06262019Mié
Last updateMié, 26 Jun 2019 10am

HISTORIA.- 1 de Octubre de 1949: Mao Ste Tung proclama la República Popular China

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

mao proclama

Por Juan José Medina

El 1 de Octubre de 1949, en la Ciudad Prohibida de Pekín, Mao Tse Tung proclama la República Popular China. Al día de hoy resulta obvio, que  la República Popular China ha enrumbado su camino a la restauración del capitalismo. Nadie puede negar que en 1949 el triunfo, contra todos los pronósticos, de la revolución China significaba la ruptura con el statu quo imperial, trasladó transitoriamente el centro de la revolución mundial a los pueblos atrasados; liquidó el aislamiento de la URSS y puso a la orden del día la urgente necesidad de abatir al imperialismo dentro de sus propias fronteras.

A más de 60 años del triunfo de la Revolución China, escribimos este artículo pretendiendo explicar el proceso revolucionario que llevó a China, en contra de su propia dirigencia, a constituirse como un Estado obrero, así como los males congénitos que llevaron a la restauración Capitalista.

La I y II revolución China

En 1911 es defenestrado el último emperador de China e inicia la revolución burguesa. Este proceso revolucionario no logra consolidarse porque la burguesía mercantil funcionaba como esbirro del imperialismo y no era lo suficientemente fuerte para luchar por las reivindicaciones mínimas burguesas, como la reforma agraria. China queda dividida en señoríos, controlados por señores de guerra, bajo la égida de diferentes imperialismos. Por ende, la revolución de 1911 deja sin solucionar los problemas más elementales de la nación China, sino todo lo contrario, deja planteado para el futuro la lucha por las reivindicaciones burguesas elementales, tal como la unidad nacional.

La II revolución China nace producto de la I guerra mundial. Comienza en 1919 con una intensa movilización del movimiento 4 de mayo que luchaba contra el tratado de Versalles. La I guerra, inicia un proceso de industrialización en China, según algunos autores el proletariado aumenta de 1 a 2 millones. A esta importante industrialización se suma el nivel de influencia alcanzado por el triunfo de la revolución rusa de 1917. Según Moreno: “en 1918 se funda él primer sindicato moderno en China. A corto plazo (1919), el movimiento sindical se combina con el movimiento del 4 de mayo en una serie de huelgas en Shanghai y otras ciudades. (….) El marxismo comienza a penetrar en China como leninismo.” (Nauel Moreno, La Revolución en China e Indochina)

Esta revolución será similar a la revolución Rusa ya que la espina dorsal de todo el proceso va a ser la clase obrera acompañada por el campesinado. En 1922  una huelga de marineros en Hong Kong concluye con un triunfo que logra el reconocimiento sindical y un aumento de salarios para los trabajadores.

Este movimiento obrero y la fundación del PC chino, indican enormes probabilidades para la revolución. Pero en 1923, inicia la degeneración del Partido Bolchevique, la dirigencia Estalinista, bajo la premisa de que la tarea histórica de China era la revolución burguesa encabezada por la burguesía, orienta al PC chino diluirse en el partido nacionalista llamado Kuomintang encabezado por Chiang Kai Shek. Esta orientación determinaría el futuro de la revolución Popular China, cuando la revolución está a la vuelta de la esquina, la burocracia soviética orienta nefastamente que esta, se supedite a la dirigencia burguesa.

Contrarío a las orientaciones del Cominter, en 1925 hay grandes luchas obreras: “En abril estalla una huelga contra las fábricas japoneses en Shanghai. La policía yanqui e inglesa dispara contra los manifestantes antijaponeses matando a varios. Los obreros declaran entonces, como repudio, la huelga general el primero de junio. Mientras tanto comienzan a estallar huelgas contra los patrones chinos. El ascenso culmina el 19 de junio al 10 de octubre con la huelga general en Hong Kong y el boicot a las mercaderías inglesas en Cantón. Este movimiento deja el poder de hecho en manos de los piquetes obreros, del comité de huelga y de los cadetes militares revolucionarios de Cantón.” (Idém)

En Marzo del 1926 Chiang Kai Shek juega sus cartas, da un golpe de Estado dentro de su partido y el gobierno. Se hace otorgar poderes plenipotenciarios y exige que los comunistas dejen de hacer campaña por sus posiciones dentro del partido, y que den la lista de todos sus afiliados. Stalin hace que el PC acepte estas condiciones. El 29 de julio Chiang Kai Shek declara la ley marcial en Cantón para reprimir a los trabajadores. El 12 de abril de 1927 se produce el golpe de Estado contra los obreros que culmina en una enorme matanza. Este golpe decapita definitivamente a la clase obrera china.

La evidente traición Estalinista crea un fenómeno dentro del PC Chino, se comienza a desarrollar una nueva tendencia, el maoísmo. Esta le daba gran importancia al movimiento campesino: “Esta trabajaba perfectamente bien dentro del partido, que tenía una estructura bolchevique, de amplia libertad interna y de disciplina en la acción.” (Idém)

La República Popular China.

La invasión japonesa a China cambia el panorama político considerablemente. Esta provoca la transformación en el carácter estructural de la burguesía y su forma de gobierno, asimismo se debe mencionar que esta coincide con la crisis de los años 30 y en su conjunto, destruyen la industria china. Pasada la guerra, esta situación se agravada por la crisis sin salida de la economía burguesa, la cual se expresa con una férrea inflación que amenazaba con destruir al campesinado y las clases explotadas.

Moreno asegura: “A medida que Chiang se alejaba de la costa, se transformaba más y más en un gobierno bonapartista que reflejaba los intereses de los terratenientes más reaccionarios del interior y los del amo de turno, el imperialismo yanqui. Este carácter bonapartista va a llevarlo a dejar de representar los intereses de la burguesía industrial y comercial de la costa cuando la vuelve a ocupar, haciendo de intermediario burgués entre el imperialismo y la economía china.”(Ídem) Es decir, que el aparato del Estado y sus familias allegadas controlaban toda la industria:  “Esta burguesía burocrática, formada por cuatro familias solamente, controla de hecho toda la economía capitalista china, junto con el Estado: el 60% de la industria metalúrgica, el 53% de la del petróleo, el 55% de la textil, el 70% de la mecánica, el 62% de la eléctrica, el 72% de la del papel, el 37% de la del cemento, el 89% de la química.”

Contraria a la situación de la burguesía, era la barbárica situación económica del campesinado: “Numerosas aldeas perecían: se calcula el número de campesinos muertos de hambre durante la guerra en una cifra de 10 a 15 millones” ... “Así la guerra y la inmediata postguerra crearon, por una parte, una nueva capa, de propietarios parasitarios y especuladores y, por otra, una enorme masa de campesinos expropiados” (Ernest Mandel, la tercera revolución en China 1959)

La ocupación provocó un movimiento multitudinario de resistencia popular y campesina no controlado por el PC, pero es esta organización la que se va transformando en la cabeza del movimiento contra la ocupación. Al finalizar la II guerra mundial, el poder de las comunas campesinas y zonas liberadas al enemigo bajo el gobierno de Mao, abarcan a cien millones de habitantes. En otra traición del Estalinismo, se negocia con el imperialismo norteamericano  la sumisión del PC chino al Kuomintang, el 23 de febrero de 1946 el Kuomintang y el Partido Comunista chino concluyeron un acuerdo para la unificación de las fuerzas armadas.

A pesar de lo pactado, la voracidad de Chiang Kai Shek sería más grande y rompe con el acuerdo atacando las zonas dominadas por Mao. La guerra civil estalla, pero el PC duda en la forma en que deben actuar, consultan a la enorme base campesina y la presión es enorme, la masa presiona para luchar contra el Kuomintang y la burguesía terrateniente dueña de toda la tierra en China: “En el curso del verano de 1946, los correos le llevaron al Comisario Político la orden: repartir la tierra. La suerte había sido echada”. (Ídem) La revolución agraria decretada produce la movilización de los campesinos pobres contra los ricos, que lleva a la constitución de organismos de campesinos pobres, y a estos al poder de hecho, es decir, la revolución no fue una acción consiente del PC chino, sino las circunstancias históricas empujaron a Mao y al PC a realizar la revolución.

El 1 de Octubre de 1949, la suerte estaba echada, Mao y su ejército ha derrotado a Chiang Kai Shek y al Kuomintang, contra la misma posición de su dirigencia, el campesinado ha hecho la revolución y cambiado la historia de la humanidad y del movimiento obrero.

Lecciones de la Revolución China

Las lecciones que nos deja China son importantísimas para el movimiento obrero y campesino del mundo, sobre todo, porque su dirigencia pequeño burguesa llevó nuevamente al poder a la burguesía en China, pero todo fenómeno, crea su contra fenómeno, con la enorme apertura económica de China, cimentada en la sobre explotación de los trabajadores, la burguesía y burocracia China, no solo han desarrollado la economía, sino que han estado sembrando al proletariado más grande del planeta, el único que puede llevar la democracia obrera a todo el país. La semilla de la democracia obrera y la justicia social en China, sigue siendo una labor histórica, que en algún momento tendrá que asumirla el proletariado más grande del planeta.

Share

Comentarios potenciados por CComment