09202021Lun
Last updateJue, 16 Sep 2021 11am

NICARAGUA.- La verdad sobre el insuficiente aumento salarial del 5%

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Diego Lynch

Este 19 de julio, Daniel Ortega anuncio con bombos y platillos que a partir del día cinco de agosto del 2021 realizará un incremento salarial de un cinco por ciento (5%) a todos los trabajadores del Estado.

Medida Populista y Electoral

Ortega y la Empresa Privada, como todo matrimonio, han tenido sus días felices y sus etapas difíciles. Sin embargo, cuando se trata de cuidar la economía ambos se protegen porque los intereses son los mismos, enriquecerse a costillas de la clase obrera y trabajadora y no ver afectados sus ingresos y ganancias.

¿Porque este incremento en este momento? Sencillo, el Frente Sandinista está en campaña electoral y no todos los trabajadores del Estado comulgan con su política, lo que podría verse reflejado en las elecciones del 7 de noviembre del 2021.

La verdad en números

Según declaraciones de la Vicepresidenta Rosario Murillo, este incremento salarial equivale a un monto de 675 millones de córdobas.

“Un 5 por ciento para todos y todas los servidores públicos y representa 675 millones de córdobas del presupuesto nacional. El incremento a nivel de cada persona incluye salario básico, antigüedad, y otros llamados devengados, aguinaldo, aporte patronal de Inatec, etcétera. Y reiteramos lo que dijo nuestro Comandante ayer, solo es posible gracias al eficiente, inteligente y sensible manejo, porque sin sensibilidad, sin compromiso de cristianismo y solidaridad no hay justicia también". (El 19 Digital, 20 de julio del 2021).

¿Pero que ha pasado durante todos estos años en que la canasta básica ha venido incrementando sustancialmente y el salario mínimo era negociado para no afectar a la burguesía empresarial del País? Nicaragua ha llegado al punto de tener una economía dolarizada y los salarios en córdobas, por ende el poder adquisitivo es año con año menor debido al deslizamiento de la moneda, entonces la pérdida de valor de los salarios es cada día mayor.

El costo real de la canasta básica

El costo de la canasta básica según las cifras del Gobierno, para enero del año 2019 era de 13,500 córdobas, y para mediados de este año (junio del 2021) ya alcanzó los 15,305 córdobas, es decir incremento un total de 1,805 córdobas, y esto solo incluye los granos básicos necesarios de un hogar para una familia promedio de 4 personas, es decir lo mínimo para la alimentación.

Partiendo de esto, según la tabla del salario mínimo actualizada, este oscila entre 4,414.91 córdobas y 9,880.17 córdobas, es decir menos de 10 mil córdobas, por lo que el incremento ni siquiera llega a 500 córdobas (sin quitarle el aporte al INSS y al IR), no cubriendo así ni la mitad del incremento que se ha dado en la canasta básica, es decir que se está burlando de los trabajadores. Ahora bien, si nos vamos a lo que este incremento significa para Ministros y cargos de Dirección que ganan hasta 80 mil córdobas, estamos hablando de un incremento de 4 mil córdobas, es decir el 221.6 por ciento más que el incremento de la canasta básica. Entonces, ¿Quién es el verdadero ganador con este incremento del 5%? ¿Los trabajadores o los serviles al partido de gobierno? Ortega una vez más se burla de los trabajadores con la venia y apoyo de los Sindicatos Blancos dirigidos por Gustavo Porres y adscritos al Frente Nacional de Trabajadores (FNT). 

Incremento Justo y Equitativo

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) hacemos un llamado a todos los empleados públicos a no dejarse engañar más por las políticas populistas del Frente Sandinista, es hora de que todos se unan y exijan tanto a los dirigentes sindicales como al Gobierno de Ortega un verdadero incremento al salario mínimo que garantice al menos el valor de la canasta básica; que dicho incremento sea gradual, equitativo y diferenciado. No se puede otorgar el mismo porcentaje de incremento a quien gana como Director que a quien gana como conserje, los incrementos deben ser revisados y otorgar un mayor porcentaje a quien gana menos.

No caigamos más en las mentiras relacionadas al incremento del salario mínimo, el Gobierno no brinda estadísticas concretas de quien saldrá beneficiado mayormente con esos 675 millones de córdobas que dicen implica el incremento.

Es hora de llamar a Asambleas Generales de Trabajadores para que estos a través del voto y a mano alzada destituyan a todos esos dirigentes que llevan años perpetrados como dirigentes, viviendo del presupuesto de la república, de las cotizaciones de los afiliados y de las prebendas de las cuales son objeto para mantener calladas las voces de los trabajadores que intentar levantarse en contra de las políticas burguesas y capitalistas del Gobierno y sus Instituciones.

Share

Comentarios potenciados por CComment