06262019Mié
Last updateMié, 26 Jun 2019 10am

COSTA RICA.- Dura huelga por la defensa de la seguridad social

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

4huelga ccss

Por Ramón Sibaja

Durante décadas, sobre todo después de la revolución de 1948, el régimen político inaugurado por el Partido Liberación Nacional (PLN) se enorgullecía de dos grandes conquistas democráticas: la educación y la seguridad social. Pero con la agudización crisis económica del sistema capitalista, estas conquistas están llegando a su fin.

Así lo demuestran el reciente recorte del presupuesto a la educación universitaria, el intento del gobierno de Chinchilla por imponer la trimestralización en los colegios de secundaria, y ahora la bancarrota de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS)

Estalla la huelga del sector salud

La huelga de los trabajadores de la salud, iniciada el pasado 19 de Julio, y que duro tres días, fue convocada por una alianza de 11 sindicatos, entre los cuales podemos citar a la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas y Afines (Siprocimeca), la Unión Médica Nacional (UMN), la Asociación Nacional de Profesionales en Enfermería (ANPE), la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), el Sindicato de Asistentes del Sector Salud (Sinass), el Sindicato de la Salud y de la Seguridad Social (Sisss), el Sindicato Nacional de Trabajadores en Farmacia (Sintaf) y la Federación de Organizaciones de la Caja y la Seguridad Social (Focass).

La huelga fue abarcando paulatinamente los principales centros hospitalarios: Hospital San Carlos, México, San Juan de Dios, Calderón Guardia y de Niños, Blanco Cervantes, Nacional Psiquiátrico, además de los Equipos Básicos de Atención en Salud (Ebais) y los principales hospitales en las provincias. La huelga fue mucho más intensa en los centros hospitalarios de la costa caribe

En su descaro, el gobierno se atrevió a decir que solamente el 9% de los 48,000 trabajadores hospitalarios estaban en paro, cuando en realidad el paro abarcó a la mayoría de centros hospitalarios, aunque no la totalidad de los mismos, y la repuesta de los trabajadores fue desigual en cada centro de trabajo. No obstante, los sindicatos informaron que abarco un 80% del personal

Dentro de los hospitales, el cuerpo de enfermería fue el que más entusiastamente apoyó la huelga, así como los empleados de vigilancia, aseo y nutrición. Según el diario La Nación, un huelguista no identificado declaró: "Estamos defendiendo nuestros derechos y seguridad social para que el gobierno responda ante la Caja por el dinero que le debe". (20/09/2011)

Intentona de declaratoria de ilegalidad de la huelga

Ileana Balmaceda, presidenta ejecutiva de la CCSS, amparándose en los artículos 373 y 377 del Código de Trabajo que prohíben la huelga de empleados públicos, promovió la declaratoria de ilegalidad de la huelga ante el Juzgado de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José, pero la maniobra legal fracasó porque en la Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia existe una acción de inconstitucionalidad pendiente sobre el mismo tema.

Principales demandas

La huelga de los trabajadores de la salud fue convocada por dos reivindicaciones centrales. La primera, que tiene ver directamente con las conquistas obtenidas tras años de lucha, está relacionada con la medida recientemente adoptada por las autoridades de la CCSS, en base a una Resolución de la Procuraduría General de la Republica, que ordena quitar tiempo de las incapacidades para contabilizar o calcular el aguinaldo, los salarios escolares y la cesantía. Esta decisión de la CCSS arranca de tajo una conquista plasmada en el convenio colectivo.

Las autoridades de la CCSS argumentan que, según un informe de la OPS, “los disparadores del gasto institucional son las incapacidades, la compra de medicamentos especiales, el pago del tiempo extraordinario y el aumento de las plazas, además de aspectos relacionados con la gestión”.

La segunda demanda, y probablemente la más importante, es que el gobierno y los empresarios privados deben a la CCSS la bicoca de 728.000 millones de colones (845 millones de dólares), lo que tiene a la seguridad social en estado de bancarrota. Solo para este año 2011, la CCSS cerrará con un déficit de 180 millones de dólares. Para el año 2015 el déficit llegaría a los 313.909 millones de colones.

Juan Carlos Durán, presidente de la Federación de Organizaciones de la Caja y la Seguridad Social (Focass), manifestó el gobierno y “las autoridades de la CCSS están ocultando la razón real de la huelga. Lo que exigimos es que el gobierno le pague a la CCSS, pero prefieren escudarse en el tema de las incapacidades, a fin de engañar a la población”. (La Nación, 20/07/2011)

En 2007, el gobierno se comprometió a transferir ¢31.200 millones en bonos y pagar ¢7.800 millones cada año, en el periodo comprendido entre 2012 a 2016. El gobierno de Laura Chinchilla ha respondido que pagará pero no con dinero en efectivo sino en títulos valores, es decir, en bonos o papeles que deben cotizarse en el mercado financiero, y que dada el actual déficit fiscal del Estado, estos bonos no resultan atractivos para ningún inversionista o especulador financiero

Los empresarios preocupados

La huelga de los trabajadores de la salud ha colocado el tema de la bancarrota de la CCSS en el debate nacional. Por ello, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), el Movimiento Solidarista y el Consejo Permanente de Cooperativas de Autogestión (CPCA) organizaron una mesa de diálogo permanente sobre la crisis de la CCSS, pero los medios de comunicación no se refieren a las deudas de los empresarios que no pagan a tiempo las cotizaciones a la CCSS.

Comisión Especial sin sindicatos

Después de 3 días de huelga, marchas, bloqueo de calles, etc, ante la presión ejercida por los trabajadores en huelga, las autoridades de la CCSS anunciaron la creación de una Comisión Especial conformada por los economistas Pablo Sauma y Fernando Naranjo, la socióloga Juliana Martínez y el empresario Rafael Carrillo, con el objetivo de “concretar el impacto de las medidas a tomar y harán las recomendaciones a la junta directiva, a fin de enmendar los defectos estructurales y sugerirán las medidas financieras correspondientes. (…). Se requieren acciones en el corto, mediano y largo plazos, pues la situación no se arreglará de la noche a la mañana. La institución está tomando acciones y verá si debe cambiar de medidas (…) Es para avanzar lo más rápido posible en un tema que nos ocupa y que es urgente necesidad”. (La Nación, 21/07/2011)

Se requiere un balance de la lucha

Evidentemente que esta media unilateral pretendió evitar la participación de los sindicatos en cualquier comisión investigadora, antes de sentarse a negociar con ellos. Finalmente, la CCSS y los sindicatos de salud iniciaron negociaciones el día 21 de Julio en la sede central del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

El Acta de Acuerdos firmado el día 23 refleja la dureza de la lucha, ya que los sindicatos no lograron revertir el tema de las incapacidades ni lograron un compromiso de pago real por parte del gobierno. No obstante, a pesar que a los trabajadores les descontarán los días no trabajados, la lucha no fue derrotada.

Lo más importante ha sido que, ante la bancarrota de la CCSS, los trabajadores han comenzado a luchar y movilizarse. El problema de la seguridad social no será resuelto solamente por los trabajadores del sector salud, sino por la movilización de todos los trabajadores de Costa Rica en defensa de una de sus más preciadas conquistas.

La principal enseñanza que podemos sacar de esta lucha, es que los trabajadores han levantado la cabeza y no dejaran que el gobierno y los empresarios destruyan la CCSS, y que la próxima jornada de lucha debe involucrar a todos los sindicatos del país, como se hizo con la marcha del 10 de marzo contra el Plan de Reforma Fiscal, o como lo hicieron los maestros durante la marcha del pasado 28 de Junio.

Por un paro nacional de 24 horas

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a todos las centrales obreras, y sindicatos de empleados públicos, a desarrollar la más amplia y combativa unidad de acción por la defensa de la CCSS. Esta tarea no la pueden llevar a cabo solo los trabajadores de la salud, se requiere una acción conjunta de todos los trabajadores.

Este ha sido apenas el primer round de la pelea. En el futuro, las autoridades de la CCSS querrán aplicar más recortes a las conquistas laborales, incluso una revisión del actual sistema de pensiones, que golpeara a todos los trabajadores por igual. Por ello se debe organizar un paro nacional de 24 horas que tenga como consigna central la defensa de la seguridad social y la gestión y control de los trabajadores sobre la administración de la CSSS.

Share

Comentarios potenciados por CComment