08112020Mar
Last updateDom, 09 Ago 2020 6pm

NICARAGUA: el Pacto Alemán-Ortega está convirtiéndose en un co-gobierno

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

EL PACTO ALEMAN-ORTEGA ESTA CONVIRTIÉNDOSE EN UN CO-GOBIERNO

 

Publicado en los boletines 8 y 9 del Colectivo Fuerza y Acción Ciudadana (FAC)

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

www.fuerzayaccionciudadana.blogspot.com

La política nicaragüense es un teatro, no solo por la facilidad de los actores a cambiar de papeles (transfugismo), a lo que ni siquiera el MRS ha estado inmune, sino que es obvio el guión de sus pantomimas, a las que sólo hay que añadirles el parlamento, fácilmente.

El PLC no es un partido de oposición.

Es la imagen de espejo del FSLN-gobierno. Ambas fuerzas, están basadas en un caudillismo trasnochado. Los principios, valores, reglamentos, estructuras de funcionamiento, colegiación de decisiones en juntas directivas, todos los mecanismos democráticos internos han sido totalmente desmontados y neutralizados.

Se castigan las disidencias, los disensos, se expulsan elementos. Se estanca la formación política e ideológica. Se rehuye el debate interno y externo. La ausencia del flujo de ideas internas y de su fogueo con las externas, crea estancamientos, pantanos mentales en su militancia. Eso garantiza la conducción mecánica de sus filas y les hacer gritar en plazas “Viva Ortegaaaa” como antes se oía “Viva Somozaaa!

Esta afinidad ideológica y organizativa entre el FSLN y el PLC es lo que posibilita su entendimiento y negociación, su pacto y la profundización de un entendimiento que ya está sobrepasando el nivel de Pacto, para pasar a un Co-gobierno, a una complicidad.

Complicidad de Montealegre.

Si queremos interpretar que Montealegre, que surgió inicialmente como figura Anti pacto en el seno del PLC, es un candidote político, quizás nos equivoquemos, ante su indiferencia y docilidad con la actitud de los diputados y magistrados del PLC en la Asamblea Nacional, en la Corte Suprema de Justicia, en el Consejo Supremo Electoral.

Montealegre pasó al rol de vagón de cola del pacto, pagando los costos y sin acceso a sus “beneficios”. Literalmente, como dice el dicho popular, “la montaña parió un ratón”. Se achicó a su mínima expresión al allanarse a una alianza con el PLC.

Serio golpe a la constitucionalidad electoral.

Esto va a ser más evidente con los sonidos del río que estamos escuchando: El PLC está dispuesto a aceptar la postergación de las elecciones en los tres municipios de la RAAN, mediante una ley aprobada de consenso con el FSLN, dejando así claramente establecido que:

1. El CSE se extralimitó en sus funciones al suspender las elecciones en los tres municipios de la RAAN;

2. Que solamente la Asamblea Nacional está facultada para suspender elecciones y fijar mecanismos de nombramiento de autoridades interinas en esos municipios, hasta la celebración de las elecciones correspondientes;

3. Que en vista de los hechos, se autoriza al CSE a suspender las elecciones en esos tres municipios hasta enero 2009;

4. Que las autoridades electas deben asumir en las mismas fechas que en el resto de municipios;

5. que se convoque a una reinscripción de candidatos, de inmediato, anulando las realizadas, etc, etc. Son las palabras para esta pantomima.

Así, queda establecido que un entendimiento directo entre el FSLN y el PLC puede suspender elecciones, avalar estados de emergencia. Co gobernar.

Lo dicho. El PLC, a través de sus directivos en la Asamblea Nacional, sigue conduciendo a la Asamblea Nacional a su suicidio. Nadie puede defenderla de su inoperancia, de su irresponsabilidad, de su politiquería, de su futilería.

Pero ese es Plan del Co-Gobierno.

Dando las espaldas a la situación nacional, siguen sin sesionar y se han recetado, junto a los sandinistas, un viaje a Inglaterra mientras aquí los trabajadores no pueden viajar a sus labores de ganarse el pan de cada día, por el problema del transporte, nos amenaza otra crisis energética, el banco de fomento aprobado sigue sin carne, sin sangre y sin huesos, el gobierno no define su política agrícola, hay una huelga de trabajadores judiciales, amenazas de crisis energética, de crisis alimentaria, crece la inflación, se cierran hasta las empresas en zonas francas, aumenta la migración... y los diputados del PLC se van a Inglaterra.

El PLC con sus diputados, igual que en la Corte Suprema de Justicia, por más caras de malcriados, escupesalivas, mal hablados y antisandinistas y anti orteguistas que quieran parecer, le hacen el juego a la concentración de poder y acción del Ejecutivo en manos de la pareja Ortega-Murillo, con sus acciones y omisiones.

En los momentos en que estos diputados deberían actuar con al menos cierto decoro y firmeza, apegados a las leyes, defendiendo la institucionalidad ante el cambio de sistema que el remanente que queda del FSLN discursea claramente que quiere hacer, le salen haciendo el juego a ese peligroso avance del autoritarismo mesiánico.

¿Cambio de sistema?

Porque no es que el FSLN ahora quiera decretar el socialismo en Nicaragua (no lo pudo hacer ni siquiera en sus primeros  años de poder en los 80) y nacionalizar las zonas francas, los bancos, la Nicaragua Sugar Estates, Café Presto, Cervecería Victoria, Invercasa, al Hotel Barceló Montelimar, disolver la Bolsa de valores (?) y ni siquiera nacionalizar los moteles (como en los años 80), ni las chatarreras, las exportaciones de frijol negro o al Hospital Vivian Pellas. No.

Capitalismo “salvaje” es malo. Capitalismo sandinista, es bueno.

Hablan solamente de “vamos a cambiar el sistema” y lo que quieren decir es que ahora a través de SU privatización del Fondo Alba, de SUS exportaciones a precios justos e injustos, de SUS proyectos de semillas, fertilizantes, mecanización y riego en la producción agropecuaria, de SU desplazamiento de algunos capitales privados en algunos negocios puntuales (como la generación y distribución de energía), de SU control del mercadeo interno de alimentos, de SU monopolización de las exportaciones a Venezuela, El Salvador, Cuba, etc.,  ellos van a fortalecer a cierto tipo de capitalistas “de izquierda”, sandinistas, que van a luchar contra el “capitalismo salvaje” y van a generar ese idóneo capitalismo sandinista. Ese es el sistema que buscan y que son capaces de bautizar como “socialismo sandinista”, del siglo XXI.

Ese es su “vamos a cambiar el sistema” declarado en plaza pública, con aire acondicionado en tarima y agua purificada francesa. (Arriba los pobres del mundo...que tendrán el derecho a reciclar en la Chureca esos plásticos desechados por su vanguardia con conciencia de clase).

Alemán quiere comer de esas migajas. El también comparte con Ortega y Cía., ese conocimiento de cómo un burócrata palmado, desde el poder, se hace de su Guaca, se capitaliza, se enriquece, para poder escupir en rueda en el estamento de los poderosos. Y sus diputados y magistrados (“tengo tantos diputados”, dice descaradamente Alemán a los periodistas, burlando la escogencia popular de unos supuestos servidores públicos) le siguen haciendo el juego al FSLN en este “cambio de sistema”.

La complicidad de Alemán y el PLC es ABSOLUTA con el FSLN, Lo veremos en vivo con la próxima elección o reposición de magistrados en la Corte Suprema de Justicia. El que dude que estamos ante un Cogobierno de facto, tiene mente de ratón.

Share

Comentarios potenciados por CComment