08072020Vie
Last updateMié, 05 Ago 2020 5pm

El Socialista Centroamericano No 93

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 


 

portada-ESCA-93

Para bajar o leer el archivo PDF de la version impresa (0.85 megas), haz clik en la imagen del lado izquierdo.

Recordando a Farabundo Martí y al General Augusto C. Sandino

Agustín Farabundo Martí y el general Augusto C. Sandino son dos héroes de la lucha antiimperialista y de la liberación nacional de los países de Centroamérica. Por una extraña circunstancia del destino, estos héroes lucharon juntos, aunque por un corto periodo, contra la ocupación norteamericana (1912-1933) en Nicaragua y ambos fueron asesinados en el fatídico mes de Febrero.
Farabundo Martí fue asesinado por la dictadura militar salvadoreña, el 1 de Febrero del año 1932, por jefear una revuelta indígena y campesina ese mismo año, la que fue una consecuencia directa de la pavorosa crisis del capitalismo a nivel mundial. Antes de ser asesinado, Farabundo martí tuvo el gran merito histórico de fundar en 1925 el Partido Socialista Centroamericano, cuya tradición de lucha hemos rescatado al fusionar nuestras organizaciones en una sola agrupación, retomando la bandera de la lucha centroamericanista.

El general Augusto C. Sandino se opuso con un puñado de campesinos a la traición del Partido Liberal que en el año 1927 había llegado a  un acuerdo con el Partido Conservador, y con los mismos ocupantes norteamericanos. Con 30 hombres inició una guerra de guerrillas, por la expulsión de las tropas extranjeras que hollaban el suelo nicaragüense, hasta convertirse en un símbolo de la lucha antiimperialista a nivel mundial.

El asesinato del general Sandino fue producto de una conspiración que perseguía, y lo logró, borrar del mapa al “pequeño ejército loco” que nunca dejo de combatir a las tropas imperialistas, presionando permanentemente por su expulsión.

Tanto en El Salvador como en Nicaragua, se encuentran en el poder dos organizaciones ex guerrilleras que utilizaron los nombres y las banderas de estos grandes héroes. EL problema es que tanto el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), como el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con las diferencias particulares de cada caso, han dejado de ser organizaciones revolucionarias y se han transformado en eficientes administradores del Estado burgués en ambos países.

En el caso de Nicaragua, de la derrota de la revolución de 1979 emergió una nueva clase de ricos, que tienen reminiscencias revolucionarias pero que distan mucho de ser dignos hijos de Sandino, ya que este nunca aceptó un solo privilegio material y más bien en todos sus escritos apreciamos una humildad poco usual.

En el caso de El Salvador, desde los Acuerdo de Paz de 1992, el FMLN dejo de ser una organización revolucionaria para convertirse en un partido más del régimen democrático burgués, al grado de haber conquistado el poder por medio de elecciones. No es un secreto que ya hay sectores capitalistas dentro del FMLN, y que la tendencia es que estos acaparen todo el poder, desplazando a los genuinos líderes obreros y populares.

En este mes de Febrero rendimos homenaje a esos dos grandes héroes de la lucha por la liberación nacional, rescatamos su tradición de lucha, su ejemplo, su sacrificio, y nos diferenciamos de los que oficialmente utilizan sus nombres. Las nuevas generaciones de revolucionarios socialistas centroamericanos debemos estudiar todo lo ocurrido, para asimilar las duras lecciones que nos dejan las derrotas. Para ello, debemos rescatar una y otra vez a los revolucionarios que lucharon antes que nosotros, y evitar caer en los errores y deformaciones que cayeron el FMLN y el FSLN.

Share

Comentarios potenciados por CComment