06252019Mar
Last updateLun, 24 Jun 2019 9pm

HONDURAS.- Fatales pronósticos y penitencia perpetua

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Maestros y empleados publicos luchan para que les paguen sus salarios

 Por: Abril Yánez

Los mayas profetizaron un cambio de era en el año 2012, muchas personas esperaban el fin del mundo pero en Honduras creció el despotismo del gobierno de turno a su máximo nivel contra toda la clase trabajadora y el pueblo en general: no hubo pago de salarios ni aguinaldos, vacaciones o bonos a ningún empleado público en todo el mes de diciembre y aun en enero, mientras los gobernantes- Pepe Lobo, Juan Orlando Hernández, Ricardo Álvarez y sus familias- pasaron sus vacaciones en el extranjero, el pueblo hondureño en general vivió tiempos de crisis económica, sin comida y con muchas deudas.

Aunque para el magisterio no es nuevo experimentar toda serie de represiones, que comenzaron a partir de la administración de Alejandro Ventura, estas se acrecientan cada vez más con la injerencia malévola de Marlon Escoto, quien día a día maquina nuevos decretos para “modernizar” la educación y “beneficiar” a la niñez hondureña. Bajo tales argumentos en el 2012 surgieron decretos adversos  y devastadores, entre ellos: la suspensión y despido a mil docentes, el gravamen del catorceavo y aguinaldo, la no acreditación de los fondos de Matrícula Gratis, la prohibición de la toma de centros educativos como acto de protesta con el anuncio de sanciones para alumnos, docentes y padres de familia, el alargamiento del año lectivo, la imposición de recuperaciones fuera del tiempo reglamentario, las continuas deducciones salariales, el incumplimiento de pagos desde el 2008 e iniciando 2013, con la arremetida directa de Escoto contra las organizaciones magisteriales.

Así, en la primera semana del año se anunció la suspensión de las licencias con goce de sueldo a todos los dirigentes magisteriales en violación al fuero sindical y a quienes el Estatuto del Docente les concede ese derecho para trabajar a tiempo completo en beneficio de sus agremiados, se prohíben las deducciones mensuales de aportación a los colegios magisteriales, préstamos de colegios, financieras, cooperativas o bancos que tuvieran los docentes para provocar la quiebra económica de la FOMH y afectar directamente a quienes no tienen el hábito de pagar sus deudas voluntariamente, a la vez se desautorizó a las Juntas de Selección para los concursos de los docentes interesados a optar a nuevas plazas en el sistema educativo público. Estos son claros atentados contra la organización sindical, indicios que deben ser considerados como amenaza latente a todas las organizaciones sindicales, por lo cual es imperativa y urgente la reaparición beligerante del FNRP.

Pepe Lobo evaluado como No satisfactorio

Según el informe presentado por la Secretaría en Derechos Humanos “el 2012 fue el peor año en la historia de Honduras, al ser declarado “el año de las protestas” pues en lo referente al ámbito político social, económico, agrario y ambiental no fueron atendidos los casos concernientes a los mismos y, respecto a las peticiones de reivindicación de sus derechos y mejores condiciones de seguridad, las secretarías de salud, casa de gobierno y educación fueron las peor calificadas- siendo ésta última la que se llevó la menor calificación- pues ninguna de ellas buscó soluciones a los problemas” (Noticiero VTV, 10/01/13)

Mientras tanto Pepe Lobo considera a Marlon Escoto como el mejor ministro del año demostrando así que las decisiones arbitrarias ejecutadas por éste, son parte de la política gubernamental encarrilada contra las organizaciones populares con lo cual se avizora un año conflictivo entre el gobierno continuador del golpe y el sector organizado, conociendo de antemano quiénes están detrás de todo.

Es notoria la insatisfacción de todos los hondureños, hasta el mismo Pepe confiesa que a él todos lo mandan: la Rosita en su casa, los ministros abusando de su autoridad, los políticos gastando el dinero público en sus campañas proselitistas, la oligarquía dictando líneas a la Corte Suprema de Justicia, los diputados en confabulación deliberada con estos y aquellos y el flamante Lobo con risa guasónica y chistes sin gracia pretende caerle bien al pueblo dándose ínfulas de justo y humanitario viviendo en su propia nebulosa, en la que solo él ve rosas y olfatea lirios donde el pueblo percibe espinas y huele cloaca.

Es urgente la reagrupación de los sectores organizados para combatir en conjunto contra lo que inevitablemente asoma en el horizonte. El FNRP debe reaparecer como estructura popular de lucha por la defensa de los derechos adquiridos, resistiendo la avanzada de los grupos de poder. A una sola voz y una fuerza: venceremos.

Share

Comentarios potenciados por CComment