05082021Sáb
Last updateMar, 04 May 2021 9pm

COSTA RICA.- Pandemia: ¿Hacia una catástrofe sanitaria?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José René Tamariz

Nuevamente, la situación de la pandemia del coronavirus se ha agudizado y empeorado. En las últimas semanas el nivel de contagio se ha incrementado de forma significativa. El día 24 de abril hubo 1.830 personas contagiadas. El sistema de salud está al borde de la saturación y el colapso por el número de casos y hospitalizaciones. Las unidades de cuidado intensivo (UCI) llamadas críticas se encontraban al 94% de ocupación para ese día. Si se llega a rebasar ese nivel más allá del 100%, simple y sencillamente no se podría atender a todos los pacientes y, por ende, morirían muchas más personas, ya sea por coronavirus, accidentes y otras enfermedades, por falta de infraestructura y de médicos.

El Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (CCP-UCR) en un reciente análisis de la situación de la pandemia plantea que si se mantiene el nivel de contagio actual en el mes de mayo se podría alcanzar el colapso hospitalario. Según Luis Rosero Bixby, salubrista público “El panorama es sombrío, estamos entrando en el crecimiento exponencial. Ya superamos las 600 camas de hospital y dentro de un mes bien podemos tener una demanda que sea el triple de eso: 1.800 camas”. (La Nación, 25 de abril de 2021). Actualmente la tasa R es de 1,22 lo cual quiere decir que cada 100 contagiados infectaría a 122 personas. Lo ideal es una tasa R igual a 1 o menor a 1.

Ese centro de población contempla tres posibles escenarios de desenlace del contagio: 1) escenario pesimista si la tasa R llega 1,30. 2) escenario neutro si la tasa R llega 1,21 y 3) escenario optimista si la tasa R es igual a 1. Con el primer escenario el número de contagio superaría los 4.000 diarios y más de 2.000 personas necesitarían de UCI; en el segundo escenario el contagio llegaría a 3.300, en este caso se ocuparían de 1.800 camas y de esas 800 para las UCI que no existen y en el tercer escenario se producirían 1.800 contagiados, 1200 hospitalizaciones y 500 pacientes de UCI. Como se puede observar, incluso con el escenario más optimista, la situación sería más grave que la del año anterior en el pico mayor de contagio.

¿Cuál es la política del gobierno, frente a esta tercera ola de contagio? No cerrar ninguna actividad económica, no cerrar ni escuelas ni colegios ni disminuir la cantidad de pasajeros en los buses. Solamente endurecieron la restricción vehicular, pasando la circulación de automóviles de 11 pm a 9 pm, de tal modo que los vehículos no podrán circular de 9 pm a 5 am. Es necesario señalar que esta tercera ola de contagio es mucho más grave que las anteriores. Y siendo la situación de mayor peligro para la salud y muertes de las personas hace lo contrario de lo que hizo cuando los niveles de contagios y de muertes eran mucho menores que las de este momento. 

Por otro lado, ¿es contradictoria la relación entre situación económica con la pandemia del coronavirus? No. El gran problema ha sido que muchas de las decisiones de fondo tomadas por el gobierno de Carlos Alvarado han sido realizadas por gente ignorante y, lejos de resolver la problemática pandémica y económica, más bien la profundizaron. El cierre generalizado de las actividades económicas el año pasado realizado por el gobierno produjeron hasta un 24% de desempleo, así como suspensión de miles de contratos de trabajos y la reducción de jornadas y de salarios hasta de un 75% para miles de trabajadores. Esos cierres de distintas actividades económicas condujeron al cierre de miles de pequeñas y medianas empresas. Es decir que, esas políticas equivocadas del gobierno lanzaron a la ruina, miseria y hambre a miles de familias. Grave error. Ese desastre económico se pudo haber evitado con cierres puntuales y esporádicos y no generalizados ni por largo tiempo.

Los neófitos funcionarios del gobierno, incluido el presidente de la República, Carlos Alvarado, en todos los campos han experimentado con la gente.  Ahora cuando se necesita cerrar, aunque sea de forma esporádica y puntual algunos sectores económicos y de servicios, no lo hacen porque el sistema económico está agotado. El gobierno produjo la crisis y recesión económica y la ruina de miles de familias. Si la pandemia hubiera sido bien dirigida y su combate mejor organizado y planificado el desastre económico actual se habría evitado y se estaría en mejores condiciones para enfrentar la tercera ola de contagio.

Por otra parte, una gran parte del contagio de coronavirus actual es responsabilidad del gobierno de Carlos Alvarado y algunos jerarcas de diferentes ministerios, incluido el de salud, Daniel Salas, por permitir abrir de par en par las puertas de las fiestas en semana santa. Ahora se golpean el pecho y les achacan la responsabilidad a las personas. Es cierto que muchas personas Entonces ¿qué hacer?

1. Incrementar el ritmo de vacunación contra el coronavirus para que haya más personas inmunizadas y de esa forma se infecten menos gente. Pero ¿cuál es la situación de la vacunación? Ese proceso va a paso de tortuga. A mediados del mes de abril, apenas se había vacunado al 10% de la población con la primera dosis de la vacuna y el 5% con las dos dosis, aunque según personeros de la farmacéutica Pfizer se requeriría una tercera dosis. A ese ritmo se podría tardar hasta más de año para que la población esté vacunada. ¿Por qué es tan lento el proceso de vacunación? Porque el gobierno de Carlos Alvarado se ha confiado en el mecanismo del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) de la OMS. Sin embargo, ese mecanismo ha demostrado que no sirve para un abastecimiento eficiente y oportuno de las vacunas para los países subdesarrollado. El gran y grave problema de las vacunas es que los países llamados desarrollados e imperialistas han acaparado la producción de las diferentes vacunas, excepto, aquellas que son producidas por los gobiernos como es el caso de las vacunas rusa y china y, la más reciente, Soberana 02 de Cuba.

Es urgente y necesario que el gobierno de Carlos Alvarado negocie con los gobiernos de China, Rusia y Cuba la adquisición de millones de vacunas contra la Covid-19 para enfrentar de una mejor manera la tercera ola. Ya los gobiernos de Venezuela, Irán y Argentina han adquirido la vacuna de Rusia y Cuba. El gobierno de Costa Rica tiene relaciones con esos gobiernos y, por ende, ellos estarían en la disposición de dotar al país de sus vacunas y eso sería de gran apoyo en esta situación de emergencia sanitaria. El gobierno de Carlos Alvarado debe abandonar su posición rastrera al imperialismo y su ilusa confianza en el mecanismo Covax que no sirve en la inminente catástrofe hospitalaria y sanitaria.

Es falto que la privatización del proceso de vacunación a manos del sector privado vaya a disminuir el contagio. Eso más bien podría encarecer las vacunas a diferentes sectores y reducir el abastecimiento al sector de salud pública.

2. De otro lado ¿Dónde está el mayor nivel de contagio? En lugares públicos. Por tanto, hay que reducir la cantidad de gente en esos lugares. En el trasporte públicos como los buses se debe prohibir que vayan personas de pie, tal como ha autorizado el gobierno, ya que el encierro y cercanía entre las personas incrementa el contagio. Los bares son los lugares de mayor contagio del coronavirus, pues no se respetan los protocolos ni las medidas de seguridad, las personas en estado de ebriedad tienden a romper cualquier medida o protocolo. 

El Ministerio de Educación Pública (MEP) debe suspender las clases presenciales de forma temporal en escuelas y colegios hasta tanto la tercera ola del contagio de la pandemia no se reduzca. Es decir, el tiempo que hace falta para completar el primer semestre del curso lectivo debe ser pasado a la forma de distancia. Ya existe una experiencia acumulada del año pasado y del año 2021 en la modalidad a distancia. Lo que se necesita es que el gobierno obligue a FONATEL a que ponga el millonario fondo que tiene para dotar a los estudiantes de una buena conexión a Internet de forma gratuita, así como de que el gobierno y el MEP les garanticen a los estudiantes en los escenarios 3 y 4 de buenos y modernos aparatos para que puedan acceder a las clases en línea. La suspensión temporal de las clases presenciales a la modalidad a distancia puede evitar a tiempo un mayor contagio y catástrofe en la educación y la salud pública.

3. De último, el ministerio de salud debe ejercer una mayor supervisión y control en las diferentes actividades económicas y de servicios para que se cumplan las medidas y protocolos. En muchas fábricas, empresas y otros negocios se han relajado las medidas contra la infección del virus y, además, han ocultado a sus empleados contagiado enviándolos  a hacerse las pruebas a laboratorios privados que muchas veces no reportan a las autoridades de salud.

Share

Comentarios potenciados por CComment