HONDURAS.- Exijimos el pago inmediato del salario a los profesores por hora en la UNAH


Por Max Luján

En total calamidad e incertidumbre se encuentran los docentes contratados por hora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). La crisis que enfrentan los profesores en este momento es enorme, todo debido al reciente conflicto universitario causado por la intransigencia de las autoridades que duró más de noventa días. Los paros han perjudicado de gran manera a todos los catedráticos por contrato a nivel nacional; en este caso, las autoridades tomaron como chivo expiatorio al sector docente. En ediciones anteriores de El Socialista Centroamericano, manifestamos en su momento que ni los docentes ni tampoco los trabajadores de la UNAH eran culpables de la crisis provocada por las autoridades universitarias; esto cuando intentó la ex rectora Julieta Castellanos suspender el salario a todos los empleados por mantenerse cerrada las instalaciones de la UNAH a causa de las tomas ejercidas por el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

Actualmente, no se mira por dónde las nuevas autoridades brinden una respuesta efectiva a tal problemática. El rector interino, Francisco José Herrera, se ha reunido con los sectores estudiantiles representados por cada una de las facultades de la UNAH; también lo ha hecho con los docentes acuerpados en La Asociación de Docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ADUNAH). Tanto los docentes como los estudiantes han coincidido en que la crisis que están atravesando los profesores por hora debe solventarse, por lo cual dentro de sus peticiones está el de arreglarles el pago lo más pronto posible a cada uno de los maestros. En este sentido, “Se analizará la situación individual de cada grupo de docentes usando como criterios la antigüedad laboral y los días completados, razón por la cual a ciertos docentes es posible que se les dé soluciones alternas o más expeditas”, esto fue lo manifestado por Héctor Ulloa, vocero del movimiento, luego de salir de la reunión con el nuevo rector. (El heraldo, 2/10/2017).

Creemos conveniente alertar y denunciar que los criterios que pretenden tomar las nuevas autoridades universitarias son excluyentes y arbitrarias, en este caso deben ser todos por igual, más bien nos parece una estrategia que pretende dilatar el proceso y no cumplir de manera rápida con el pago a los maestros.

Cabe señalar que todas estas tomas prolongadas no solo han afectado a la población estudiantil, también han perjudicado al sector docente en general. En la actualidad existe un estira y encoge que confunde a los mentores, por un lado el MEU exige que las clases terminen el 22 de diciembre, mientras tanto, el mandato oficial apegado al calendario académico y que la ex rectora ordenó que se cumpliera, es que las clases culminen el 17 de noviembre, en vista que es año electoral y todos los centros educativos sirven de sedes de votación o resguardos de urnas, eso crea una sobrecarga en el personal docente, debido a que se le exige culminar con todo el contenido temático y evaluar en el menor tiempo posible, a esto hay que agregar el cumplimiento de proyectos de investigación, proyectos de vinculación con la sociedad. En algunos casos se ha hostigado al personal para que entregue informes de actividades que éste obligatoriamente debía de elaborar y cumplir en el tiempo que ocurrían las tomas, lo que consideramos un acto arbitrario. En este caso no es que se cuestione la lucha estudiantil, ésta es válida, ya que los estudiantes defienden sus derechos, pero en este conflicto no se ha tomado en cuenta a los profesores, cuando las tomas se prolongan demasiado y no se incluye el criterio de los docentes, el resultado es que todo le cae encima al docente, de modo que, no se puede sobrecargar a un docente, las nuevas autoridades deben de brindar una respuesta positiva para terminar con esta arbitrariedad.

Ante la situación actual que atraviesan los profesores universitarios, el Partido Socialista Centroamericano exige el pago inmediato a los docentes por contrato, también manifestamos que los trabajadores no pueden pagar los platos rotos de la reciente crisis universitaria, los maestros por hora han cumplido con el contrato al asistir a su centro de trabajo, si no se dieron las clases fue por motivos de fuerza mayor, ellos no tienen la culpa de la intransigencia de las autoridades de aquel momento, por lo que cada uno de éstos profesores tienen que alimentar a su familia, pagar todos los servicios básicos, colegiaturas de sus hijos, deudas…

¡No más explotación para el profesor universitario!

¡Por eso exigimos pago ya!

Share