04082020Mié
Last updateMar, 07 Abr 2020 6pm

HISTORIA.- 23 de febrero de 1918: creación del Ejército Rojo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


León Trotsky habla ante soldados del Ejército Rojo

Por Melchor Benavente

A escasos meses del triunfo de la revolución rusa en octubre de 1917 (noviembre en el viejo calendario), el partido Bolchevique, dirigido por Lenin y Trotsky, tuvo que enfrentar los ataques del ejército alemán y el inicio de la guerra civil. ¿Cómo fue que los bolcheviques lograron el milagro de salvar la revolución? Fue por la creación del Ejército Rojo.

La experiencia militar de la primera revolución de 1905

La revolución rusa (1905-1907) fue la primera gran revolución del siglo XX. En ella los revolucionarios rusos abordaron a nivel concreto el problema de la huelga general de masas, la insurrección popular y la toma del poder. La lucha militar estuvo a la orden del día. El único antecedente con que contaban en ese momento, era la comuna de Paris (1871), la cual fue aplastada militarmente por la contrarrevolución.

La primera revolución rusa fue un “gran ensayo” que aportó muchas enseñanzas políticas y militares. Fue la primera ocasión, en medio de la agitación revolucionaria, que los bolcheviques trabajaron directamente sobre el ejército, organizando a la baja oficialidad y los soldados. A fines de marzo de 1906 el partido Bolchevique convocó en Moscú una conferencia de sus estructuras militares, la cual fue reprimida.

La primera revolución rusa fue derrotada en 1906-1907. Como un mecanismo de autodefensa ante el terror contrarrevolucionario, algunos equipos bolcheviques iniciaron una guerra de guerrillas en ese periodo, hasta que la contrarrevolución logro restablecer el orden zarista en toda Rusia.

Lenin defendió esta forma de lucha armada (guerra de guerrillas) después del fracasado de la insurrección de diciembre de 1905. Lenin defendió la táctica guerrillera en esas condiciones: “(…) Las operaciones de guerrillas, se dice, desorganizan nuestro trabajo. Apliquemos este razonamiento a la situación creada después de diciembre de 1905, a la época de los pogromos de las centurias negras y de la ley marcial. ¿Qué es lo que desorganiza más el movimiento en dicha época: la falta de resistencia o bien la lucha organizada de los guerrilleros? Comparad la Rusia Central con sus confines del Oeste, con Polonia y la región de Letonia. La lucha de guerrillas ha adquirido indudablemente mucha más difusión y desarrollo en esos confines occidentales. Y es no menos innegable que el movimiento revolucionario en general y el movimiento socialdemócrata en particular, están más desorganizados en la Rusia Central que en las regiones del Oeste. Evidentemente, ni siquiera se nos ocurre la idea de deducir que si los movimientos socialdemócratas polaco y letón están menos desorganizados es gracias a la guerra de guerrillas. No. La única conclusión que se desprende de ello es que no puede imputarse a la guerra de guerrillas el estado de desorganización del movimiento obrero socialdemócrata en la Rusia de 1906”. (La guerra de guerrillas, septiembre de 1906)

Pero el Partido Bolchevique no sufrió una desviación guerrillerista, sino que supo replegarse junto con las masas que habian sido derrotadas por la contrarrevolución.

La segunda revolución rusa en 1917

El estallido de la primera guerra mundial (1914-1918) creo una situación revolucionaria a nivel mundial. La segunda revolución rusa se inició en febrero de 1917 (marzo en el viejo calendario) y culminó en octubre con la toma del poder en manos de los Bolcheviques. En menos de 9 meses, ocurrieron acontecimientos históricos que marcaron profundamente al siglo XX. Fue la primera vez que los trabajadores tomaron el poder y lo defendieron con las armas en la mano. Sin la experiencia de 1905, los bolcheviques probablemente no hubiese acumulado la experiencia necesaria para triunfar.

Después del triunfo de la revolución de febrero de 1917, los bolcheviques extendieron su influencia sobre los soldados, con las consignas de “paz, pan y tierra”. La Guardia Roja, una milicia obrera de autodefensa organizada por el Partido Bolchevique, jugo un papel decisivo en el triunfo de la insurrección de octubre de 1917. Para julio de ese año, el Partido Bolchevique realizó una conferencia que representaba a 500 unidades militares que agrupaban a unos 30.000 soldados.

En Julio se produjo una ofensiva contrarrevolucionaria que obligó a los principales dirigentes bolcheviques a irse a la clandestinidad. Meses después, cuando se produjo el intento de golpe de Estado del general Kornilov, la táctica de unidad de acción contra el golpismo permitió a los bolcheviques conquistar la mayoría de los Soviets, y prepararse para el asalto al poder.

En Petrogrado se formó el Comité Militar Revolucionario, compuesto por Podvoiski, Mejonochin, Krilenko, Dzevaltovski y Raskolnikov. Los soldados revolucionarios y la Guardia Roja fueron los destacamentos armados que iniciaron la insurrección triunfante e instauraron el primer gobierno obrero de la historia de la humanidad, encabezado por el Partido Bolchevique. En esa epoca, Trotsky habia sido electo presidente del Soviet de Petrogrado, el mismo cargo que ostentó durante la revolucion de 1905.

La paz de Brest-Litovsk

Uno de las consignas de los bolcheviques era terminar con la guerra imperialista. Inmediatamente, el Segundo Congreso de los Soviets aprobó decreto declarando el fin de la guerra y ordenando a los soldados regresar a casa. El general Dujonin, comandante en jefe de los ejércitos de Rusia fue destituido y reemplazado por el bolchevique Krilenko.

Se iniciaron tensas negociaciones de paz con el ejército alemán. En enero de 1918 estalló una huelga general en Alemania y hubo movimientos revolucionarios en Austria. La revolución proletaria parecía extenderse en Europa. El 9 de enero el Comité Central del Partido Bolchevique se pronunció por dar largas a las negociaciones. En el Tercer Congreso de los Soviets esta posición obtuvo la mayoría. Lenin estaba en minoría, insistiendo en firmar una paz con Alemania, consciente que las masas estaban cansadas para librar una guerra revolucionaria contra el imperialismo alemán. Trotsky se negaba a firmar una paz humillante con Alemania aunque declaró que Rusia no continuaría la guerra y ordena la desmovilización del ejército, que ya estaba en proceso de desbande.

El 17 de febrero de 1918, los alemanes aprovechan la situación de caos e inician una ofensiva contra las tropas rusas. Los bolcheviques llaman a defender la revolución del ataque imperialista.

Después de tensas discusiones, el 19 de febrero Lenin obtiene la mayoría y el comité central del Partido Bolchevique ordena firmar la paz con Alemania. El 3 de marzo de 1918, Rusia soviética se vio obligada, por la fuerza de las bayonetas, a aceptar condiciones muy duras. Por las condiciones de la paz de Brest-Litovsk, Rusia pierde Ucrania, Curlandia, Estonia y Livonia. Las ciudades de Kars, Batum y Ardakán, así como las islas Arland, quedan en poder de Alemania. El gobierno soviético perdió el 27% de la superficie cultivable del país, el 26% de las vías férreas y el 75% de su producción de acero y hierro. No obstante, la revolución de noviembre de 1918 en Alemania anuló el tratado de Brest-Litovsk.

Nace el Ejército Rojo

En condiciones de extremo peligro, la contrarrevolución comenzó a actuar al interior de Rusia. La revolución estaba amenazada por todos los costados. El ejercito zarista estaba prácticamente disuelto y no existían fuerzas armadas capaces de defender militarmente la revolución.

El Consejo de Comisarios del Pueblo, que era el gobierno soviético, emitió el Decreto del 15/28 de enero de 1918 sobre la formación del Ejército Rojo:

“El antiguo ejército ha servido para  la  opresión  de  las  clases  trabajadoras  por  la burguesía.  Una  vez  pasado  el  poder  a  manos  de  las  clases  trabajadoras  y  explotadas, surge  la  necesidad  de  crear  un  nuevo  ejército  que  sirva  de  escudo del  poder  de  los sóviets  y,  en  un  futuro,  de  base  para  la  sustitución  del  ejército  permanente  por  una milicia nacional y que sea el sostén de la futura revolución social en Europa.

Por  este  motivo,  el  Consejo  de  Comisarios  del  Pueblo  decide  crear un  nuevo ejército, que se llamará Ejército Rojo de los Obreros y Campesinos, sobre las siguientes bases:

I.- 1.- El  Ejército  Rojo  de  los  Obreros  y  Campesinos  estará  compuesto  por  los elementos más conscientes y organizados de las clases trabajadoras. 2.- Se admitirá en él a todos los ciudadanos de la República de Rusia mayores de 18  años. Todo ciudadano que  quiera  entrar  en el  Ejército  Rojo  tendrá que  estar dispuesto a  sacrificar  todas  sus  fuerzas,  su  vida,  por  la  defensa  de  la revolución de octubre, del poder de los sóviets y del socialismo. Para formar parte del Ejército Rojo se necesita  una  recomendación  de  los  comités  de  regimiento  o  de  las  organizaciones democráticas que adopten el programa del poder de los sóviets, de las organizaciones de partido o profesionales, o al  menos de dos  miembros de esas organizaciones. Si entran en el Ejército Rojo unidades enteras, los soldados deberán responder unos por otros y su admisión se someterá a voto nominal.

II.- 1.- Los   soldados   del   Ejército   Rojo   de   los   Obreros   y   Campesinos   serán mantenidos enteramente por el estado y recibirán 50 rublos mensuales. 2.-Los miembros de la familia de los soldados incapacitados para trabajar y que sean mantenidos por  éstos,  recibirán  todo  lo  que  les  sea  necesario  de  acuerdo  con  las normas establecidas por los órganos del poder de los sóviets locales.

III.- El órgano dirigente supremo del Ejército Rojo de  los Obreros  y Campesinos es el Consejo  de  Comisarios  del  Pueblo.  La administración  directa  del  ejército  estará concentrada en el comisariado de asuntos militares, adjunto al cual se creará un colegio nacional. Consejo de Comisarios del Pueblo”

El 23 de febrero de 1918, bajo el ataque militar alemán, se inicia un reclutamiento masivo en la ciudad de Petrogrado y Moscú y se produce el primer acto de guerra, contra las tropas alemanas, por eso el 23 de febrero fue decretado como el “Día del Ejército Rojo”. Actualmente todavía se celebra en Rusia como el Día de los defensores de la patria.

A propuesta del Comité Central del Partido Bolchevique, León Trotsky fue nombrado Comisario de Guerra, decisión que fue ratificada por el Comité Ejecutivo de los Sóviets en marzo de 1918. Trotsky fue el comandante en jefe y gran organizador y estratega del Ejército Rojo que, en el transcurso de la guerra civil, derrotó militarmente a 21 ejércitos imperialistas que invadieron Rusia.

Share

Comentarios potenciados por CComment