06062020Sáb
Last updateVie, 05 Jun 2020 7pm

EL SALVADOR.- Comunicado de UNEP sobre la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

La Federación Unión Nacional de Empleados Públicos (UNEP) ante la coyuntura actual que atraviesa nuestro país, producto de la pandemia del covid-19, manifiesta:

1.- Sobre el estado de emergencias y medidas adoptadas por el gobierno frente a la pandemia.-

Los efectos provocados por la pandemia en la sociedad salvadoreña tienen un origen estructural, producto del modelo neoliberal implementado hace treinta años en nuestro país, donde se abandonaron todas las políticas públicas de protección al pueblo salvadoreño, se debilitó el sistema de salud público, se estableció un modelo educativo preferencial y precario que adoptó la filosofía de la mercantilización de la educación, se desmontó el sector productivo agrario, se privatizaron casi todos los servicios públicos, se abandonó una política monetaria nacional y se reestructuró la economía en función de las ganancias, privilegiando la venta de servicios y comercio informal como principal actividad económica del país, se marginaron a los sectores rurales y se destruyó la biodiversidad en función de la industria desmedida, se aplicaron exoneraciones de obligaciones fiscales al gran capital lo que produjo un alto índice de evasión y elusión fiscal, mientras los más pobres se le seguían cargando impuestos excesivos, se originó una guerra social producto de la exclusión económica que ha cobrado la vida de miles de salvadoreños y salvadoreñas, además del desintegro de las familias y expulsión hacia otros países, por lo que proponemos avanzar hacia el establecimiento de verdaderas políticas públicas que tengan en el centro las demandas populares y reformas estructurales, rescatando el rol del estado sobre el mercado y no solo medidas paliativas a la crisis actual, desneoliberalizando el país y desprivatizando los servicios públicos, avanzando hacia un futuro más digno para no regresar al pasado oscuro de la historia del pueblo salvadoreño.

Respaldamos las medidas de prevención adoptadas desde el gobierno central para combatir los efectos del covid-19 siempre y cuando tengan como objeto la defensa de la vida, sin violación a derechos humanos e instamos a respetar la cuarentena poniendo la vida por encima de los intereses económicos del gran capital y grandes empresarios.

Denunciábamos un boicot orquestado por mandos medios de instituciones públicas para detener la ayuda a las y los trabajadores del sector salud, lo cual responde a intereses políticos oscuros que pone en el centro lo político antes que la vida y la salud del pueblo, e instamos a las autoridades, Ministerio de Trabajo, Corte de Cuentas y Fiscalía General de la Republica, a realizar las investigaciones respectivas sancionando a los responsables, así como proteger a las y los trabajadores, garantizando que cuenten con todos los recursos necesarios para enfrentar la pandemia y exigimos la igualdad en sus funciones así como equidad y justicia en su carga laboral.

Denunciamos que a muchos de los familiares de los recluidos en centros de cuarentena no se les está brindando la información sobre sus parientes en detención, lo cual genera una inseguridad y riesgo tanto físico como psicológico.

Exigimos al gobierno definir una política de cuido principalmente con los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas que urgen de atención inmediato y a la cual no se le está dando la asistencia debida, respetando los procedimientos con pacientes con enfermedades crónicas o terminales.

2.- Sobre el estado de emergencia aprobado en el Decreto No 593 de la Asamblea Legislativa, el Decreto No 19 del órgano ejecutivo y el Habeas Corpus 148-2020 de la Sala de lo Constitucional.-

Todas las instituciones del Estado en sus resoluciones de naturaleza jurídica deben atenerse al espíritu humanista, donde el centro sea la defensa de la vida y la reproducción de la vida, sin menoscabo de los derechos consagrados en la Constitución y demás leyes de la república, sin generar limitaciones a las medidas de prevención y seguridad social en riesgo ante la crisis generada por la pandemia.

Abandonar la política de confrontación entre intereses de las burguesías y pongan en el centro los intereses y necesidades del pueblo salvadoreño.

3.- Sobre las medidas económicas propuestas:

Rechazamos las medidas propuestas por el Fondo Monetario Internacional como contraprestación al préstamo de $389 millones adquirido por el Estado salvadoreño, y exigimos la condonación de la deuda externa como única medida viable a la actual crisis económica.

Todo plan económico de rescate debe plantear como eje central el respeto a la estabilidad laboral de la clase trabajadora y la mejora de las condiciones económicas del pueblo salvadoreño, donde se garantice la comida principalmente y la seguridad salarial y no las ganancias del gran capital.

Exigimos que las empresas paguen a tiempo las cuotas al seguro social para garantizar la atención inmediata al paciente.

Rechazamos las medidas presentadas por la ANEP y el gran capital salvadoreño, la cual tiene en el centro la economía del capital para generar más ganancia y no la vida de la gente.

Que las medidas para las MIPYMES no deben ser por medio de créditos, sino por incentivos económicos directos con capital semilla en efectivo a todas y todos, sin previa calificación de la banca y subsidiar la deuda actual.

Que se fiscalice que el uso de los recursos asignados a las alcaldías sea utilizado efectivamente para la atención de las medidas de combate al coronavirus y no para otro fin, así como políticas de protección a las y los trabajadores municipales específicamente para efectivos del CAM y recolectores de desechos sólidos, así como recolectores de impuestos de mercados, entre otros que aun en la emergencia siguen brindando sus servicios y apoyarles con incentivos económicos, quienes también sean beneficiarios de los $150 que otorgó el gobierno, dotándoles además del equipo de protección necesario para el desarrollo de sus actividades laborales.

4.- Posición sobre las medidas adoptadas para el desarrollo del año lectivo escolar.

Se deben buscar alternativas en el proceso educativo del cierre del año escolar, pues está demostrado que la modalidad adoptada carece de efectividad.

Las capacitaciones implementadas deben ser para todos y todas los maestros y trabajadores administrativos, agilizar los procesos y mejorar la formación no presencial, dando oportunidades equitativas a la comunidad educativa del país.

El personal docente no está recibiendo la capacitación necesaria para el abordaje de nuevas metodologías educativas no presenciales, además que no todos los estudiantes tienen condiciones para el acceso a medios tecnológicos y poder recibir sus clases y realizar sus tareas escolares.

Hacer uso efectivo de los medios informáticos que cuenta el MINEDUCYT verificando la eficiencia y efectividad de los mismos.

Brindar asistencia integral al proceso de formación de las y los niños, niñas y adolescentes atendiendo factores psicológicos familiares y escolares al servicio del principio internacional del interés superior del niño.

Por todo lo antes expuesto hacemos un llamado a fortalecernos como movimiento popular y no bajar las banderas de lucha levantadas haciendo énfasis en el robo descarado que hicieron sobre nuestras pensiones, por lo que exigimos a la PDDH, FGR, SSF, CCR a investigar y deducir responsabilidades estableciendo la responsabilidad penal y patrimonial a las y los responsables.

Al pueblo llamamos defender la vida y a estar alertas a organizarse y seguir articulando en función de la dignidad que como pueblo nos merecemos.

El Salvador 25 de abril de 2020.

FEDERACION UNION NACIONAL DE EMPLEADOS PUBLICOS (UNEP)

Share

Comentarios potenciados por CComment