01292020Mié
Last updateDom, 26 Ene 2020 9pm

EL SALVADOR.- Norman Quijano arremete contra vendedores informales

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Francisco Sánchez
El capitalismo está lanzando a cientos de personas  a las calles quienes ven en el comercio informal   una alternativa mediante la cual pueden ganarse el sustento diario para ellos y  sus familias. Medios de comunicación refieren que  “Según las estadísticas oficiales más recientes, el 49.26% de la población con edad y condiciones óptimas para trabajar obtiene sus ingresos del sector informal. De hecho, el comercio es prácticamente la única opción que tienen estas personas que no encuentran un empleo formal” (http://www.laprensagrafica.com).
Pero la  noche del 26 de octubre,  cientos de vendedores del sector no formal vieron venirse a tierra dicha oportunidad debido al accionar del   gobierno municipal arenero de Norman Quijano, quien haciendo  uso de unidades elites del cuerpo de agentes metropolitanos (CAM)  y con el apoyo disuasivo  de la unidad de mantenimiento del orden (UMO) de la Policía Nacional  Civil procedieron a desalojar a cientos de vendedores. Esta parece ser una constante en el área centroamericana a medida que la crisis del sistema capitalista se agudiza y los ricos ven cada vez  más reducida sus ganancias.
Quijano rechazó llamado al dialogo
El sector de vendedores consciente de la realidad de un ordenamiento pero no del desalojo esperaban  el dialogo por parte de las autoridades municipales, así lo   expresaron representantes de la Asociación de Vendedores Independientes  “Monseñor Romero”  entre otras. Al  respecto Vicky de Corea  miembro de la  Asociación de vendedores Estacionarios en Pequeño (AVEP) días antes  señalo que “Necesitamos esa mesa de diálogo para ver qué alternativas tiene él (el alcalde), porque no nos puede dejar sin el sustento diario de nuestros hijos… Somos miles de vendedores los que vamos a quedar sin un lugar donde vender. Y día a día se añaden más vendedores, porque las empresas están despidiendo gente. Se añaden al sector informal porque necesitan ganar el sustento de sus hijos… Estamos pidiendo al señor Quijano que abra esa mesa de diálogo, esa mesa de negociación que teníamos, para ver qué alternativas nos va a dar…” (http://www.elsalvadornoticias.net).
Es bien claro el clamor al dialogo realizado por los vendedores en función de que se le permita continuar en dicho lugares, pero la respuesta del gobierno municipal arenero de Norman Quijano  fue la negativa al dialogo y recurrir a la fuerza, sin darles una alternativa viable a los cientos de vendedores.
Gobierno de Funes y del FMLN se lava las manos
El gobierno de Funes y del FMLN está consciente de lo condenable de las acciones realizadas por el gobierno arenero de Norman Quijano en contra de los sectores populares,  es por ello que ahora el presidente Funes sale lavándose las manos por  haber brindado apoyo a estas acciones señalando  “Quiero aclarar que quienes intervinieron el día de ayer, quienes entraron en confrontación con algunos vendedores no fueron los agentes de la Policía Nacional Civil… Yo le di la colaboración como Presidente de la República y le aclaré (al alcalde Norman Quijano) que la Policía no iba a intervenir en el desalojo y de hecho él me dijo que tenía más de mil agentes del CAM destinados para ese fin…según el presidente Funes… la PNC únicamente montó un control de seguridad periférica y de disuasión, con la instrucción de que si se llegaban a dar desórdenes  o si se ponía en riesgo la integridad física de un vendedor, de un agente del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) o de algún miembro del Concejo Municipal de la Alcaldía de San Salvador, entonces, la Policía tenía la obligación de intervenir para evitar que se diera un daño”( http://www.transparenciaactiva.gob.sv).
Al accionar de la UMO, el presidente Funes le llama control de seguridad periférica y de disuasión con el cual quiere darle una mentira mas al pueblo salvadoreño queriéndole hacer ver que era para salvaguardar la seguridad física de los vendedores, cuando en realidad lo que busca era detener el accionar de las vendedores quienes heroicamente buscaban  defender sus fuentes de trabajo, pero que debido a la intervención de la UMO no fue posible.
Las mujeres principales víctimas de la violencia del gobierno municipal
Una de las representantes de la  Asociación de Vendedores Independientes  “Monseñor Romero”  ha manifestado que las principales afectadas con los desalojos han sido las mujeres ya que un aproximado del 80 de personas que se dedican al comercio  informal son mujeres, al respecto manifestó  “…nosotras como organización luchamos por la defensa de todas las personas que se dedican a las ventas informales,  luchamos por la señora que viene en la mañana con su canasto a vender sus productos al centro y en la tarde regresa a su casa con el sustento para su familia…”. Con el accionar de las  unidades elites del cuerpo de agentes metropolitanos (CAM) que se encargaron del desalojo lo cual ya era del conocimiento del Presidente Funes, quienes sufrieron el impacto de la violencia  en su mayoría fueron mujeres, entonces cabe preguntarse si el Presidente Funes alega que la PNC estaba para proteger la integridad física de un vendedor..., porque no actuaron en defensa de la mujeres que eran golpeadas por los agentes del CAM, es obvio que la UMO no estaba para ese fin aunque el presidente Funes quiera lavarse las manos.
 Ahora cabe la interrogante en donde cabe la campaña en la cual el gobierno de Funes y del FMLN dice estar en contra de la violencia hacia la mujer, o es que a caso el estado se reserva el derecho de la violencia en contra de la mujer. Por lo anterior todas las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y de los Derechos de las Mujeres  debemos exigir que se castigue a los responsables intelectuales y materiales de la violencia ejercida en contra de las mujeres, cuyo principal responsable es el gobierno municipal arenero de Norman Quijano.  Además de lo anterior también se tienen como resultado del accionar del gobierno municipal arenero  cientos de personas sin trabajo, muertos y heridos.
A que responden los desalojos
El desempleo ha llevado a que  muchas personas  se dediquen  a la actividad comercial no formal  la cual es realizada en las principales calles y avenidas del gran San Salvador y demás áreas urbanas de los demás departamentos y municipios  ya sea de manera estacionaria o ambulatoria, para algunos  lo anterior se  ha convertido en un problema de cara a sus intereses económicos  y utilizando  como argumentos  el  tener ciudades limpias y ordenas realizan una serie de desalojos, pero en realidad dichos desalojos forman  parte de una política mediante la cual se busca recuperar los espacios urbanos de cara a proyectos económicos y turísticos  de las burguesías y oligarquías nacionales  e internacionales los cuales les permitirán obtener grandes ganancias de las que el pueblo salvadoreño no será participe. Lo anterior queda claro en las declaraciones dadas por René Ayala, gerente de Desarrollo Municipal de la alcaldía quien manifestara: “Desde agosto la zona fue declarada sujeta a ordenamiento, queremos recuperar en esa zona la seguridad y reactivar el turismo” (http://elmundo.com.sv).
Las acciones en contra del sector informal también son parte de la recomendaciones y condicionantes dadas por los organismos financieros internacionales al gobierno central y a los gobiernos municipales, las cuales buscan  los mecanismos que le permitan al gobierno central llevar fondos mediante la carga de  impuestos al sector del comercio no formal, así también   los grandes comerciantes buscan eliminar en cierta medida a la  competencia y obligar al sector comercial no formal a mantener la maquinaria burocrática del estado burgués, la cual enfrenta problemas financieros.
Las propuestas de reubicación no responden a los intereses de los vendedores
Los comerciantes informales están conscientes de la necesidad de un reordenamiento, pero de un reordenamiento en función de garantizar sus intereses como son la comercialización de sus productos que les permitan obtener los recursos para poder sobrevivir ellos y sus familias, así mismo un ambiente seguro, pero las propuestas de reubicación dadas por el gobierno municipal no les garantizan sus intereses, lo cual es reconocido por el mismo encargado  del ordenamiento del centro de San Salvador, Irving Rodríguez quien manifestó que  "Hay vendedores que pueden alquilar un local en el centro de San Salvador pero prefieren estarse asoleando en las calles debido a que la gente no acude a los mercados y compra en las calles"( http://www.lapagina.com.sv). Por su parte los vendedores rechazan las propuestas de reubicación dado que los lugares propuestos por la municipalidad “son insalubres y no generan comercio… de igual forma...La Procuraduría de Derechos Humanos (PDDH) también sentó posición y ha señalado que estos sitios no son dignos para los comerciantes”.
Abajo el gobierno municipal arenero de Norman Quijano
El gobierno municipal arenero encabezado por Norman Quijano  y por  ahora candidato a la presidencia de la republica de El Salvador, nuevamente  demuestra  el verdadero carácter de su partido, quien gobierna en función de los intereses del gran capital en detrimento de los sectores populares que buscan ganarse la vida honradamente.  
Ante el accionar del gobierno municipal de la derecha arenera, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a todas las organizaciones de trabajadores, campesinos, indígenas, estudiantiles, etc,  a solidarizarse con los vendedores -- que son trabajadores que el desempleo los obligó a buscar una forma de sobrevivencia-- a exigir  que los planes de reordenamiento sean en función de un equilibrio entre los intereses de los vendedores y de los compradores. Así  mismo llama a la organización, unidad y a la movilización de todos los vendedores del sector informal para exigir el respeto y garantía de  los Derechos Humanos que les corresponden.
Por una coordinadora de luchas obreras, campesinas y populares
Los  vendedores y  sus organizaciones no tienen que caer en las tácticas desmovilizadoras y divisionistas,   los desalojos sin alternativa son una realidad y amenazan  con continuar en San Salvador y en las principales ciudades de El Salvador, a medida que la crisis del capitalismo se profundiza se implementaron medidas en contra de los trabajadores, campesinos, indígenas y demás sectores populares  por lo cual  el PSOCA llama a las organizaciones de vendedores y demás organizaciones obreras, campesinas y populares  a crear un Frente de Resistencia Popular Urbano para dar la lucha organizada mediante los métodos populares de lucha en contra las acciones realizadas por  los gobiernos.
Que el gobierno de Funes y del FMLN no apoye los planes de desalojos
Debemos exigirle al gobierno de Funes y del FMLN  que no de ningún tipo de apoyo a las acciones realizadas por los gobiernos municipales en contra de las personas que se dedican al comercio informal, y debemos pronunciarnos en contra del apoyo disuasivo brindado  por la PNC en los desalojos realizado por el gobierno municipal de Norman Quijano, ya que dicho apoyo le fue de gran ayuda para que los agentes del CAM realizaran su represivo accionar. Debemos exigirle al gobierno de Funes y del FMLN  que  garantice el empleo y salario digno para todas aquellas personas que han  sido desalojadas.

Share

Comentarios potenciados por CComment