A+ A A-

COSTA RICA.- División sindical favorece al gobierno y sectores neoliberales

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Francisco Quesada

El bloque sindical Patria Justa (PJ) está integrado por varias organizaciones sindicales importantes que representan a miles de trabajadores del sector público, tales como la ANEP, el FIT-ICE, UPINS, SINTRAJAP, SITRAPEQUIA, SITRAP y SINAE. Los dirigentes sindicales más reconocidos de Patria justa son el vitalicio Albino Vargas y Fabio Chaves, de ANEP y FIT-ICE, respectivamente. Por su parte, el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (BUSSCO) está conformado por diversos sindicatos que agrupan a miles de trabajadores del sector educación, salud y otros sectores sociales, entre los cuales se encuentran, APSE, ANDE, UNDECA y diversas organizaciones sociales. En el bloque sindical BUSSCO, los dirigentes más conocidos son Luis Chavarría y Gilberto Cascante, de UNDECA y ANDE, respectivamente.

Debido a la campaña sistemática, insidiosa y violenta desarrollada por parte de los sectores neoliberales y sus medios de comunicación, en contra de los salarios, sus componentes salariales (pluses) y el empleo en el sector público, el bloque sindical, Patria Justa, recientemente publicó un comunicado en el cual planteaba dos asuntos importantes. Primero, convocaba a una “huelga general” para el mes de octubre y, en segundo lugar, le hacía un llamado a la “unidad” sindical al bloque sindical de BUSSCO.

De la “Huelga General Nacional de Grandes Dimensiones”…al Llamado a la Mesa de Diálogo

En su “Acuerdo Solemne”, Patria Justa, publicado en Limón y “aprobado por unanimidad” planteaba que “El colectivo Sindical Latinoamericanista Patria Justa ha acordado el impulso de un movimiento laboral de grandes dimensiones con características de Huelga General Nacional para enfrentar la agudización de la campaña de agresión sicológica y de terrorismo ideológico en contra de la clase trabajadora del sector público, sus familias y sus organizaciones…”. El “movimiento laboral de grandes dimensiones con características de Huelga General Nacional”, este bloque sindical lo planteaba para desarrollar en el mes de octubre. Este llamamiento a “Huelga General Nacional”, realizado por Albino Vargas, creó muchas dudas en diversos sectores sindicales y sociales, ya que este dirigente sindical nunca ha impulsado ni dirigido una “huelga general”, sino que más bien, acostumbra a impulsar mesas de “negociaciones” y “diálogos” nacionales con el gobierno y las cámaras empresariales.

Al final, nadie creyó en el llamado de Patria Justa a la “Huelga General Nacional”, mucho menos los neoliberales que lo tienen bien medido. Es por ello que, Eduardo Ulibarri, un neoliberal confeso, al respecto planteo que “Tras décadas de dominar la ANEP con éxito relativo (en particular su longevidad), Albino Vargas debe haber aprendido muchas lecciones. Pero hay una que, si la aprendió, decidió olvidarla: las huelgas a la ligera…”. (La Nación, 18 de setiembre del 2015). Al final, ese pomposo y grandilocuente llamado a la “huelga general nacional” por parte del bloque sindical de Patria Justa, se demostró que era solamente una maniobra de Albino Vargas, Fabio Chaves y demás dirigentes sindicales, simplemente para intentar y forzar al gobierno de Solís, a instalar una mesa de diálogo, para negociar los salarios, los componentes salariales y el empleo público.

La maniobra y falso llamado a una “huelga general nacional” de Albino Vargas y Fabio Chaves, quedó desenmascarada y evidenciado, por ellos mismos!! Veamos. Fabio Chaves en un artículo escrito en el diario La Nación planteo que “Como movimiento sindical responsable, y en aras de aportar a las soluciones del país, aceptaríamos que se abra una mesa de discusión sobre este tema; sin embargo, esta discusión debe darse de forma seria, transparente y responsable para analizar objetivamente y encontrar soluciones, incluidas correcciones, que se demuestren y se puedan aplicar a los regímenes salariales del sector público”. (La Nación, 11 de setiembre del 2015). Por su parte, “… Vargas y un grupo de dirigentes de Patria Justa se reunieron este lunes con el obispo de Puntarenas, Óscar Fernández, presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica 8Cecor). Allí, los líderes gremiales llegaron con la petición de que la Iglesia católica intervengan en el diálogo sobre el empleo público, ya sea como como actor directo o como facilitador”. (La Nación, 15 de setiembre del 2015). Entonces, como se puede notar con base en los planteamientos tanto de Chaves como Vargas, el llamado a “huelga general nacional” de “grandes dimensiones”, era un engaño para las bases sindicales de los sindicatos a los cuales representa, así como una burda maniobra, para intentar obligar al gobierno de Solís, a convocar y sentarse en una mesa de diálogo, con intermediación de la Iglesia católica, para terminar negociando, sin autorización y sin ser aprobado por sus bases, los “regímenes salariales del sector público”, es decir, todos los salarios, los componentes salariales y el empleo público.

Del Llamado a la Unidad Sindical de Patria Justa a BUSSSCO… a los Dimes y Diretes  

En su flamante comunicado convocando a la “huelga general nacional” de “grandes dimensiones”, el bloque sindical Patria justa “… hace un llamado a los diferentes sectores sociales y sindicales involucrados en esta circunstancias, especialmente al grupo organizado en el BUSSCO (Bloque Unitario Sindical Social Costarricense), para iniciar conversaciones de inmediato, afín de concretar los puntos en común, incluyendo la fecha y las características del movimiento, para desarrollar una gran acción de enfrentamiento a las fuerzas del capital oligárquico neoliberal y la derecha extremista”. Este llamamiento de Patria Justa al bloque sindical BUSSCO, en términos generales, era correcto y parecía un llamado serio y real, para concretar una gran alianza sindical de los principales bloque sindicales del país en contra de los sectores neoliberales, de derecha y del gobierno, que pretenden destruir los regímenes salariales y de empleo del sector público, para financiar el déficit fiscal producido por los gobiernos del PLN. Nótese la grandilocuencia de las palabras de Patria Justa en este llamado unitario hacia BUSSCO para desarrollar “una gran acción de enfrentamiento”, lo cual daba la apariencia de que realmente Patria Justa estaba convocando al BUSSCO a realizar acciones que frenara y derrotara la ofensiva neoliberal en contra de los salarios y el empleo público, sin embargo, esas era pura fraseología hueca.

El día 16 de setiembre del año en curso, el bloque sindical BUSSCO le comunicó por escrito a Patria Justa cuál era su posición sobre el llamado a la unidad sindical que le había realizado aquel. En esta respuesta, BUSSCO responde que “… se ha dictaminado declinar el llamado propuesto en su comunicado” y, más adelante, plantea las razones, por las cuales rechaza concretar la unidad sindical, entre las cuales señala que “Para los efectos señalados BUSSCO profundizó fundamentalmente en la consideración de múltiples hechos correlacionados surgidos en los últimos días, ampliamente conocidos por la opinión pública en general. Cabe agregar que el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense, conserva irrenunciablemente como su objetivo esencial el derribamiento del modelo neoliberal, especial circunstancia que en no pocas ocasiones nos diferencia notablemente en razón de algunas impresiones emitidas públicamente por dirigentes de Patria Justa”. El énfasis es de la carta de respuesta de BUSSCO hacia Patria Justa, no nuestro. En esta respuesta de BUSSCO para rechazar la unidad sindical con Patria Justa, además del sectarismo típico entre las burocracias sindicales, existe un lenguaje sibilino como la “consideración de múltiples hechos… surgidos en los últimos días”, los cuales no se señalan ni mencionan.

Por otra parte, el planteamiento, aparentemente serio, de BUSSCO en el sentido de que tienen como “objetivo esencial el derribamiento del modelo neoliberal”, lo cual lo diferencia de Patria Justa, no justifica no poder realizar y concretar la unidad sindical con Patria Justa por la defensa de los derechos puntuales de los regímenes salariales y de empleo en el sector público de los cuales son parte las bases sindicales a las cuales representan ambos bloques. El objetivo “esencial” o estratégico como diríamos nosotros, no debe anteponerse ni ponerse como pretexto u obstáculo a concretar la unidad sindical entre organizaciones y bloques sindicales, por la defensa de las conquistas laborales obtenidas por los trabajadores del sector público a lo largo de muchos años. La respuesta de bloque sindical BUSSCO es un grave error político y sindical por parte de los dirigentes de los sindicatos de BUSSCO. La cuestión planteada por los dirigentes de BUSSCO sobre “el derribamiento del modelo neoliberal lo dejamos para abordarlo en un próximo artículo, y, polemizar con ellos como pretenden ese hacer ese “derribamiento del modelo neoliberal”.

No se justifica la división

Conocemos y entendemos las diferencias inter-burocráticas entre BUSSCO y Patria Justa, sin embargo, ellas no justifican la división y la lucha por separado de las principales organizaciones sindicales por la defensa de los derechos, conquistas y condiciones de vida de los trabajadores organizados en los sindicatos del sector público. Con base en lo anterior, les exigimos a las organizaciones sindicales que conforman los bloques sindicales BUSSCO y Patria Justa que lleven a sus bases sindicales la discusión y votación democrática, tanto de la unidad sindical de ambos bloques sindicales como de la nefasta política de instalación de mesas de negociación y diálogo para negociar y pactar con el gobierno reformas de los regímenes salariales, sus componentes salariales y el empleo público. Estamos seguros y convencidos que, someter esos puntos a la discusión en Asambleas democráticas de los trabajadores, de ambos bloques sindicales, ellos como trabajadores y no como burócratas sindicales, apoyarían y votarían a favor de la unidad de sus organizaciones sindicales y la lucha en las calles para defender sus derechos y conquistas, así como para derrotar las políticas de los neoliberales y del gobierno Solís. La división de BUSSCO y Patria Justa, así como la instalación de mesas de diálogo, para negociar los salarios y empleo público le hacen el juego y favorecen a los sectores neoliberales y al gobierno de Solís.

Share