05192022Jue
Last updateDom, 15 May 2022 11am

EUROPA.- La guerra en Ucrania intensifica la crisis económica mundial

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Armando Sosa

La invasión rusa de Ucrania ha exacerbado las debilidades de las potencias de la Union Europea. Estas ya habían venido dando señales en ese sentido desde antes. Durante la crisis del 2008, Alemania y Francia pricipalmente aprovecharon el context para pasar a una violenta contraofensiva económica y social. Los duros planes de austeridad impuestos por la troika a Espana, Portugal y Grecia dejaron millones de personas en la miseria. Mientras esto pasaba, las empresas, los bancos y los accionistas se llenaron los bolsillos con subvenciones publicas.

La pandemia ha sido otra coyuntura que la burguesía no ha desaprovechado para avanzar en su plan anti obrero y popular. Los reajustes en las empresas bajo el pretexto de la pandemia les han servido a estas para aumentar sus ganancias mientras millones de euros han llenado las arcas de las mismas casi sin condiciones.

El crecimiento después de los dos primeros años de la pandemia se hizo a costa de los numerosos sacrificios que hicieron los trabajadores al asumir sus labores en medio de un manejo catastrófico de la crisis por parte de los tecnócratas de la UE y los gobiernos liberales. Sin embargo este crecimiento ha sido frágil.

“Antes de la invasión de Ucrania, ya se hablaba de un riesgo de estanflación, por el alza de materias primas y cuellos de botella en las cadenas productivas globales. Pero la fuente misma del riesgo era de carácter temporal, desvaneciéndose a medida que las cadenas de producción volvían a una cierta normalidad. Todo ha cambiado, porque el susto no solo es mucho mayor, afectando a un espectro más amplio de canales, sino que, sobre todo, es probable que sea duradero.  La caída de la oferta reducirá automáticamente la actividad en determinados ramos ya afectados por el desabastecimiento o los plazos de entrega, el automóvil en particular, pero también los componentes electrónicos. Por otro lado, el aumento de la inflación reducirá el poder adquisitivo de los consumidores. Estas cizallas gigantes reducirán la actividad, mientras aceleran la inflación: de hecho, se trata de la estanflación, con la clave de la pérdida de empleos y la reducción de las ganancias corporativas, por lo tanto, menos inversión y, finalmente, déficits presupuestarios vertiginosos. (Institut Montaigne 18/03/2022)

Las bajas no son solo militares

Ahora, la guerra en Ucrania viene a sumarse a la ola de golpes en contra de los trabajadores y sectores populares por la vía de una enorme inflación casi sin precedentes desde mediados de los años setenta. Al mismo tiempo, el crecimiento se ha estancado y las proyecciones son vistas a la baja, con diferentes niveles dependiendo de la fortaleza o debilidad de los países.  

“Las previsiones de crecimiento en Europa se han revisado a la baja en la última edición de Regional Economic Outlook. Así, las respectivas tasas de crecimiento de los países avanzados y emergentes excluyendo Ucrania y Rusia en 2022 se han rebajado en 1 punto porcentual y 1,5 puntos porcentuales respecto a las proyecciones de enero y ahora se sitúan en el 3% y el 2,7%. Se espera que varios países grandes como Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido registren un crecimiento muy débil o incluso negativo durante dos trimestres consecutivos este año. Finalmente, se espera que la actividad económica se contraiga un 8,5% en Rusia y un 35% en Ucrania. (Alfred Krammer FMI 22/04/2022)”

La tasa de inflación en la zona en promedio es de 7,8%. Las diferencias son grandes entre los países, estas van desde un 5,1% en Francia, una de las menores, hasta un 15,6% en Lituania que se encuentra en el extremo. Alemania la potencia industrial del centro del continente se encuentra justo dos décimas por delante del promedio regional, a 7,6%. Estos datos son de marzo del presente año (Eurostat)

Si se toma el Indice de precios al consumidor armonizado estos porcentajes son más altos. Es decir que los bolsillos de los trabajadores son todavía más afectados por la explosión de los precios de los combustibles y de los alimentos. Entre marzo del 2021 y el del presente año la diferencia del este índice es de 6,1%, con un acumulado para el pasado mes de marzo de 2,4%.

En este contexto de rio revuelto, la ganancia es para los especuladores y los grandes empresarios que aprovechan del contexto para aumentar los precios. Este puede ser el desencadenador de grandes movilizaciones que hasta ahora han sido contenidas por los aparatos burocráticos sindicales que esperan que el gobierno dé algunas migajas que pronto son obsoletas debido al paso agigantado con el que los precios aumentan. Este temor es el que se ve reflejado en esta parte del análisis que hace el funcionario del FMI.

“Gran parte de las presiones sobre los precios se derivan de factores que escapan al control de los bancos centrales, como las perturbaciones en los mercados de energía y alimentos y las interrupciones en las cadenas de suministro. Sin embargo, las autoridades monetarias de muchos países deberían seguir normalizando las condiciones crediticias para contener las expectativas de inflación y anclar los determinantes internos de la inflación, como los salarios y los alquileres.  Siempre que sea %posible, las autoridades públicas deberían consultar con los interlocutores sociales para evitar espirales de precios y salarios, en particular mediante la concesión de ayudas adecuadas a los hogares y empresas que luchan por comprar productos básicos que se han vuelto más caros. Para superar las dificultades provocadas por este shock de oferta, se debe permitir que los estabilizadores fiscales automáticos actúen libremente, por ejemplo, aumentando las prestaciones por desempleo y reduciendo los impuestos. Estas medidas aumentarán acertadamente los déficits fiscales, en un contexto de perspectivas de crecimiento cada vez más sombrías, y aumentarán las presiones sobre las finanzas públicas en algunos países. Dicho esto, es posible que sea necesario movilizar más política fiscal para apoyar la economía si se materializan riesgos importantes. (ídem-)

Un frente unido occidental con techo de cristal

Los tambores de guerra venían resonando desde meses atrás de la invasión rusa. Durante este tiempo la administración Biden trataba por todos los medios de sumar a sus aliados de la OTAN, principalmente las principales potencias de la UE a su causa. Esto no ha sido una tarea fácil para el gobierno yanqui debido a la diversidad de intereses económicos y geopolíticos. La principal potencia de la región, Alemania no ha sido anuente a todos los pedidos y exigencias.

“Un "socio poco fiable": así se ha presentado a menudo a Alemania en Estados Unidos últimamente, se alarmó su embajadora en Washington, Emily Haber, en un despacho confidencial revelado a finales de enero por el semanario Der Spiegel. La diplomática teme incluso un daño "tremendo" a la reputación, al otro lado del Atlántico, de su país, acusado por algunos de "dormir con Putin". En cuestión: las precauciones que considera excesivas Berlín con su principal proveedor de gas, Rusia, mientras ésta amenaza con invadir Ucrania.”  De hecho, es difícil hablar de ósmosis entre Washington y Berlín en la crisis de Ucrania.”L’express 02/22)

Durante la administración Obama, Biden como vice presidente ocupaba un rol importante en la concepción de la política durante el primer capitulo de la crisis ucraniana desatado por la anexion de la Crimea por parte de las tropas de Putin.

Por un lado Biden tiene que componer una alianza interna con los Republicanos, los cuales han sido coptados momentáneamente a la política de apoyar las fuerzas ucranianas y reforzar el cordon militar alrededor de las fronteras.

Por otro lado, la alianza con los países de la UE miembros de la OTAN marcha a diferentes velocidades.

“Alemania se ha comprometido a sancionar las importaciones de energía rusa, pero quiere eliminarlas gradualmente, en lugar de un embargo instantáneo. El gobierno sostiene que la última opción llevaría a Alemania a una recesión y costaría cientos de miles de empleos.

"Ese es un dilema que Alemania misma ha creado", opina la politóloga Liana Fix, directora de la Fundación Körber. "Eso es algo que es obviamente les queda difícil aceptar a otros países, que están dispuestos a seguir adelante con un embargo y se han preparado con la diversificación energética". (BBC Mundo 16/04/2022)

"En el futuro próximo, la cooperación con Rusia no sucederá. Será tratará mas de contención y disuasión y, de ser necesaria, de defensa contra Rusia", me cuenta Schmid. (BBC idem)

El gigante petrolero francés, Total también ha sido precavido en cuanto a la vigencia de un embargo sobre las importaciones de petróleo ruso.

“ el director general del gigante francés del petróleo y el gas dice que no puede prescindir del gas ruso, pero se ha comprometido a dejar de comprar productos petrolíferos rusos como muy tarde a fin de año. » (NY Times 22/02)

Esta alianza podría desgastarse en el mediano y largo plazo, en la medida en que la firma de un acuerdo de cese de hostilidades se vea empantanado por el desarrollo de las acciones no solo en el terreno militar sino también en el político y económico.

“El riesgo para Estados Unidos es que los aliados no permanezcan juntos”, dijo Jeremy Bash, ex jefe de Gabinete del director de la CIA y del Secretario de Defensa durante la presidencia de Barack Obama. “Esta crisis y este modo de enfrentamiento con Rusia va a durar meses y años, no días y semanas”. (NY Times 22/02/202)

Dinero para la guerra pero no para la salud, la educación y las masas

En esta escalada los países de la UE han respondido de forma rápida a las solicitudes de envio de tropas a las fronteras de Ucrania y de los países miembros de la OTAN. Esto se debe a que la UE tiene un fondo de reserva para estos casos.

“ En efecto, el Fondo Europeo para la Paz (EPF), un nuevo instrumento extrapresupuestario creado en marzo de 202120, permite a la Unión Europea financiar operaciones exteriores de carácter militar o de defensa, llegando incluso a permitir el refuerzo de las capacidades militares de terceros Estados, con el fin de prevenir conflictos y fortalecer la seguridad internacional.  Aunque la FEP es heredera de los antiguos mecanismos, el mecanismo Athena y el African Peace Facility, es la primera vez que la Unión adquiere un instrumento que permite la entrega de equipo letal a un tercer país.” (Institut Montaigne)

En el momento de escribir estas líneas, la reunión en la base de Rammstein promovida por los Estados Unidos, tuvo como uno de los principales acuerdos el envio de tanques de guerra alemanes a las tropas ucranianas.

Urge una movilización de los trabajadores para defender los salarios

Los trabajadores no deben pagar las consecuencias de la guerra. El vacio que ha dejado por el momento las dirigencias de las organizaciones sindicales, aliadas a los partidos en el gobierno ha sido aprovechada por los partidos de ultra derecha que demagógicamente han levantado este punto en su propaganda electoral.

El congelamiento de los precios de los alimentos, de los combustibles  y de la electricidad deben ser levantados por el conjunto de los sindicatos y los partidos de la izquierda.

Share

Comentarios potenciados por CComment