08142020Vie
Last updateJue, 13 Ago 2020 9am

NICARAGUA.- “Waiver” y genuflexión

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Sebastián Chavarría Domínguez

A pesar de las tensiones, tal como estaba prevista, el pasado 25 de Julio la embajada de los Estados Unidos en Managua confirmo que el Departamento de Estado había concedió el waiver en temas de propiedad, al gobierno nicaragüense.

Con esta decisión, el gobierno de Daniel Ortega, puede respirar tranquilo por un año más, hasta que vuelva a ponerse a revisión el tema de las propiedades confiscadas a norteamericanos durante la revolución (1979-1990)

Romería de empresarios y políticos a Washington

Los tiempos han cambiado y también han cambiado los intereses de la cúpula actual del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). El sandinismo se ha transformado en el sector hegemónico de la nueva clase capitalista que emergió de la derrota de la revolución. A pesar que conserva resabios revolucionarios en su discurso, ya no sostiene las posiciones antimperialistas de antaño.

En el discurso del 22 aniversario de la revolución, Daniel Ortega no dijo absolutamente nada que molestara a la administración de Barack Obama, siempre dentro de la estrategia de cumplir con los parámetros establecidos por el Departamento de Estado.

El FSLN ya no moviliza a las masas contra las presiones imperialistas, sino que recurre a sus aliados, los empresarios, quienes muy preocupados viajaron a Washington, a cabildear con congresistas, políticos y autoridades, explicando el desastre que ocurriría si no se otorgaba el waiver, y los organismos financieros internacionales comenzaban a bloquear los prestamos que tanto necesita Nicaragua.

A favor y en contra

Tanto dentro de Estados Unidos, como dentro de Nicaragua, existen sectores que estaban a favor del no otorgamiento del waiver al gobierno sandinista, ilusionados que esa medida iniciaría el derrocamiento de Daniel Ortega.

El ala dura de los congresistas republicanos la encabeza la representante cubana-americana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, quien presionó por cortar el waiver y expresó su decepción por “la decisión de la Administración de Obama para premiar al régimen de Managua, con la renuncia a la confiscación de propiedades (…) "Este gobierno no ha logrado utilizar esta disposición como una palanca para buscar concretas reformas electorales en Nicaragua, que ha sido plagado por un sistema corrupto que aplaca y favorece a Daniel Ortega” y denunció que con esa decisión la administración Obama “está ayudando a apuntalar un régimen autoritario que sigue socavando la sociedad civil nicaragüense”. (Informe Pastran, 27/07/2012)

Al interior de Nicaragua, existen sectores políticos y empresariales minoritarios que tienen como principal guía espiritual a la congresista Ros-Lehtinen, pero que no se atreven a expresar su pensamiento con franqueza, por el recorte de prestamos y financiamientos no es bien visto por la mayoría de la población, por las duras consecuencias que eso acarrearía a la vida cotidiana.

Los empresarios brincaron de alegría, al conocer la noticia. José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), expresó que “es un buen día para el país porque se mantienen los programas con los organismos internacionales". La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM) se sumó “al reconocimiento hecho público por la Embajada de los Estados Unidos al trabajo realizado por la Procuraduría General de la República, que se ha traducido en acciones concretas que ha permitido dicha dispensa” (Informe Pastran, 26/07/2012)

Y la verdad es que en el último semestre, toda la estrategia del gobierno sandinista se concentró en un solo punto: obtener el waiver, a cualquier costo.

Abrupto viraje del PLI

A lo sumo, utilizaron las presiones imperialista en el tema del waiver para exigir a Daniel Ortega un dialogo y negociación interno. Eduardo Montealegre, coordinador de la Alianza del Partido Liberal Independiente (PLI), insistió que ciertos temas “tenemos que hacerlo los nicaragüenses y no debemos depender de ningún gobierno extranjero. Y el tema de la propiedad, para resolverlo, la llave está en manos de Daniel Ortega. El tema para resolver la ilegalidad, la ilegitimidad, el rompimiento del orden constitucional, la llave está en manos de Daniel Ortega (…) sino hay un orden institucional con respeto a la ley y no se interrumpan los procesos de elecciones”.(Informe Pastran 25/07/2012)

Al día siguiente del anuncio de otorgamiento del waiver, el PLI tuvo que abandonar su posición de no participar en las elecciones municipales, dejando solos al Movimiento de Renovación del Sandinismo (MRS).

Satisfacción del imperialismo

Phillips Powers, embajadora de Estados Unidos en Managua, quien anteriormente había emitido duras declaraciones, también dio un viraje: “hemos trabajado juntos durante el año y han resuelto muchos casos y vamos a seguir trabajando para resolver más (…) Si podemos terminar con todos los casos y terminar con las tomas de tierra, creo que sí, pero hay que trabajar y vamos a trabajar con el gobierno sobre esto” (Informe Pastran, 27/07/2012)

Detrás del otorgamiento del waiver hay una gran discusión pendiente: ¿Como es que vamos a ser libres e independientes, si al final de cuentas el gobierno sandinista aplica los lineamientos que bajan de Washington?

Share

Comentarios potenciados por CComment