HONDURAS.- Brutal represión contra campesinos

 

Por Justo Severo Izquierdo

La lucha del sector campesino proveniente del Bajo Aguán se trasladó esta vez a la ciudad capital,  en protesta contra ciertos fallos emitidos por algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Estas medidas judiciales causaron un fuerte rechazo  de parte de los grupos organizados dentro del MUCA, MARCA, EACI, MOCSAN, ADCP y ANACH. Los campesinos “llegaron enardecidos contra el Poder Judicial, argumentando que las cooperativas San Isidro, La Trinidad y despertar Limitada, obtuvieron fallos favorables en los Tribunales de Justicia, que ordenaron la anulación de las escrituras de los empresarios Miguel Facussé y René Morales.”(La Tribuna, 21/8/12)

Ante tales circunstancias, los campesinos tomaron a bien trasladarse a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia y exigir la pronta solución al problema mediante un diálogo franco con el titular de la mencionada institución. Como sucede con toda medida dilatoria y amañada, los campesinos quedaron burlados ante la ausencia de la autoridad principal, quien evadió la responsabilidad de buscar una salida al conflicto.

Es lamentable que las autoridades estatales continúen prolongando un problema que ha generado cientos de muertos y heridos sin que exista una pronta salida  equilibrada y justa. En este caso los campesinos han denunciado al titular de la CSJ, Jorge Rivera Avilés por la intransigencia en solventar un conflicto serio. Además, se acusa a sus subalternos Celino Aguilera, Joel Serrano y Carlos Eduardo Castelar, de la corte de apelaciones de la Ceiba, quienes están denunciados por los delitos de abuso de autoridad, prevaricato, cohecho y traición a la patria.

Los días 20 y 21 del corriente mes, la respuesta de las autoridades Estatales fue la de siempre: represión por medio de toletazos, gas lacrimógeno, detenciones ilegales y torturas contra todos los campesinos. A esto hay que agregar que en las últimas horas el Gobierno de Pepe Lobo “reiteró que cualquier grupo que violente el libre tránsito será desalojado de las vías tomadas” (La Tribuna, 23/8/12).

La orden del presidente fue cumplida a cabalidad y el Ministerio Público acusó a 25 campesinos ante un  juez de turno de los tribunales unificados de Francisco Morazán, por suponerlos responsables del delito de manifestaciones ilícitas en perjuicio de la seguridad del Estado.

La historia  ha demostrado que ningún gobierno se ha interesado en solventar los conflictos del sector campesino; al contrario, todos se han confabulados con los sectores poderosos del país. Al campesino día a día se le despoja de su  tierra; se le esclaviza;  se le asesina y se le golpea; un vicio de nunca acabar.

Los campesinos del sector del Aguán, se han visto aislados en su lucha por reivindicar sus derechos. En este caso,  el proyecto político del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) no ha sido el más indicado  para jugar su papel protagónico en defensa de los intereses de los más desposeídos. Sus principales figuras,  lejos de acuerpar las luchas de los campesinos, estudiantes, enfermeras y otros sectores en pugna contra el Gobierno, han permanecido en silencio y su principal estrategia política, es definitivamente, conformar su plataforma electoral que los lleve a conquistar el poder. No así el papel de plantear y organizar un programa de lucha permanente con todos los sectores  afectados. 

Ante tales medidas, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) de manera enérgica condena los abusos de autoridad cometido contra todos los compañeros campesinos del Bajo Aguán y todo acto represivo que dañe la integridad física de nuestros compatriotas en pie de lucha. Libertad para todos aquellos campesinos que de forma arbitraria se encuentran detenidos en postas policiales y que de forma justa reclaman  en las calles sus  derechos. Al gobierno de Porfirio Lobo Sosa exígenosle que pare todo acto represivo y vil contra todos los campesinos del Bajo Aguán y que sobre él recaiga toda la responsabilidad de velar por la seguridad de todos los ciudadanos sin exclusión alguna. Llamamos a todos los sectores populares y a las organizaciones de izquierda a se solidaricen con los campesinos del Aguán y formemos un frente común que combata con movilizaciones todo acto deleznable de represión contra los campesinos en lucha, y contra del pueblo.

Share