10232019Mié
Last updateSáb, 19 Oct 2019 8pm

EL SALVADOR.- No a las imposiciones violentas, que los trabajadores del ISSS decidan

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Francisco Guardado

El día tres de septiembre del 2019, mediante resolución de la Dirección  General de Trabajo del Ministerio de  Trabajo y Previsión Social, fueron canceladas las credenciales a la Junta Directiva del Sindicato de Trabajadores del  Instituto Salvadoreño del Seguro Social  (STISSS) liderada por Armida Franco del Colectivo UNTRAC, quien había sido electa democráticamente en la Asamblea General realizada en Diciembre del 2018, para el periodo de diciembre 2018 al 2019. Las nuevas credenciales fueron entregadas a Ricardo Jesús Monje Cornejo. como nuevo secretario del STISSS del Colectivo Fuerza-STISSS.

Trabajadores rechazan accionar de gobierno

Si bien la administración de Armida Franco-UNTRAC era cuestionada por su accionar; la imposición de esta nueva Junta Directiva al STISSS por parte del Estado, ha sido rechazada por la mayoría de trabajadores del ISSS y otras organizaciones sindicales de El Salvador, por ser una clara violación a la autonomía e independencia sindical por parte del gobierno de Nayib Bukele y Rolando Castro, este ultimo funge como Ministro de Trabajo.

Practicas fascistas contra sindicalistas

El día domingo 22 de septiembre, en horas de la noche, un grupo de personas vinculadas a la nueva Junta Directiva desalojaron violentamente a miembros de la anterior Junta Directiva, que se encontraban en  local ubicado en el Hospital General conocido como el Bunker. Cabe  señalar que un inicio miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) dieron seguridad a miembros de la actual Junta Directiva. Al respecto, Armida Franco, defenestrada secretaria del STISSS manifestó: “Ayer, era el colmo de los colmos, vinieron estos tipos, entre 30 a 40 tipos armados con pistolas, con cuchillos, con corvos, a sacar a los compañeros a la fuerza del local del sindicato” (DEM. 23/09/19).

Estamos ante una nueva violación a la libertades sindicales, esta vez por parte de los  cuerpos de seguridad. Pareciera que están ensayando prácticas propias de regímenes totalitarios, usando civiles como mampara, pero dirigidos por los organismos de seguridad, utilizando la violencia contra  personas y organizaciones  sindicales que reclaman sus derechos.  Las organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles y populares debemos luchar para que evitar que estas prácticas continúen.

Rolando Castro busca librarse de culpabilidad

Armida Franco, defenestrada Secretaria General del STISSS “Aseguró que el ministro de Trabajo, Rolando Castro, entregó en julio pasado “credenciales fraudulentas” a Ricardo Monge y a “sus secuaces”, quienes también tienen el aval de la dirección general del ISSS para intentar quitarles sus credenciales” (DEM. 23/09/19). Manifestando a la vez “… la responsabilidad de lo que haya ocurrido en el sindicato se los dejamos a estas personas y al director (…) Lamentamos, tristemente, que la dirección esté avalando a este tipo de gente que no es ni trabajadora del Seguro Social, son delincuentes comunes” (DEM. 23/09/19).

Por su parte, Rolando Castro mediante comunicado se lava las manos manifestando: "Todos nuestros procesos son apegados a la ley, el conflicto suscitado en el STISSS es un problema entre trabajadores sindicalizados; como Gobierno solo nos toca garantizar el servicio a los derechohabientes y no inmiscuirnos en los problemas sindicales.  Rolando Castro, es respetuoso del estado de derecho y reitera que esta problemática debe ser solucionada por los trabajadores y grupos sindicales que los representan”.

Nada más falso, ya que al cancelarle las credenciales a la antigua Junta Directiva y entregárselas a otra agrupación, se violenta el Estado de Derecho que dice defender. Este proceso de destitución de la Junta Directiva encabeza por Armida Franco, no se realizó en base a la Ley  y a los Estatutos del STISSS. Rolando Castro, como actual Ministro de Trabajo y Presidente del Consejo Directivo del ISSS, no puede argumentar desconocimiento de lo anterior, a menos que sus intereses sean otros.  Los trabajadores debemos exigir la destitución de Rolando Castro como Ministro de Trabajo y Presidente del Consejo Directivo del ISSS.

Por una pronta Asamblea General extraordinaria

La situación por la cual está pasando el STISSS demanda la pronta convocatoria a una Asamblea General Extraordinaria como lo estipulan los Estatutos en donde sean los trabajadores quienes decidan si ratifican o no a la Junta Directiva impuesta por el Ministerio de trabajo, o se acuerde la elección de una nueva Junta Directiva con base a comisiones electas  por las bases del STISSS. La nueva Junta Directiva, para que sea democrática, debe representar a todos los colectivos con base al principio de representación proporcional, tomando en cuenta al número de votos que saquen cada colectivo. Se debe terminar con el divisionismo al interior del STISSS y luchar verdaderamente por los intereses colectivos de los todos los trabajadores del ISSS y la garantía de una atención medico hospitalaria oportuna y eficaz para todos los derechos habientes.

Share

Comentarios potenciados por CComment