03022021Mar
Last updateDom, 28 Feb 2021 12pm

NICARAGUA: Todos quieren Dialogo Nacional

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

 

Todos quieren Dialogo Nacional

 

Por Modesto Marcia

En Nicaragua ocurren las cosas más inverosímiles. Dentro del bloque de partidos de la “oposición” hay profundas diferencias políticas pero existe un punto que los une a todos, y no es precisamente la lucha contra el gobierno “dictatorial” de Daniel Ortega, sino todo lo contrario: todos quieren negociar con él en un Dialogo Nacional

Esta invocación casi permanente al “Diálogo Nacional” parece ser una maldición de la política nicaragüense. Cuando la crisis de la dictadura somocista, en 1977, la “oposición” conservadora planteó como una de sus grandes consignas la realización de un Dialogo Nacional para acordar el recambio pacifico de la dictadura. La insurrección les dio una bofetada en la cara.

Después de 1979, en medio de la cruenta guerra civil (1982-1990) y la intervención imperialista, los partidos de la contra civil levantaron siempre la consigna de realización de un Dialogo Nacional para instaurar un gobierno de Salvación Nacional, es decir, un gobierno de coalición entre el FSLN y los partidos de la derecha. Con la derrota electoral de 1990, bajo el gobierno de la Sra. Chamorro, quien planteó la necesidad de convocar a un Dialogo Nacional fue el propio Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que se encontraba en la llanura. Este “dialogo” se convirtió cada vez más en una negociación cerrada entre Antonio Lacayo una comisión de tres delgados del FSLN, entre los que se encontraba en propio Daniel Ortega. Cuando Arnoldo Alemán ascendió a la presidencia (1997-2001) se produjo un clamor generalizado a favor del Dialogo Nacional. Entre Julio y Octubre de 1997, como parte de hábil maniobra política, Arnoldo Alemán convocó a un Dialogo Nacional que terminó siendo una torre de Babel. Este Diálogo no produjo absolutamente nada. El candente tema de la propiedad fue abordado de manera privada ente Daniel Ortega y Arnoldo Alemán, quienes acordaron la aprobación de la Ley No 278. Este fue el primer gran acuerdo político entre el gobernante Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el FSLN en la oposición

En el año 2005, la alianza entre el FSLN y el PLC, obligó al presidente Enrique Bolaños a convocar a un Dialogo Nacional, que se realizó en la Universidad Católica, bajo la bendición del cardenal Miguel Obando y Bravo. Ninguno de los acuerdos fue cumplido, a pesar que las negociaciones fueron vigiladas por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Bajo el segundo gobierno de Daniel Ortega se ha vuelto a poner de moda el “Dialogo Nacional”. En Febrero de 2008, los primeros que llamaron a un Dialogo Nacional con el gobierno de Ortega, fueron los renovadores sandinistas. Edmundo Jarquín, ex candidato presidencial del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), demando “condiciones mínimas”, “cualquier diálogo, para ser efectivo en términos de encontrar solución a los grandes problemas nacionales, debe partir de una base de confianza y credibilidad", (El Nuevo Diario 11/02/08).

Al finalizar su huelga de hambre, Dora María Téllez exigió la convocatoria a un “diálogo nacional“(La Prensa 22/06/08). La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAN) hizo un “urgente, claro y enérgico llamado a la sociedad política nicaragüense para que en el menos tiempo posible se convoque a un diálogo incluyente con la participación de los sectores económicos, políticos y sociales del país, para buscar un acuerdo mínimo de gobernabilidad” (El Nuevo Diario 12/06/2008)

El 11 de Julio, durante la convención del PLC, Arnoldo Alemán dijo que “El pueblo quiere, sin pistolas en la sien, hacer un diálogo nacional sin condiciones, donde estemos todas las fuerzas políticas representadas. El PLC está dispuesto a dialogar públicamente para encontrar solución a la crisis económica, social y política en Nicaragua” (El Nuevo Diario 11/07/08) Lo extraño de este planteamiento de Alemán es que el PLC tiene una mesa de negociación permanente con el FSLN.

Al clamor a favor del Dialogo Nacional se ha sumado el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), quien demandó la realización de un Dialogo Nacional para “para lograr consensos y alcanzar el desarrollo económico, la consolidación del Estado de Derecho y el pluralismo político”. (El Nuevo Diario 16/07/08). Es el tercer llamado que hace implorando un Dialogo Nacional.

Share

Comentarios potenciados por CComment