06172021Jue
Last updateMar, 15 Jun 2021 6am

PANAMÁ.- El magisterio también lucha por aumento salarial

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Emilio Young

El mismo día que concluyeron las negociaciones de los gremios del sector salud con el gobierno, el 24 de Mayo, se inició un paro y marcha nacional de los gremios docentes, en protesta por los bajos salarios.

Asambleas de maestros

Una semana antes de la realización de la marcha nacional, mas de seis organizaciones docentes de las provincias de Veraguas, Coclé, Los Santos, Herrera y Panamá, se reunieron en la ciudad de Santiago, capital provincial de Veraguas, acordando el paro y la realización de la marcha de protesta en Ciudad de Panamá, dándole a la ministra de Educación, Lucy Molinar, un plazo hasta el 4 de Junio para iniciar la negociación y darle repuesta a las peticiones magisteriales

 

Desde la pasada huelga del 27 y 28 de julio del año en curso, el Ministerio de Educación (MEDUCA) acordó la reactivación de tres mesas de diálogo, las cuales  estaban clausuradas desde Octubre del 2011, pero tampoco volvieron a reunirse.

Una característica del gobierno de Ricardo Martinelli es el desprecio a las organizaciones sindicales, especialmente de aquellas que reclaman el inicio de negociaciones para obtener aumento de salarios. El gremio magisterial sufre directamente las consecuencias de esa política neoliberal aplicada por el gobierno de Martinelli.

A la vanguardia de la lucha magisterial se encuentra la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), siendo acompañada por la Asociación de Profesores de la República de Panamá (ASOPROF) y otros gremios.

Yadira Pino, secretaria general de AEVE, detalló las causas que originan el malestar magisterial: “El alto costo de la vida, los pagos atrasados de los docentes, el acenso de categorías, la equiparación salarial entre otros; son los temas que aún no tienen respuesta por parte del Ministerio de Educación” (La Estrella, 14/05/2012

Lucha por aumento de salarios

Ante el reclamo de aumento salarial, la ministra Molinar, en torno burlesco, declaró: “¿Qué están protestando? Le hemos dado el aumento salarial más grande de la historia”. (La Prensa, 23/05/2012)

Molinar se refiere al miserable aumento de 120 dólares, productos de las luchas y presiones del periodo anterior, el cual no se aplicara parejo a todos los maestros. El docente de primaria que tenga título universitario recibirá apenas 68 dólares de aumento, mientras los docentes de las áreas rurales o de difícil acceso obtendrán un aumento de 50 dólares. Esta estratificación no esta relacionada con el nivel académico de los educadores, sino con una fría política de mantener las divisiones del magisterio, como un mecanismo de control del Estado y del gobierno de Ricardo Martinelli.

La marcha hacia la Presidencia

Tal como estaba previsto, el paro y la marcha nacional se realizaron el 24 de mayo, abarcando a una parte importante del magisterio. La marcha partió del parque Porras, en la capital, hacia la presidencia de la Republica.

Ese mismo día, el Frente Nacional por la Defensa de la Seguridad Social (FRENADESO), el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CONUSI) y varias organizaciones estudiantiles, convocaron a una marcha de solidaridad con la huelga hospitalaria, que para el día 24 todavía se mantenía firme, aunque las negociaciones continuaban avanzando.

Esta solidaridad mostrada por el magisterio y las otras centrales sindicales, fue decisiva para que la huelga hospitalaria no fuera derrotada, y el gobierno se comprometiera rápidamente a reactivar las mesas de negociaciones, para evitar la confluencia en la lucha entre el sector hospitalario, el magisterio, y las centrales sindicales. Unidad que hace temblar el gobierno de Martinelli.

La marcha fue todo un éxito, mas del 50% del magisterio acato la decisión de paro nacional, sobre todo por el contexto de lucha del sector hospitalario. La dirigencia magisterial presentó su pliego de peticiones en la calle, ya que los funcionarios de la presidencia no se atrevieron a hacerlos pasar a un edificio, que pertenece al pueblo pero que es usurpado por una minoría de capitalistas.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) saludamos este reanimamiento de la lucha de los trabajadores y maestros panameños.

Share

Comentarios potenciados por CComment