04022020Jue
Last updateLun, 30 Mar 2020 9pm

COSTA RICA. Pronunciamiento de la CGT sobre el miserable aumento del salario minimo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El ajuste salarial para los empleados públicos: Cinco mil azotes contra la dignidad e igual número de razones para protestar

En medio de un espectáculo televisivo que ella quiso montar -con mal cálculo y peor resultado-, la Ministra de Trabajo anunció la fijación del ajuste salarial de los empleados públicos para el primer semestre del 2012.  Cinco mil colones, monto fijo, aplicado al salario base: ese es el producto de un decretazo que golpea el bolsillo y la dignidad de los empleados públicos por varias razones que se resumen a continuación.

1) RUPTURA DE UN ACUERDO RENEGOCIADO EN EL 2007. En el año 2007, revalidando un acuerdo de la década del 90, el gobierno y los sindicatos acordaron que los ajustes semestrales para los empleados públicos se fijarían con base a un monto igual al Índice de Precios al Consumidor (IPC) del semestre anterior.  Que el IPC constituía el “piso” de los reajustes y no un monto máximo, lo demostraron los reajustes por encima del IPC concertados entre el gobierno de Arias y los sindicatos, expresados en lo que se denomina el “percentil 50”  para los profesionales y los ajustes extraordinarios para los grupos no-profesionales. El actual Gobierno, haciendo gala de un unilateralismo claro en los hechos, pero tratado de disimular en el discurso público, rompió el acuerdo y decidió ajustar los salarios no en el 1.9% que como mínimo correspondía, sino en un monto fijo de 5 mil colones.

2) El decretazo de éste semestre no se parece a los tres decretazos salariales que le precedieron.  Si es cierto que durante ésta Administración todos los reajustes de salario para los empleados públicos han sido producto de una decisión unilateral del Gobierno y no de la negociación,  lo cierto es que en las anteriores oportunidades se respetó el acuerdo del 2007 y, en todo caso, se procuró agotar el espacio de la Comisión Negociadora de Salarios antes de emitir el decreto de manera unilateral.

3) CAMBIANDO LAS REGLAS DEL JUEGO: VACIAR DE CONTENIDO LAS POTESTADES DE LA  COMISION NEGOCIADORA. En ésta oportunidad el Gobierno, mostrando una impaciencia impropia del supuesto espíritu negociador que, según dice, lo anima, rechazó la solicitud para postergar la negociación del ajuste mientras se analizaba la condición en que quedaba la Comisión Negociadora luego de la emisión del Decreto No. 36857-MP-PLAN-H.

4) Y es que éste decreto es, junto con la ruptura del acuerdo del 2007, el hecho más grave que rodea al ajuste unilateral de éste semestre.  Mientras el Gobierno simulaba llamar a una negociación como las anteriores, emitió previamente un decreto (el ya citado) que trasladaba la potestad de fijar los ajustes salariales del sector público de la Comisión Negociadora a la Autoridad Presupuestaria.  Si antes los acuerdos entre las partes (gobierno y sindicatos) se convertían, sin más trámite que un decreto presidencial, en el ajuste salarial, ahora con el nuevo decreto lo negociado y acordado en la Comisión requiere, para su eficacia, que la Autoridad Presupuestaria lo apruebe.  Así, mediante un decreto gubernamental emitido sin consulta o discusión con las partes afectadas, se anula la única competencia real que tenía desde hace décadas la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público, convirtiendo el acuerdo de ésta en una simple recomendación.  

5) SIMULAR LA INTRANCIGENCIA AJENA PARA CUBRIR LA SUYA PROPIA. Cuando los Sindicatos exigieron que antes de entrar a conocer las propuestas de ajuste salarial se aclarara la condición en que quedaba la Comisión Negociadora, el Gobierno de manera burda e intransigente, dio por terminadas las negociaciones, acusando al Movimiento Sindical de poner “condiciones previas” para iniciar la negociación y afirmando que el Decreto No. 36587-MP-PLAN-H nada tenía que ver con el ajuste salarial.

6) CONGELAR EL SALARIO REAL O DISMINUIRLO.  Nadie se llama a engaño.  Todos los empleados públicos sabemos que los cinco mil colones se aplican a la base y se convierten en algo más que eso…, pero con todo y plus, significan congelar los salarios o incluso disminuir su capacidad real de compra.

7)EL DEFICIT PRESUPUESTARIO: CAUSAS, RESPONSABLES Y PRIVILEGIOS.  El déficit presupuestario es el argumento utilizado por el Gobierno para dar éste zarpazo a la economía de los empleados públicos y al derecho a la negociación salarial.  Se silencian las causas de ese problema: la evasión fiscal y las exenciones de impuestos que éste y otros gobiernos siguen alcahueteando.   Y en lugar de reconocer que los empleados públicos aportamos el grueso del impuesto de la renta, que nos rebajan puntualmente mes a mes, algunas autoridades se han atrevido a llamarle privilegios a las anualidades, a la dedicación exclusiva y a otros pluses salariales, haciendo promoción del “salario único” al que se acercan con el Decreto No. 36857-MP-PLAN-H.

Por eso, empecemos las protestas por el ajuste de salarios digno y por el respeto al derecho a la negociación salarial, este

 

Miércoles 25 de febrero

 

A las 2 p.m.

 

Frente al MTSSS

 

San José, 23 de enero del 2012.

Central General de Trabajores (CGT)

Costa Rica

Share

Comentarios potenciados por CComment