador hondureño le es ajena esta tendencia, dado que es quien experimenta en carne propio los planes de ajuste y de miseria del actual gobierno.

Desafortunadamente para los intereses populares el Partido Libertad y Refundación LIBRE no impulsa la movilización contra los planes de ajuste y de miseria del actual gobierno, tampoco, llama a establecer un plan de defensa y de lucha contra la represión emprendida contra el movimiento campesino quien ha sido fuertemente arremetido en la actual coyuntura. Todo indica, que su principal preocupación no es defender las grandes conquistas del pueblo, sino prepararse para la próxima contienda electoral. 

Es por ello, que desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) hacemos un llamado al casi extinto Frente Nacional de Resistencia, organizaciones gremiales, sindicales, las centrales obreras organizaciones  populares a conformar un plan de movilización nacional para detener la embestida del actual gobierno. Es necesario, que ese plan de movilización y de paro cívico nacional contenga un programa que establezca los siguientes puntos:

Aumento general de salarios conforme al costo de la vida, congelamiento de los precios de los carburantes, reinserción laboral a los trabajadores despedidos, congelamiento de los productos de primera necesidad y de las tarifas de energía eléctrica, realizar una verdadera reforma agraria y solucionar de forma inmediata el conflicto del Aguán con una repartición justa y equitativa de tierras, derogar la Ley del Inpremah y la Ley General de educación. Solo la unidad y la movilización permanente nos hará asestar un duro golpe a las pretensiones de los ricos y poderosos del país de seguir oprimiendo a un empobrecido pueblo de Honduras.

 

[1] John Bustos. Honduras reduce gasto público y baja 11% a sueldo de funcionarios. (Texto en línea) (Disponible en: http://www.prensa.com/uhora/economia/honduras-reduce-gasto-publico-y-baja-11-sueldo-de-funcionarios/115267) (Con acceso el 02/09/12)

 

[2] Julissa Mercado. Cierre del Ihnfa dejará 1,200 desempleados. El Heraldo.hn. (Texto en línea) (Disponible en: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Al-Frente/Cierre-del-Ihnfa-dejara-1-200-desempleados) (Con acceso el 02/09/12)

[3] La Tribuna. Solo 250 empleados administrativos quedarán en el Hospital Escuela. (Texto en línea) (Disponible en: http://www.latribuna.hn/2012/08/31/solo-250-empleados-administrativos-quedaran-en-el-hospital-escuela/) (Con acceso el 02/09/12)

[4] El heraldo.hn. Sindicalistas protestan en Tegucigalpa contra el costo de energía y cierre del Ihnfa. (Texto en línea) (Disponible en: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Economia/Sindicalistas-protestan-en-Tegucigalpa-contra-el-costo-de-energia-y-cierre-del-Ihnfa) (Con acceso el 02/09/12)

[5] El heraldo.hn. Maestros vuelven a las calles en Tegucigalpa. (Texto en línea) (Disponible en: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Pais/Maestros-vuelven-a-las-calles-en-Tegucigalpa) (Con acceso el 02/09/12)

Share