A+ A A-

GUATEMALA.- Huelga de todos los Dolores: crónica de un fracaso anunciado

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 


Por Hercilia Cáceres y Juan P. Castel

La huelga de todos los dolores del pueblo de Guatemala, una de las otrora máximas representaciones históricas de movimiento estudiantil guatemalteco, se ha convertido en la burla de un pueblo, pasando de ser los bufones con los que reía el pueblo de los ricos y poderosos de esta finca –que no es país–, a ser, entre borracheras, denuncias vacías y sin sentido, otro hazme reír –mejor reír para no llorar de la vergüenza– de los que sobran en esta época en las calles de la cachureca ciudad de Guatemala.

¿Qué representa ahora la huelga?

Basta con preguntarse ¿Cuál es el papel del huelguero en la actualidad? Pues la denuncia se encuentra en el espíritu de un mínimo porcentaje del estudiantado, casi inexistente y cada día más cadáver. La huelga debería de hacer temblar a la casta política –que no es otra clase, que la de los ricos–, a la oligárquica –CACIFes y compañía– del país y a las demás burguesías –ricos pues– emergentes que con el fusil o con el bandidaje se hicieron ricos en la pasada guerra civil que duró 36 años; pero lejos de ello, en su mayoría los “huelgueros” se dedican a amedrentar a la población guatemalteca y estudiantil, demostrando el hoyo profundamente oscuro al que nos condenaron los cavernícolas de verde olivo, al asesinar a dos generaciones de líderes estudiantiles (1960-1989), revolucionarios, combativos, siendo ellos y ellas conscientes y consecuentes realmente, ante los enemigos del pueblo, ante el exilio interior –el de la mente, que se ha vuelto un padecimiento de todo un pueblo– y al exterior, el del destierro o el de la muerte cotidiana o en vida.

Durante las últimas semanas, dentro de los preparativos de Huelga de Dolores, se vieron tintes de la ya normalizada traición, como la del Rey Feato de mano de los eternos caudillos de los “Sub” Comités y “Autónomos” de Huelga (bajando la cabeza a la Comisión Transitoria) y de los rey feos –vividores a manos llenas de la Huelga de Dolores–, así como la desorganización y múltiples hechos que se percibieron distantes al ideal huelguero original. Cada año que pasa menos estudiantes buscan las actividades huelgueras, razón por la que el “Honorable Comité de Huelga 2018”, convocado por el actual secretariado de la Asociación de Estudiantes Universitarios -AEU-, contó con poco apoyo del sector estudiantil; esto se reflejó en las últimas actividades de huelga, que lejos de dignificar la huelga, fueron más de la misma mediocridad acostumbrada por la administración mafiosa (1998-2017), que no ha dejado de controlar la Huelga, y que sigue siendo encubierta por las faldas de las autoridades universitarias (CSU, decanaturas, direcciones y docentes).

Se evidencia la falta de control de la actual AEU

Para los comités parásitos de la huelga, estar con la AEU implicaba tener un presupuesto reducido, además de respetar un acuerdo de no violencia y no extorsión, que muchos comités asociados con la ex comisión transitoria no quisieron acatar, dándole de esta manera la espalda no solo a la actual AEU sino al movimiento estudiantil. La declaratoria general de huelga, que no contaba con el respaldo estudiantil necesario para impedir desastres o agresiones a lo largo de su desarrollo, necesitó apoyo de seguridad de la Cervecería Centroamericana –la Gallo– para resguardar su integridad (la poca fuerza y apoyo de los diferentes comités de huelga se hacía evidente).

El capital oligárquico, culpable de los crímenes cometidos contra este pueblo, fue el único beneficiado; para ellos no habrá nada mejor que idiotizar al pueblo y mejor si es al otrora rebelde, subversivo e insurgente estudiante Sancarlista, claro esas son banderas que en el pasado caracterizaban al estudiantado.

Seguido, se acercaba el Rey Feato: evento en el que múltiples personajes sin vergüenza y sin discurso, hacían burla del intelecto satírico. Muchas personas dentro de la comunidad estudiantil se mostraron entusiasmadas por esta actividad, que según el pensamiento de muchos y muchas sería por fin organizado por estudiantes dándole así un cambio de forma. Pero para sorpresa de la comunidad universitaria y la población en general, momentos antes del Rey Feato, el Honorable Comité de Huelga 2018 lanzó un comunicado anunciando que se desligaban de la actividad, dado que personajes de Comité Autónomo de Arquitectura como Tommy Morales, luego de jurar lealtad al pleno convocado por AEU había tenido relación con la ex comisión transitoria, demostrándole así al Honorable 2018 que no poseían el control de la huelga ni de sus eventos tradicionales. Un verdadero Comité de Huelga debería organizar, aglutinar y movilizar al estudiante en Huelga, pero no se puede pedir Huelga a la muchachada emborrachada e idiotizada por una guerra que nos dejó huérfanos de tradición de lucha y nos embrolló en la victoria de los vencedores. Creer falsamente que la capucha en la cara es histórica es desconocer el verdadero origen de ésta, que encuentra en la represión, siendo actualmente más útil para los sicarios que para los mismos estudiantes; ellos ya no deberían taparse la cara, quitando así una ventaja a los elementos foráneos contratados por estos agentes paramilitares que conformaron la AEU en el pasado y su deshonorable comité de huelga.

El desfile del 23 de marzo

Se acercaba la prueba final: El Desfile Bufo, que saldría a las calles el pasado viernes de dolores, del que ya se rumoraban disturbios contra el nuevo Honorable Comité de Huelga. Cabe resaltar que días antes la secretaria general de la AEU, Lenina García, pidió seguridad a la Policía Nacional Civil -PNC- evidenciando de esta manera que fracasó en aglutinar y convocar al estudiante. Posterior a la velada teatral que anunció el desfile bufo, el Honorable Comité hizo uso de las instalaciones del Paraninfo Universitario, como ya es tradición y según la narración del secretario de finanzas de la AEU: en horas de la madrugada un grupo de aproximadamente 250 delincuentes armados, liderados por Marco López alias “Bodoquito” (según el testimonio de estudiantes de la facultad de humanidades)  y Armando Betancourth alias “Break”, estudiante y auxiliar de cátedra de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia, se acercaron a las instalaciones del Paraninfo para hacer uso de amenazas y violencia verbal para impedir la participación del nuevo “Honorable”. Como ya lo han hecho en el pasado, agredieron dentro y fuera de la USAC a comités como el de Superior de Artes con sede en el Paraninfo, el Alternativo de la Escuela de Historia, el Autónomo de la Facultad de Humanidades, el de la Escuela de Ciencia Política, así como el antigüeño de derecho y a todo estudiante que individualmente se ha resistido a sus desmanes y abusos dentro de nuestra universidad.

El Honorable respondió y no participó en el Desfile Bufo, evidenciando que el control de la huelga de Todos los Dolores no lo ostentan los estudiantes ni la representación ganadora en los pasados comicios de agosto de 2017 para conducir al movimiento estudiantil desde 2018 hasta 2020 (el poder se ejerce, no se posee por papeles o porque así lo digan los medios), sino las fuerzas oscuras respaldadas por el Rector Carlos Alvarado Cerezo así como por sus antecesores, miembros del Consejo Superior Universitario, decanos, administrativos y hasta personajes de la oligarquía nacional como Álvaro Arzú alcalde vitalicio de la ciudad, padre político y financiero del Pacto de Corruptos.

Vemos necesario recalcar que desde los inicios del mal intento de huelga de dolores se vislumbró un panorama de lo que estaba por venir, pero nuestra visión fue rechazada y anulada. La actual AEU ha querido pararse ante medios como Nómada y mostrarse como la gran salvadora de los estudiantes, pero es evidente la división que el mismo secretariado presenta; tomando como ejemplo las declaraciones de Jeffry Oquelí desacreditando por completo el movimiento en el que debería verse involucrado, pero brilló por su ausencia como la mayoría de sus compañeros, siendo estos más responsables de los errores que las personas involucradas de lleno.

Movilicemos al estudiantado contra la violencia    

No olvidemos que los delincuentes y asesinos del movimiento estudiantil están todo el año en el campus; exijamos a nuestras autoridades y no sectoricemos la verdadera lucha estudiantil, presionemos para que las denuncias sean efectivas, enterremos las capuchas y que el olvido no sea parte de esta putrefacción que apesta más año con año y que nosotros los estudiantes debemos terminarla. Llamamos a la AEU a dejar de esconderse bajo comunicados y publicaciones en redes sociales, a organizar, aglutinar y movilizar al estudiantado en contra de la violencia dentro de nuestra casa de estudios financiada y sostenida por las rectorías, las decanaturas y solapadas por el silencio cómplice de los tres candidatos que se disputan la rectoría este año.

El único poder real nace de la acción de las y los estudiantes; a ellos nos debemos, dejen de dar giras para aparentar poder, organización y control del que se carece en realidad; ya no darle más la espalda al estudiante y subestimarlo, que solo con la organización y el accionar general del estudiante podremos respaldar una verdadera lucha democrática por el rescate de nuestra universidad, de sus tradiciones y su autonomía como faro de convivencia de nuestra diferencias ideológicas y políticas. Llamamos desde luego al estudiante a convocar asambleas en cada salón, en cada Escuela y Facultad, en cada Centro Universitario para discutir los problemas latentes de nuestra universidad, como lo es la violencia de los parásitos de la huelga, así como la poca nula representación de las escuelas y centros universitarios en la elección del próximo rector.

Id y recuperar nuestra USAC…

Share