01272022Jue
Last updateMar, 25 Ene 2022 10am

El Socialista Centroamericano No 105

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Para leer o bajar el archivo PDF(0,75 megas) de la version impresa, haz click en la imagen

portada-esca-105

Conspiración contra las candidaturas independientes en El Salvador

Nuevamente el régimen de partidos políticos de El Salvador maquina contra el derecho democrático del pueblo a presentar candidaturas independientes. La Constitución reaccionaria de 1983, impuesta en medio de la guerra civil y de las masacres perpetradas por los escuadrones de la muerte, le concede a los partidos políticos el monopolio de la presentación de candidatos a los puestos públicos.

El artículo 85 de la antidemocrática Constitución de 1983, sentó las bases de la partidocracia, al establecer que: “El sistema político es pluralista y se expresa por medio de los partidos políticos, que son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del Gobierno.”

La sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, dictada en julio del 2010, creó expectativas sobre la democratización del sistema político en este país. Obviamente, los magistrados no estaban pensando en las fuerzas de izquierda o en el derecho de los trabajadores, los campesinos y  los pueblos originarios a presentar sus candidatos. Esta sentencia pretende abrir espacios democráticos a las nuevas fuerzas sociales y políticas que han surgido en el último periodo, pero los trabajadores y la izquierda podemos utilizar dichos espacios políticos.

Después del triunfo electoral del FMLN, el sistema bipartidista ya no garantiza la hegemonía económica y política de las rancias familias que gobiernan El Salvador desde la época colonial.  Las resoluciones o normativas tomadas recientemente por la Asamblea Legislativa lejos de cumplir con la sentencia han creado un mecanismo legal para evadir, retardar, el surgimiento de las candidaturas independientes.

La sentencia de la Sala Constitucional  ordenó que la Asamblea Legislativa "deberá emitir una nueva legislación, en la que la forma de la candidatura para elecciones de diputados asegure el derecho al sufragio activo con plena capacidad de opción. Para tal efecto, entre otros aspectos, las papeletas de votación deberán diseñarse de tal forma que permitan a los electores identificar claramente a los candidatos de cada partido político y a los candidatos independientes, y les posibiliten manifestar su preferencia o rechazo por uno o varios de los candidatos de los diferentes partidos políticos y candidatos independientes".

La discusión sobre las fotos y banderas de los candidatos no es un aspecto formal, encierra la intriga de los partidos políticos para evitar que los trabajadores presenten sus propias candidaturas. Hasta el momento,  las organizaciones de derecha, como el FUSADES y las cámaras patronales, están cuestionando las resoluciones de la Asamblea Legislativa. Miembros de la Coalición de Organizaciones de la Sociedad Civil  solicitaron al Presidente Funes  vetar el decreto legislativo que regula la postulación de candidaturas no partidarias en las elecciones legislativas.

El peligro de esta maniobra es que la nueva derecha aparece como principal defensora de las libertades democráticas, cuando, en realidad, nos corresponde a la izquierda luchar implacablemente por la democratización del sistema político en El Salvador y en Centroamérica. Y aquí es donde el Presidente Mauricio Funes y la dirigencia del FMLN han jugado un triste papel, al traicionar las aspiraciones democráticas del pueblo.

Mauricio Funes mandó a publicar recientemente el decreto aprobado por la Asamblea Legislativa, que regula las candidaturas independientes, el cual resulta sumamente restrictivo. Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a las centrales obreras, sindicatos, organizaciones juveniles, de la sociedad civil, a luchar por la democratización del sistema político salvadoreño, exigiendo la derogación de decreto aprobado por la Asamblea Legislativa. También debemos exigir al FMLN y al presidente Funes que sean consecuentes con los postulados democráticos que dicen defender.

 

Share

Comentarios potenciados por CComment