11262020Jue
Last updateMar, 24 Nov 2020 7pm

El Socialista Centroamericano No 98

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

esca-portada-98

Luchemos unidos por preservar la independencia política del FNRP

Para leer o bajar el archivo PDF haz cllik en la imagen de la izquierda

Un año después de haber sido ejecutado el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, la tensa situación de Honduras sigue siendo el tema dominante de la agenda política centroamericana.

Recientemente, en una reunión en San Salvador, los presidentes centroamericanos, con la excepción de Daniel Ortega, decidieron reincorporar a Honduras al SICA.  Tanto el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), como el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), coinciden en declarar que primero debe pronunciarse la OEA y hasta después Honduras debe ser reincorporada al SICA. Una pequeña diferencia de matices con los presidentes centroamericanos pero en el fondo todos coinciden en normalizar las relaciones con Honduras.

Mientras los presidentes centroamericanos tomaron esa crucial decisión, en Honduras continúa la ola de asesinatos selectivos, capturas, golpizas y atemorizamiento contra los militantes de izquierda agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Lejos de normalizarse el funcionamiento de la democracia burguesa semicolonial de Honduras, la represión y la crisis económica siguen siendo iguales o peores que cuando se produjo el golpe de Estado.

Por la víspera se saca el día. La decisión de reincorporar a Honduras al SICA presagia la reincorporación dentro de la OEA, como si nada hubiese pasado. Este sería el último acto de un proceso de lavar la cara al golpe de Estado del 28 de Junio.

Sabemos que el golpe de Estado del 28 de Junio contó con la complicidad y la hipocresía de muchos gobiernos latinoamericanos y del propio Estados Unidos. No podemos extrañarnos del comportamiento político de estos gobiernos, pero si resulta preocupante la actuación de la actual dirigencia del FNRP, quien decidió nombrar, sin realizar un previo proceso de consulta democrática, al ex presidente Manuel Zelaya como coordinador del FNRP.

En diferentes oportunidades hemos expresado nuestras críticas a la corriente nacionalista burguesa que representa el Melismo, por su inconsistencia política, y que en Honduras se expresa en la llamada corriente de “liberales en resistencia”. En los precisos momentos en que el Partido Liberal de Honduras ha iniciado un proceso de reacomodamiento político, que lo ha llevado a mantener contactos con el ex presidente Zelaya, el nombramiento de Mel Zelaya como coordinador del FNRP, puede ser utilizado, no para luchar contra la continuidad del golpismo, sino como una carta de negociación dentro de una futura e hipotética reunificación del liberalismo.

Independientemente de nuestras diferencias políticas con Mel Zelaya, este tiene derecho de regresar libremente a Honduras, defendemos ese derecho democrático elemental, pero no defendemos ni apoyamos su elección como coordinador del FNRP. Todos los gobiernos de Latinoamérica, hasta los Estados Unidos, presionan para que Mel regrese a Honduras a participar en actividades políticas.

Hoy por hoy, el FNRP es la conquista política y organizativa más importante del pueblo Hondureño, nació de la lucha contra el golpe de Estado y ha agrupado en su seno a las diferentes corrientes de izquierda, las cuales todavía se expresan democráticamente.

El nombramiento de Mel Zelaya como coordinador del FNRP, liga indisolublemente esta organización amplia y democrática al futuro político del Melismo, por lo menos así se interpreta por el momento. Este es un grave error de la dirigencia del FNRP, que puede traer nefastas consecuencias para esta organización, trascendental en la lucha por la democratización de Honduras.

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a todas las fuerzas de izquierda de Honduras a luchar unidos para preservar la independencia política del FNRP, para que continúe encabezando la lucha, de manera amplia y democrática, tal como la ha venido haciendo. El FNRP no debe ser la escalera de ninguna corriente burguesa, debe ser el instrumento vital para la lucha por la democratización de Hondura en beneficio de los pobres.

Share

Comentarios potenciados por CComment