07022022Sáb
Last updateVie, 01 Jul 2022 3pm

HONDURAS.- Llamamos a conformar colectivo “José Manuel Flores Arguijo”

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Carlos Alberto Fúnez    

El magisterio hondureño pasa actualmente una de sus peores crisis en la historia hondureña. Atrás quedaron las luchas épicas que realizaron dignos maestros en la huelga bananera de 1954 o en las décadas posteriores, como en los ochentas, donde lo más fácil era ser secuestrado, torturado o asesinado por leer un libro de Ramón Amaya Amador. En el gobierno de Roberto Suazo Córdoba (1982-1986) el magisterio emprendió una lucha por ganar el Estatuto del Docente.

El feroz y represivo régimen de Suazo Córdoba y Gustavo Álvarez Martínez reprimieron al magisterio y destituyeron varios docentes. El Estatuto del Docente fue aprobado en el Gobierno de Carlos Roberto Reina (1994-1996), y apenas  habían pasado 6 años cuando ya el gobierno de Ricardo Maduro  (2002-2006) inició sus ataques directos al magisterio para abolir esta conquista social y económica.

El Estatuto del Docente es la Ley que regulaba el sistema educativo en todos sus aspectos, pero quedó derogado con la Ley Fundamental de Educación aprobada a inicios del 2012. Sin duda alguna que el mayor interés por derogar la Ley de parte de los sectores políticos y económicos radica en lo referente al régimen económico, la afiliación sindical y el régimen social.

Frontal y despiadada represión en contra del magisterio

El frontal ataque en contra del magisterio de parte del régimen Lobo-Hernández no es casual; éste inició en el  gobierno de Maduro (2002-2006), en ese tiempo Porfirio Lobo era el presidente del Congreso Nacional y Juan Orlando Hernández era el secretario del Congreso. Cuando intentaron abolir el Estatuto, el Magisterio lo defendió graníticamente con todo lo que tenía, y al final el régimen dejó fisurada la Ley con otra que aprobaron y que llamaron Ley de Reordenamiento Retributivo, pero el magisterio hizo tambalear al régimen con la masiva toma de la ciudad capital durante varios días.

Posteriormente al golpe de estado del 28 de junio de 2009, y una vez que asumió el régimen Lobo-Hernández al poder, reanudaron una estrategia mucho más afinada y mucho más represiva para derrotar al sector más beligerante de la última década. Los años 2009, 2010 y 2011 serán recordados por los docentes como días de gloria que terminaron en cruenta derrota; ésta terminaría de consumarse en el 2012 y 2013.

Los mártires del magisterio nuevamente darían su vida por las reivindicaciones

Con la derrota del FNRP y luego las oscuras negociaciones a espalda de la base, entre Zelaya y Porfirio Lobo terminaron de allanar el camino para que ley tras ley fueran lacerando la mayor reivindicación de los docentes en la historia hondureña y centroamericana. Actualmente el Estatuto Docente es un cascarón vacío y resquebrajado, aún tomado en cuenta por el Congreso Nacional solo para cuidarse de un juicio internacional.

La sangre derramada por los maestros asesinados desde el golpe de estado sigue penetrando estas tierras, sigue infiltrándose hasta el más recóndito hueco. Primero fue Róger A. Vallejo, luego fue Félix Murillo, el turno le llegó a nuestro camarada José Manuel Flores Arguijo y en marzo del 2011 en una dura represión fue asesinada Ilse Ivania Velásquez, todos ellos murieron en la lucha y de frente contra un régimen oprobioso y asesino.

Conformación del Colectivo “José Manuel Flores Arguijo”

El compañero Manuel Flores se destacó en la lucha desde sus años de estudiante en la Universidad Pedagógica Nacional, luego en el magisterio como miembro del Copemh. Organizado políticamente, fue miembro fundador del Partido Socialista Centroamericano (PSOCA). Fue un constante analista de la situación nacional y educativa y  dejó plasmada sus ideas en sus múltiples artículos.

En este momento en que el magisterio se encuentra postrado y en cuidados intensivos, se vuelve necesaria la reflexión y la discusión de las preguntas que afloran a nuestra mente, ¿Por qué hemos sido derrotados? ¿Somos capaces de revertir la derrota?

Con el merecido respeto de los demás compañeros mártires de la resistencia, llamamos a todos los docentes y afines a conformar parte del espacio de reflexión y discusión Colectivo “José Manuel Flores Arguijo”. Este 23 de marzo se cumplen 3 años del vil asesinato de nuestro camarada, la mejor forma de reivindicar la memoria de nuestros mártires es emulando su lucha y su ferviente deseo por transformar la sociedad en una que sea justa e igualitaria.

Share

Comentarios potenciados por CComment