11172019Dom
Last updateVie, 15 Nov 2019 1pm

COSTA RICA.- Movilización callejera y huelga intermitente contra los proyectos de Ley anti-trabajadores

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José René Tamariz

La presidenta y el secretario general del sindicato APSE, Mélida Cedeño y Roblin Apu, respectivamente, junto a otras dirigencias de los sindicatos de la educación ANDE y SEC, se han reunido varias veces con altos funcionarios del gobierno, incluido el presidente de la República, Carlos Alvarado.

La directiva nacional de APSE, encabezada por Mélida Cedeño, de forma escueta en distintos comunicados ha informado sobre dichas pláticas. Los temas que, entre otros, se han tratado en dichos encuentros han sido sobre algunos proyectos: educación dual que se encuentran en la corriente legislativa y empleo público que, se encuentra en proceso de elaboración por parte del Ministerio de Planificación, será presentado durante el mes de marzo.

Respecto a ese supuesto proceso de “diálogo social” promovido por el gobierno de Alvarado-Piza con las dirigencias sindicales del sector educativo. lo primero que debemos plantear es que la política del gobierno con ese aparente “diálogo” es desmovilizar a los trabajadores en general y, en particular, a los trabajadores de la educación, vanguardia en la gran y larga huelga contra el combo fiscal. Es decir, evitar que las dirigencias sindicales de APSE, ANDE y SEC impulsen la lucha, la movilización callejera y huelgas en contra de las proyectos y políticas del gobierno. A este juego y política gubernamental se ha prestado la dirigencia nacional de APSE. En otras palabras, la directiva nacional de APSE, acaudillada por Mélida Cedeño, le ha claudicado y capitulado a la política desmovilizadora del gobierno Alvarado-Piza.

Educación Dual: Un Negocio Redondo para Capitalistas

En relación, al proyecto de educación dual es necesario señalar que la directiva nacional de APSE, junto con los sindicatos de ANDE y SEC, negoció con el gobierno, inicialmente, un texto sustitutivo de dicho proyecto, el cual el poder Ejecutivo envió a la Asamblea Legislativa. Ese texto sustitutivo no fue de recibo y agrado ni de los neoliberales del PLN ni de las cámaras patronales agrupadas en la UCCAEP. Debido a lo anterior, el gobierno de Alvarado-Piza, realizó una pausa sobre dicho proyecto para consensuar otro documento conjunto entre el gobierno, sindicatos de la educación, empresarios y diputados. Lo que hay que destacar y decir con claridad es que la directiva nacional de APSE con su política de negociar textos sustitutivos de educación dual, en los hechos, ha terminado apoyando ese “modelo educativo”. Entonces, cualquier variante de educación dual que se apruebe, terminará siendo una política para explotar mano de obra de bajos salarios y sin ninguna responsabilidad laboral por parte de los patronos.

Como era de esperarse, el Gobierno Alvarado-Piza, siervo del gran capital nacional y transnacional, envío a la Asamblea Legislativa un nuevo "texto sustitutivo" de educación dual en el cual se "eliminan los contratos laborales" en el cacareado proyecto.

Pero, además, ahora quien le pagará una beca económica a los estudiantes para que trabajen en las empresas, bajo la modalidad de educación dual, será el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). Es decir, que a los patronos se le garantizará mano de obra, eufemísticamente llamada "estudiantes", la cual será financiada con recursos del Estado y, por ende, del fondo Nacional de educación del 8% del PIB, dado que, ahora con el combo fiscal convertido en ley, los fondos económicos del INA son parte de ese porcentaje del PIB para la educación. La educación dual se convertirá en un negocio redondo para los capitalistas.

Pero, aún hay más, ya que el siervo menor del capital y mequetrefe ministro de educación, Edgar Mora, le va a garantizar a los capitalistas 4 "trabajadores-estudiantes" de cada 10 alumnos. De esta manera, el MEP se convertirá en una agencia de reclutamiento de trabajadores, a bajo costo, para el capital nacional y transnacional.

Con este nuevo "texto sustitutivo" de educación dual, el Gobierno Alvarado-Piza le pegó una patada en el trasero a los dirigentes de los sindicatos de la educación APSE, ANDE y SEC en el supuesto "diálogo social" que tiene con esas cúpulas sobre educación dual, empleo público y otros proyectos y temas. El interés del Gobierno Alvarado-Piza con ese circo de "diálogo social" es tener entretenida a esas dirigencias sindicales y que le ayuden a tener desmovilizadas a las bases para que no haya movilización ni huelga.

Proyecto de Empleo Público:  Contrarreforma en el Sistema Salarial y Empleo Estatal

El jueves 7 de marzo la APSE, en un comunicado conjunto con la ANDE y SEC, informó a “… su afiliación, que durante las últimas semanas se han realizado una serie de reuniones entre representantes de los sindicatos del sector educativo y los ministerios de Planificación y Educación”. Más adelante, sostienen que “Estas reuniones se fundamentan en la intención del Poder Ejecutivo de exponer planteamientos de reforma integral en materia de empleo público”. Después enumeran los ejes temáticos que abarcará esa “reforma”.  

Pero ¿cuál es la posición política de la directiva nacional de APSE sobre esa propuesta de empleo público del Gobierno Alvarado-Piza? ¡Ninguna! Creen que con sólo informar basta. Al final dicen en ese escueto comunicado que, en "los próximos días", estará haciendo "un análisis" de ese proyecto del Gobierno. De los "análisis", malos que hacen, no pasan.

En otras palabras, mientras están en un supuesto y de mentirillas proceso de "diálogo social", para engañar a tontos e ingenuos, el Gobierno hace lo que le da la gana y quiere con los trabajadores del sector público y los educadores. No existe ninguna crítica de la directiva de APSE sobre los “ejes temáticos” de ese proyecto que, en realidad, no es una reforma, sino una verdadera contrarreforma que desmonta totalmente el sistema actual de salarios y de empleo público por uno diferente, que impondrá a los trabajadores el llamado "salario global" o salario único. Ni siquiera rechazan de entrada el llamado "salario global" o salario único. Por otra parte, ese eventual proyecto, contendría un conjunto de normas de evaluación de desempeño que, en los hechos, tendría como objetivo impedir que siga pagando, aunque disminuidas, las anualidades y otros incentivos Vergüenza y desprecio produce ese tipo de comunicado. A la directiva nacional de APSE se les olvidó las palabras y los llamados a la lucha, movilización callejera y huelga.

NO a los Proyectos de “Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos” y la “Ley de Declaratoria de Servicios Públicos Esenciales”

De último, la directiva nacional de APSE al reunirse con los funcionarios del gobierno debió poner como condición para iniciar cualquier proceso de “diálogo social” la suspensión del proceso del tramite de discusión y eventual aprobación del proyecto de “Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos”, expediente N° 21.049, proyecto nefasto y fatídico que, en los hechos, prohíbe el derecho de la huelga, así como el proyecto de “Ley de Declaratoria de Servicios Públicos Esenciales”, expediente N° 21.097, que extiende dichos servicios al sector educación, ampliación que como “servicio esencial”,  conllevaría a la prohibición tajante y sin apelación del derecho a huelga entre los trabajadores de la educación.

Entonces, ¿qué está haciendo la directiva nacional de APSE para luchar y evitar que se aprueben los proyectos del PLN que prohíbe la huelga y convierte a la educación en un "servicio esencial?

La respuesta es obvia: ¡Nada! Es importante destacar que, a esos proyectos, la jauría neoliberal, le está aplicando la denominada vía rápida, artículo 208 bis, para su aprobación en la Asamblea Legislativa, lo cual significa que esos proyectos estarán aprobados, a más tardar, en el mes de abril. No basta con una comparecencia en la Comisión de la Asamblea Legislativa y oponerse de boca a esos proyectos como lo ha hecho la directiva nacional de APSE.  Se hace necesario y urgente luchar y combatir contra esos proyectos fatídicos en la calle, llamando a la movilización y la huelga, antes de que pasen al plenario legislativo, en contra de ellos.

La directiva nacional y el Consejo Nacional, éste último como órgano político del sindicato deben declarar emergencia frente a la discusión y eventual aprobación de esos nefastos proyectos. La declaratoria de legalidad de la huelga en el sector educativo en contra del combo fiscal, emitida por el tribunal de apelaciones el día 20 de febrero, aunque muy tardía, sin embargo, demuestra la justeza de esa lucha y las posibilidades abiertas para impulsar la lucha, movilización callejera y la huelga. Esa declaratoria debe servirnos como un estímulo para pasar a la ofensiva en contra del gobierno y las fuerzas neoliberales del Congreso y de sus proyectos antihuelga y antisector educativo.

Si esos dos proyectos del PLN que el Gobierno ha hecho suyos son aprobados, sin lucha y movilización, no sólo no habrá huelgas en diferentes sectores, mucho menos en educación porque sería un "servicio esencial", sino que podría conllevar al debilitamiento y desafiliación masiva del sindicato APSE, es decir, a su vaciamiento. Eso es, precisamente, lo quiere y busca promover el Gobierno Alvarado-Piza y la jauría neoliberal de la Asamblea Legislativa. A esa política macabra del Gobierno le hace el juego la directiva nacional de APSE. En caso de aprobarse, sin lucha y movilización esos proyectos, la directiva nacional de APSE, encabezada por Mélida Cedeño, sería corresponsable de semejante desastre político y derrota política en el movimiento sindical y, en particular, en el sector de los trabajadores de la educación.

¡Abajo el gobierno del triunvirato PAC, PLN Y PUS!

Los gobiernos del triunvirato del PAC, PLN y PUSC, están llevando al país al aumento masivo del desempleo, subempleo e informalidad y, por ende, a la pobreza y miseria creciente de amplios sectores de la población costarricense. Al mismo tiempo, se realiza toda una contrarreforma y reconfiguración del Estado que lleva al desmontaje del sistema salarial, de empleo público y cierre de instituciones estatales, en otras palabras, a la reducción de los salarios y desempleo en el sector público.

También el Gobierno del triunvirato PAC, PLN y PUSC, envalentonados por la derrota de la huelga contra el combo fiscal, están violentado derechos fundamentales como prohibir el derecho a huelga, declarando la educación como "servicio esencial" para impedir el derecho a la huelga en ese sector, aprobando una reforma del reglamento de funcionamiento de la Asamblea Legislativa que limita seriamente el uso de la palabra a los diputados, a una serie de arbitrariedades, tales como destituir de forma ilegal a directivos del Banco de Costa Rica (BCR), destrucción de las empresas del Estado como JAPDEVA debido a la entrada en operación en Limón de la nueva terminal APM holandesa, y el debilitamiento de otras como el ICE, mediante la compra de energía a empresas privadas, RECOPE y bancos públicos. Ahí tenemos de ejemplo la quiebra del banco de Cartago.

Estamos, entonces frente a una arremetida violenta de las fuerzas neoliberales contra los trabajadores, sectores populares e incluso la institucionalidad. Todas las dirigencias sindicales no hacen nada para enfrentar y frenar esa arremetida que hunde en la ruina, pauperización y degradación social a miles de trabajadores, sectores populares y clases medias.

Es necesario y urgente construir un frente de izquierda y sindical que organice la resistencia e implemente un plan de lucha que derrote la ofensiva gubernamental-patronal e incluso se plantee la caída del Gobierno del PAC, PLN y PUSC

Share

Comentarios potenciados por CComment