08072020Vie
Last updateMié, 05 Ago 2020 5pm

EL SOCIALISTA CENTROAMERICANO No 79

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Ni con el FSLN, muchos menos con el PLC

 

 

 

 

 

Para leer o bajar el archivo PDF (o,5 megas) haz click en la imagen al lado.

 

¡¡¡A votar Nulo!!!

 

 

Este 9 de noviembre se realizarán las elecciones municipales en Nicaragua, con enormes restricciones a las libertades democráticas: cancelación de la personalidad jurídica del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y del Partido Conservador, imposibilidad de que los partidos de izquierda presenten candidaturas independientes, ataque violento a marchas opositoras, acoso del gobierno a los ONGs que organizan movilizaciones en su contra, etc.

 

Este endurecimiento del régimen político en Nicaragua, ha provocado un creciente malestar en los países imperialistas, ahora llamados “donantes”. El 22 de Octubre, los 27 países de la Unión Europea (UE) expresaron en un comunicado “su preocupación por el acoso del que están siendo objeto varias ONGs, y, a través de ellas, ciertas personalidades de la sociedad civil.(…) y se pregunta sobre los objetivos reales de estas maniobras de intimidación”. Al día siguiente, el 23 de Octubre, Robert Wood, portavoz del Departamento de Estado, dijo que el gobierno de los Estados Unidos “hace un llamado al Gobierno de Nicaragua a que asegure que la campaña y las elecciones estarán libres de intimidación, violencia (…) hacemos un llamado al Gobierno de Nicaragua a crear las condiciones para la celebración de unas elecciones libres y justas, al permitir que los partidos de oposición, los medios de comunicación y el pueblo de Nicaragua expresen sus puntos de vista libre y pacíficamente, otorgando a todos los partidos políticos el derecho a participar en las elecciones e invitando a grupos nacionales e internacionales creíbles a observar las elecciones”.

 

A diferencia de los años anteriores en que el FSLN promovía la vigilancia internacional de las elecciones, en esta ocasión el gobierno de Daniel Ortega se negó a autorizar las delegaciones de observadores nacionales, e internacionales de la OEA y del Centro Carter. Estamos de acuerdo en rechazar las presiones imperialistas, en defender la autodeterminación y la dignidad nacional, pero el endurecimiento del régimen político y las enormes limitaciones a las libertades democráticas no son medidas revolucionarias mucho menos antiimperialistas. Todo lo contrario, para luchar contra el imperialismo se requiere que los trabajadores y el pueblo gocen de las necesarias libertades políticas para movilizarse y triunfar. Una vez más, las restricciones a las libertades democráticas por parte del gobierno sandinista, le han dado una enorme bandera de agitación política a la derecha y una gran justificación para agrupar al pueblo humilde en su contra.

 

En estas elecciones solo participan 5 partidos políticos, siendo los más importantes el FSLN y el PLC. Estos dos partidos son las patas, derecha e izquierda, del actual sistema bipartidista antidemocrático. Ambos partidos, con ideologías de izquierda y de derecha, mantienen los mismos objetivos de repartirse el poder. En realidad, no hay por quién votar, pero los revolucionarios no podemos fomentar la apatía o rechazo pasivo.

 

El Movimiento Por el Rescate del Sandinismo (MPRS) es la única fuerza parlamentaria que ha llamado a votar nulo en las próximas elecciones, pero la mayor parte de sus dirigentes, con la honrosa excepción de Mónica Baltodano, guardan un silencio cómplice o se han plegado en los hechos a la decisión del MRS de llamar a votar por el PLC, bajo el pretexto de “luchar contra la dictadura”. Por nuestra parte, coincidimos en que la población debe asistir masivamente a las urnas y rechazar activamente la situación actual, votando nulo, rayando todas las casillas. Aunque esta decisión no evitará que el FSLN y el PLC se repartan las alcaldías, estaremos preparando una nueva alternativa independiente, democrática, antiimperialista y socialista.

Share

Comentarios potenciados por CComment