11302020Lun
Last updateMié, 25 Nov 2020 8pm

HISTORIA.- El bicentenario de Federico Engels

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Juan Carlos Tellechea

El 200º aniversario del nacimiento del filósofo, historiador, teórico social, periodista y revolucionario comunista Friedrich Engels es conmemorado durante todo este año en Alemania con diversas actividades académicas internacionales y exposiciones alusivas, tanto en su ciudad natal, Wuppertal, como en la urbe donde nació Karl Marx, Tréveris.

Engels, nacido en Barmen, hoy un distrito de Wuppertal, el 28 de noviembre de 1820 y fallecido el 5 de agosto de 1895 en Londres, fue además un exitoso empresario de la industria textil. Junto con Marx (Tréveris, 1818-Londres, 1883) desarrolló la teoría social y económica más conocida como marxismo.

Incluso antes de Marx, Engels ya se había ocupado de las críticas a la economía política. Las líneas generales de una crítica a la economía nacional, publicada en 1844, se convertirían en el punto de partida para el propio trabajo de Marx. Con La Sagrada Familia (1845), Engels y Marx comenzarían a formular juntos su argumentación de la teoría. En 1848, y por encargo de la Liga Comunista, escribirían el Manifiesto comunista.

Con su influyente estudio La situación de la clase obrera en Inglaterra (1845), Engels fue uno de los pioneros de la sociología empírica. Su trabajo periodístico contribuyó significativamente a la difusión del marxismo. Además de su Anti-Dühring (1877), fue particularmente bien recibida la versión breve de El desarrollo del socialismo de la utopía a la ciencia (1880).

Después de la muerte de Marx en 1883, Engels publicó el segundo y el tercer volumen de su obra principal, Das Kapital - Kritik der politischen Ökonomie y continuó trabajando asimismo en el desarrollo teórico de su ideología común (Weltanschauung), entre otros con sus escritos Der Ursprung der Familie, des Privateigenthums und des Staats (1884), El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, y Ludwig Feuerbach und der Ausgang der klassischen deutschen Philosophie (1888), Feuerbach y el resultado de la filosofía clásica alemana.

Paralelamente a sus estudios económicos y filosóficos, Engels también se ocupó intensamente del desarrollo de las ciencias naturales y de las matemáticas, sentando así las bases para el materialismo dialéctico posterior.

Engels ya avizoraba desde muy temprano el peligro en Europa de una guerra mundial, como la que estalló en 1914, y con una serie de artículos en el periódico socialista Vorwärts trató en 1893 de impulsar una reducción de los ejércitos permanentes.

El amigo, confidente y camarada de Marx era también caricaturista; un aspecto menos conocido de Engels que ha sido objeto de una exposición en la Biblioteca de Wuppertal.

La Universidad de Wuppertal organiza entre el 19 y el 21 de febrero próximos un congreso internacional titulado Friedrich Engels die Aktualität eines Klassikers (The Timeliness of a Historic Figure), Friedrich Engels la actualidad de un clásico, con la participación de destacados científicos de Europa, Estados Unidos, Rusia, China (y otros países de Asia) e Iberoamérica. Especial atención merecerá la situación de la Clase Trabajadora.

Friedrich Engels

Friedrich Engels fue el primero de los nueve hijos del próspero fabricante de textiles de algodón Friedrich Engels y de su esposa Elisabeth Franziska Mauritia Engels (de soltera: van Haar). El padre de Engels pertenecía a una respetada familia afincada desde el siglo XVI en la región de Bergisches Land (cuya ciudad principal es Wuppertal) y convertida al pietismo luterano. Su madre provenía de una conocida familia de filólogos.

Friedrich Engels asistió a la escuela de Barmen y en otoño de 1834 su padre lo envió al instituto de enseñanza secundaria liberal de Elberfeld (también hoy distrito de Wuppertal). Desde muy joven demostró extremado talento y su fuerte inclinacion a las ideas humanistas que lo opusieron cada vez más a su progenitor. A instancias de éste, Friedrich Engels tuvo que abandonar la escuela secundaria el 25 de septiembre de 1837, un año antes de terminar los estudios, para trabajar como asistente en el negocio comercial de su padre en Barmen.

En julio de 1838 viajó a la ciudad hanseática de Bremen, importante puerto de importación y exportación del norte de Alemania, para continuar allí su formación hasta abril de 1841 en la casa del comerciante mayorista y cónsul de Sajonia, Heinrich Leupols. Vivía en la casa del pastor protestante Georg Gottfried Treviranus, párroco de la iglesia (evangélica) de San Martín (de Tours).

En una ciudad tan cosmopolita como Bremen, Engels, además de su formación comercial, tuvo la oportunidad de perseguir las ideas liberales de la época, difundidas por la prensa no censurada (como era el caso de Prusia y sus dominios que llegaban hasta Renania) y el comercio de libros. Sobre todo se sentía atraído por los poetas liberales y publicistas de la Joven Alemania y él mismo realizaría con gran entusiasmo ensayos literarios.

En la primavera de 1839, Engels comenzaría a ajustar cuentas con el pietismo radical de su ciudad natal. En su artículo Cartas desde Wuppertal, aparecido en el periódico Telegraph für Deutschland, describíría cómo el misticismo religioso en Wuppertal penetraba todas las áreas de la sociedad y llamaría la atención sobre la conexión entre la actitud pietista hacia la vida y la miseria social allí. En 1840 informaría asimismo sobre una controversia en tal sentido en la Iglesia Luterana de Bremen.

Friedrich Engels se convertiría poco tiempo después en el corresponsal en Bremen del Stuttgarter Morgenblatt, con lectores de alto nivel de educación, y a partir de 1840 del Augsburger Allgemeine Zeitung, para los que escribiría numerosos artículos de crítica literaria, poemas, dramas y diversos textos en prosa. Además, redactaría informes sobre cuestiones de emigración (en aquel entonces muchos alemanes se veían obligados a emigrar por la enorme pobreza reinante en este país) y sobre la navegación a vapor.

Los principales mentores de Engels fueron en ese tiempo Ludwig Börne, Ferdinand Freiligrath y especialmente Karl Gutzkow, en cuyo periódico Telegraph für Deutschland aparecerían entre 1839 y 1841 numerosos artículos de Engels bajo el seudónimo de Friedrich Oswald. Gutzkow (Berlín, 1811-Sachsenhausen, 1878), escritor, dramaturgo y periodista formaba parte del movimiento de la Joven Alemania junto a autores como Ludwig Börne, Heinrich heine o Ludolf Wienbarg.

Desde septiembre de 1841, Engels haría su servicio militar de un año como voluntario en la Brigada de Artillería de la Guardia de Berlín y asistiría a conferencias sobre filosofía en la Universidad Humboldt. Así fue como se acercó al círculo de los Jóvenes Hegelianos y se unió al grupo de los denominados Libres en torno a Bruno y Edgar Bauer.

Engels publicaría entre finales de 1841 y comienzos de 1842 un artículo y dos folletos dirigidos contra la filosofía de Friedrich Schelling, bajo el impacto que le causara su publicación Berlíner Hegel - Vorlesungen (Clases de Hegel en Berlín). Criticaba Engels el intento de Schelling de justificar la religión cristiana y defendería la dialéctica hegeliana. La filosofía de Schelling representaría una recaída en la escolástica y en el misticismo y sería un intento de humillar a la filosofía nuevamente como la criada de la teología.

Paralelamente Engels se ocupaba crecientemente de los jóvenes hegelianos, especialmente de David Fridrich Strauß (Ludwigsburgo, 1808- ibídem, 1874), quien como discípulo de Hegel y de Ferdinand Christian Baur (Schmiden bei Felbach/Württemberg, 1792- Tubinga, 1860) contribuiría desde el racionalismo alemán tardío al movimiento de la antigua búsqueda del Jesús histórico iniciado por Hermann Samuel Reimarus (Hamburgo, 1694- ibídem, 1768).

En su obra más importante, Das Leben Jesu, kritisch bearbeitet (La vida de Jesús, críticamente elaborada, 1835-1836), planteaba la idea de que los evangelios son relatos míticos, al contener elementos que no pueden explicarse racionalmente, pero que no surgen desde la necesidad de falsificación, como exponía Reimarus, sino para expresar desde una mentalidad precientífica y prefilosófica, ideas teológicas en estilo narrativo. Por lo tanto, debían considerarse libros de teología y de fe, sin ningún valor histórico. Esta mitificación aparece ya en los evangelios sinópticos más antiguos, que según Strausß son los de Mateo y Lucas, y también en el de Marcos que, en su opinión, sería un resumen de los dos anteriores.

Hegel había muerto en 1831 en Berlín. Desde hacía algunos años su filosofía era la filosofía casi oficial de las universidades prusianas y también, en cierta medida, de los dirigentes políticos de Prusia. Sin embargo, no iba a transcurrir mucho tiempo antes de que fuese combatida, sobre todo a causa de la utilización religiosa y política de que era objeto por parte de la Iglesia Luterana y los medios conservadores alemanes.

En el plano político el rey Federico-Guillermo III se había adherido a la Santa Alianza, con gran descontento de los liberales prusianos y, sobre todo, de los de Renania, provincia en la que las ideas francesas habían penetrado profundamente. El asesinato del escritor August von Kotzebue (Weimar, 1761 – Mannheim, 1819), gran adversario de los intelectuales liberales, traería como consecuencia una severa represión contra la prensa y contra las agrupaciones de estudiantes.

La revolución francesa de 1830 que supuso un notable fracaso del edificio legitimista de la Santa Alianza, tuvo un gran eco especialmente en Alemania del Sur, desencadenando una viva agitación en las universidades. La monarquía prusiana replicó con una censura mucho más severa y con un régimen policíaco fastidioso y sofocante. El rey se negó a mantener sus promesas de conceder una Constitución liberal. Desde esta fecha y hasta 1848 se producen algunos movimientos insurreccionales que en ningún momento pondrán seriamente en peligro al régimen.

La oposición obrera, sin ser inexistente, durante bastante tiempo carecerá de importancia. Alemania apenas comienza su industrialización y si a partir de 1839 bastantes obreros y artesanos desterrados por agitación subversiva se dirigen a París, es precisamente porque su acción ha sido aplastada en Alemania.

En consecuencia, la oposición contra el conservadurismo prusiano se manifestará esencialmente en el plano intelectual y será obra principalmente de escritores, historiadores y periodistas. Por ello, se trata de una lucha ideológica en la que los debates teóricos alcanzan una considerable importancia, y en la que la efímera historia de algunos periódicos y gacetas, en su lucha contra la censura, ocupan muchas veces el lugar de la acción revolucionaria.

Hasta 1848 dos movimientos jalonan en Alemania una tentativa de liberación intelectual. En un plano más específicamente literario (aunque no sin alcance político), el movimiento Joven Alemania; en el plano de la crítica filosófica, religiosa y política, el radicalismo de quienes se acostumbran a agrupar bajo el nombre de Izquierda hegeliana. Aproximadamente a partir de 1835, la actividad de este segundo grupo comenzará a primar sobre el primero.

A partir de aquellos panfletos contra Schelling, Engels dedicaría cada vez más su atención a la filosofía. Estudió las obras de Friedrich Hegel, se ocupó ampliamente del estado de la investigación crítica de la religión y, por primera vez, recurriría a la filosofía de los materialistas franceses. Desde mediados de 1842 comenzaría a tratar con Ludwig Feuerbach (La esencia del cristianismo), quien rechazaba la religión y el idealismo hegeliano en sus obras.

Bajo la influencia de estos estudios, Engels se distanciaría cada vez más del joven hegelianismo y comenzaría a tomar posiciones en el materialismo. Como resultado, los problemas políticos cotidianos se hicieron cada vez más importantes para él. Desde mediados de abril de 1842 publicaría artículos en el Rheinische Zeitung (principal órgano del movimiento opositor burgués de Alemania) contra el curso político reaccionario del Estado prusiano.

Muy pronto se interesaría Engels por la precaria situación de los trabajadores. En el artículo Cartas de Wuppertal, publicado en el Telegraph für Deutschland en 1839, describirá, entre otras cosas, la degradación de los trabajadores industriales alemanes ---como la propagación del misticismo y la embriaguez con bebidas alcohólicas--- y el trabajo infantil en las fábricas.

En noviembre de 1842, Engels viajaría a Manchester y haría una escala en Colonia para visitar la redacción del Rheinische Zeitung dondo conoció personalmente a Karl Marx. En Manchester debía completar su formación comercial en la hilandería de algodón que poseían su padre y su socio neerlandés Peter Albertus Ermen (Ermen & Engels), situada en el distrito de Chorlton-on-Medlock.

En Inglaterra, que estaba mucho más desarrollada industrialmente, Engels conoció la realidad de la clase obrera, lo que cambió su postura política y la moldeó de por vida. El feudalismo ya había sido superado allí y las contradicciones entre la burguesía y la clase trabajadora eran del todo evidentes. Engels buscó tomar contacto con el emergente movimiento de los trabajadores ingleses y conoció sus formas de lucha, como las huelgas, las reuniones y asambleas, y las iniciativas legislativas.

Poco después de llegar a Manchester había conocido a las trabajadoras irlandesas Mary y Lizzie Burns, con quienes mantuvo relaciones hasta su muerte. Un día antes del fallecimiento de Lizzie (el 11 de septiembre de 1878), contrajo oficialmente matrimonio con ella. Ambas mujeres desempeñarían un importante papel para esclarecer a Engels sobre la situación que se vivía entonces.

En 1843, Engels contactaría a la primera organización revolucionaria de trabajadores alemanes, Bund der Gerechten (Unión de los Justos) y se reuniría con miembros destacados como Heinrich Bauer, Joseph Moll y Karl Schapper. Al mismo tiempo, entraría en contacto con los cartistas ingleses (movimiento político reformista británico de comienzos del siglo XIX) en Leeds. Escribiría los primeros artículos que aparecieron en los periódicos de los owenistas, movimiento de reforma social liderado por el empresario y socialista utópico Robert Owen en los comienzos del capitalismo industrial (The New Moral World), así como de los cartistas (The Northern Star).

En el otoño de 1843 trabaría amistad con el líder de los cartistas, Julian Harney, y del empleado comercial y poeta Georg Weerth, quién más tarde dirigiría las páginas culturales del Neue Rheinische Zeitung en los años revolucionarios de 1848/1849. Movido por las duras luchas del proletariado inglés, Engels profundizaría en el estudio de las teorías existentes de la sociedad capitalista.

Recurriría a las obras de utopistas ingleses y franceses (Robert Owen, Charles Fourier, Claude-Henri de Saint-Simon) y de la economía política burguesa clásica (Adam Smith, David Ricardo). Publicaría los resultados de sus estudios en el Rheinische Zeitung, en gacetas de trabajadores ingleses y en una revista suiza. De febrero de 1844 son los escritos titulados La situación de Inglaterra y Esquemas de una crítica de la economía nacional en los Anuarios franco-alemanes, publicados por Karl Marx y Arnold Ruge en París. En ellos Engels trató de dar una respuesta inicial a la cuestión del papel que jugarían las condiciones y los intereses económicos en el desarrollo de la sociedad humana.

Desde que trabajaba para los Anuarios franco-alemanes Engels mantenía correspondencia regular con Marx. Cuando regresaba a Alemania a finales de agosto de 1844, lo visitaría en París durante diez días. Los dos encontraron que sus puntos de vista eran similares y decidieron a partir de ese momento continuar trabajando juntos.

Share

Comentarios potenciados por CComment