11152018Jue
Last updateMar, 13 Nov 2018 8pm

HONDURAS.- Crisis económica asfixia a trabajadores mientras desaparece la oposición

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Sebastián Ernesto González

Los paquetazos económicos aplicados por Porfirio Lobo en 4 años no fueron suficientes para pagar la factura del despilfarro ocasionado por el golpe de Estado del 2009. En diciembre del año anterior, a un mes de terminar su gobierno, el Congreso Nacional aprobó su paquetazo más reciente. Según el Presidente del Colegio de Economistas de Honduras, Roldán Duarte, “…el índice de inflación pasó de diciembre de 2013 de 4.92 a 6.0 por ciento; esa alza de 1.5 de inflación de debe a todas las medidas fiscales de la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión…al continuar vigente esta normativa en febrero, es obvio que la inflación continuará subiendo, porque se están reacomodando los precios debido al impacto de la Ley de las Finanzas Públicas” LT (26/02/2014).

La escalada de precios ocasionadas por este último paquetazo, golpea fuertemente a la clase trabajadora, que es la que paga la factura perdiendo sus conquistas económicas y sociales y su salario se ve reducido a tal forma que solo sirve para endeudarse y sobrevivir.

La situación económica vivida en el país es incomparable en la historia de Honduras, el gobierno ataca por todos los flancos al bolsillo de los hondureños; pero este castigo parece no tener fin, ya que según el presidente de los economistas el alza a los productos seguirá estos siguientes meses, ya que los precios se están reacomodando.

Sin embargo, a pesar de la terrible crisis económica, el gobierno saliente de Porfirio Lobo y el entrante de Juan Orlando Hernández –anterior presidente del Congreso Nacional- en el año 2013 aumentaron la deuda externa de Honduras de 3,646.8 millones de dólares a 5,190.3 millones. El aumento fue de 42.3 %. (LT 26/02/2014).

De ese aumento, el país pagó 1031.1 millones de dólares de capital e intereses, el resto fueron nuevos préstamos adquiridos para beneficiar al gobierno nacionalista.

Pero mientras el gobierno nacionalista sigue endeudando al país, el ataque a la bolsa de los trabajadores es en todos los flancos, ya que la devaluación de la moneda sigue su paso insostenible. Según el jefe del gabinete económico de Juan Orlando – Marlon Tábora- “en materia de política cambiaria”, dijo “el deslizamiento del lempira frente al dólar está relacionado al intercambio comercial con los socios comerciales, la inflación y el nivel de reservas monetarias del BCH. En la medida de que esos factores se muevan, así se irá moviendo el tipo de cambio” LT (27/02/2014). Lo anterior solo significa mayor devaluación.

Crece asistencialismo del gobierno mientras se atraganta con el Inprema

Imitando al gobierno del FSLN en Nicaragua, o los gobiernos populistas de América del Sur, el recién iniciado gobierno de Juan Orlando sigue incrementando su política asistencialista, con el propósito de mantener su voto duro y ganar mayores adeptos para una eventual reelección, en caso de darse una Asamblea Nacional Constituyente negociada con el resto de partidos políticos que actualmente tienen representación en el Congreso Nacional.

Pero estas medidas asistencialistas de Juan Orlando no solucionan la crisis, solo aumentan la deuda del país que luego pagan los trabajadores. La empresa privada solo traslada los costos a los consumidores.

Ante toda esta realidad, alguien paga la factura, y el sector más golpeado ha sido el magisterio, a quien le han eliminado prácticamente todos sus derechos y conquistas; el régimen económico ha desaparecido; el Inprema ha sido saqueado por el gobierno anterior y el de turno; ahora le caen a los fondos de los Colegios Magisteriales, donde a puros plumazos de decretos, obligan a los docentes a dejar de cotizar a los colegios magisteriales y quienes deben de cotizar el dinero correspondiente directamente al Inprema.

El Congreso Nacional es controlado por una alianza natural entre el Partido Nacional y el Partido Liberal, y lo que puedan hacer los diputados que no pertenecen a estos dos partidos aún no se ve, lo cual nos muestra que hay cero oposición en el país.

Solo una lucha fuerte y unida del pueblo hondureño detendrá los zarpazos del Partido Nacional

Es el momento que la dirigencia del FNRP, sindicatos, gremios y organizaciones sociales, campesinas y populares inicien la conformación de una coordinación que inicie la preparación de un plan de lucha ante la vorágine de saqueo a la bolsa de los hondureños.

Share

Comentarios potenciados por CComment