08112020Mar
Last updateDom, 09 Ago 2020 6pm

GUATEMALA.- Declaración del PSOCA sobre la lucha normalista

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

¡QUE EL MINEDUC CONGELE POR 3 AÑOS EL "MODELO DEL SUBSISTEMA DE FORMACIÓN INICIAL DOCENTE" !

¡PARA DERROTAR LA INTRANSIGENCIA DEL GOBIERNO DE PEREZ MOLINA: MOVILIZACION, COORDINACION Y CREACION DEL FRENTE NACIONAL NORMALISTA!


La valiente lucha que mantienen los estudiantes de las escuelas normales contra las autoridades del Ministerio de Educación (Mineduc), es la movilización más importante del movimiento estudiantil desde la toma de las instalaciones de la Universidad de San Carlos (USAC) por la agrupación Estudiantes Por la Autonomía (EPA) durante el segundo semestre de 2010.

Las causas de la rebelión de los estudiantes

Las acciones iniciaron el 13 de mayo, a raíz del anuncio de la propuesta de reforma a la carrera de magisterio hecha por el Mineduc. Este plan fue elaborado por una comisión técnica a partir de 2009, y plantea una reforma al pensum de estudios y alargar la carrera de 3 a 5 años. En este sentido, las escuelas normales ya no graduarían maestros, sino bachilleres con orientación en pedagogía, que se prepararían durante dos años; para graduarse de maestros deberían cursar otros tres años a nivel universitario, lo que implica mas tiempo y mas gastos para los estudiantes y sus familias.

 

Estos cambios curriculares, que se pondrían en práctica a partir del próximo año, no toman en cuenta la realidad socioeconómica del país, ni las enormes carencias estructurales de la educación en Guatemala. Con el sistema actual, los graduandos pueden aspirar a un trabajo como maestros de educación primaria, mientras continúan sus estudios en la universidad, algo que no podrían hacer con el sistema que se propone. Estas desventajas, la falta de un debate democrático sobre las grandes debilidades de la propuesta del MINEDUC, y el deseo de imponerla apresuradamente por parte del gobierno de Pérez Molina, hicieron que el movimiento iniciara con suspensión de clases y tomas de edificios de las normales por parte de los estudiantes. Las y los compañeros iniciaron las tomas en escuelas normales de la ciudad de Guatemala, a lo que se sumaron numerosos institutos normales del interior.

Se inicia el diálogo con el Ministerio de Educación

El martes 5 de Junio los normalistas bloquearon una de las vías de acceso a la ciudad de Guatemala, siendo fuertemente reprimidos por la policía antimotines, con el saldo de varias personas intoxicadas y golpeadas. El viernes 8 de Junio se produjo otro bloqueo en las cercanías de la USAC, con el apoyo de estudiantes y trabajadores universitarios. Presionada por estas acciones, la ministra de educación, Cynthia del Águila, anunció que el 12 de junio iniciaría una mesa de diálogo con los estudiantes.

A la cita del 12 no se presentó la ministra, sino que envió a sus asesores, los cuales, después de cerca de cinco horas de ejercer presiones sobre los representantes de los normalistas, lograron que firmaran un acuerdo desventajoso para el movimiento, el cual no fue consultado con los estudiantes en lucha. Este acuerdo fue finalmente rechazado por los estudiantes y padres de familia, que decidieron continuar con las tomas. El gobierno implementó medidas de presión, amenazando con cancelar la matrícula a los dirigentes de los estudiantes, apostando antimotines en los alrededores de los institutos y solicitando orden de desalojo al Ministerio Público. El gobierno de Pérez Molina mostró su verdadera naturaleza represiva.

El 20 de Junio se presentaron al Instituto Belén, para reiniciar el diálogo, dos viceministros de educación, acompañados de representantes de organismos de los derechos humanos. Luego de horas de discusión se llegó a un nuevo acuerdo: el martes 26 de Junio la ministra se reuniría con 6 representantes de cada una de las escuelas normales para explicar exhaustivamente la propuesta del gobierno. Como un gesto conciliador, los estudiantes cedieron parcialmente y los institutos capitalinos Inca y Belén fueron desocupados, aunque muchos del interior continuaron en poder de los estudiantes.

La reunión del 26 de Junio fue un rotundo fracaso, pues la ministra rehuyó el diálogo y trató de imponer su propia metodología de trabajo. Los institutos volvieron a ser tomados y la tensión se agravó, los antimotines se colocaron abiertamente frente a los portones de los centros educativos impidiendo el paso. La repuesta de los estudiantes fue contundente: Las marchas y bloqueos se generalizaron en el interior.

Las fuerzas represivas atacan

El 29 de Junio la ministra de educación anunció que las clases se reiniciarían el lunes 2 de julio, ubicando a los estudiantes en lugares distintos a los institutos.

Ese día la ministra Del Águila se presentó a inaugurar las clases en el salón 9 del Parque de la Industria. Aprovechando su presencia, un numeroso grupo de normalistas se hizo presente para obligarla a reiniciar las negociaciones. Al verse rodeada por los estudiantes, la ministra y sus asesores llamaron a las fuerzas represivas, que llegaron bajo el mando personal del ministro de gobernación, el ex militar López Bonilla.

Las y los estudiantes se enfrentaron valientemente a los antimotines con palos, piedras, y cuando objeto tuvieran a la mano. El resultado del enfrentamiento fue numerosos heridos, intoxicados con gases pimienta y lacrimógenos, un profesor del Instituto Rafael Aqueche apresado, al igual que tres estudiantes. Esa misma noche, bajo la fuerte presencia de la policía antimotines, las compañeras del Inca desalojaron pacíficamente el edificio luego de que mujeres policías penetraran a la fuerza, y los compañeros del Aqueche desocuparon voluntariamente el edificio protegidos por bomberos y organismos de derechos humanos.

Las audiencias en el Congreso

Ante la gravedad de los acontecimientos, la Comisión de Educación del Congreso citó por enésima vez a la ministra Del Águila, quien esta vez sí acudió, sin duda asustada por el curso que seguían los acontecimientos. La Comisión de Educación asumió el papel de mediadora (pese a las protestas del presidente Pérez Molina, quien quería mantener el control del conflicto), y acordó con representantes estudiantiles y del MINEDUC, iniciar el 9 de julio una serie de audiencias para que las organizaciones involucradas expresaran sus opiniones. Esta fue una maniobra de los diputados para dar la apariencia que las cosas se estaban solucionando de manera pacifica y democrática, mientras el gobierno de Pérez Molina se mantiene intransigente.

Durante cinco días de audiencias, presididas por la mencionada Comisión de Educación, 105 instituciones se presentaron a dar su punto de vista, entre ellas representantes de 83 escuelas normales (maestros, estudiantes y padres de familia). La prensa burguesa, que desde el inicio de la lucha ha tergiversado las noticias en detrimento de los compañeros estudiantes, pretende hacer creer que casi la mitad de esas instituciones están a favor de la propuesta del MINEDUC, pero lo cierto es que las audiencias dejaron al desnudo la profunda crisis estructural del sistema educativo en Guatemala, y las confabulaciones de los diputados y del gobierno de Pérez Molina para cansar a los estudiantes.

La mayoría de representantes estudiantiles que expusieron su punto de vista en las audiencia están a favor de un cambio en la carrera docente, pero no como lo proponen la ministra Del Águila y la mesa técnica. La propuesta oficial está fuera de la realidad, pues según quedó claro en las audiencias, no basta con el cambio curricular y la ampliación de estudios en dos años más para solucionar la problemática educativa.

Las instituciones reclamaron mejoras en la infraestructura existente y la construcción de más escuelas, el otorgamiento de becas de estudio, bolsas didácticas, la profesionalización de los docentes que enseñan en la carrera de magisterio, optimizar la calidad educativa, socializar la propuesta en idiomas mayas, etc. Muchos pidieron que se dé más tiempo para socializar la propuesta del MINEDUC y que no se implemente a partir del próximo año. Muchos representantes de institutos del interior dejaron claro que el rechazo a la propuesta de reforma se debe a la pobreza de las familias, para las cuales la profesión de maestro es la única opción viable para que sus hijas e hijos tengan un mejor futuro.

La Comisión de Educación del Congreso hizo una sistematización de las propuestas presentadas en las audiencias, que entregó al MINEDUC. La mesa técnica decidirá qué propuestas incluye, y la decisión final se dará a conocer en septiembre.  De esto dependerá, en gran parte, el curso que siga la lucha.

Redoblar la solidaridad activa con la lucha normalista

Los estudiantes normalistas han luchado casi solos contra la política neoliberal que pretende evitar que los sectores populares tengan acceso a la educación. Un importante grupo de estudiantes de la USAC ha mostrado su valiosa solidaridad acompañando en la lucha a los normalistas casi desde el inicio, pero esta solidaridad parcial también ha sido improvisada.

El apoyo coordinado de otras organizaciones sociales ha tardado demasiado en llegar. La marcha del 6 de julio, con el apoyo del Comité de Unidad Campesina (CUC) y organizaciones feministas, sindicales, de estudiantes universitarios y otros, indica que se ha empezado a corregir el rumbo, aunque todavía falta consolidar esta coordinación. Por ello, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) se solidariza totalmente con las y los valientes estudiantes que han sostenido esta lucha justa, en condiciones difíciles, por poco más de dos meses. Llamamos a todas las organizaciones sindicales, campesinas, populares e indígenas  de Guatemala y a formar una coordinadora nacional de apoyo a la valiente lucha de los estudiantes normalistas.

Por un Frente Nacional de Estudiantes Normalistas

Sin mayor aviso, el gobierno de Pérez Molina sacó a relucir su plan, obligando a los estudiantes normalistas a pasar apresuradamente a la lucha por la defensa de sus intereses. Por ello es natural que se manifiesten algunas debilidades dentro del movimiento estudiantil normalista: falta de coordinación a nivel nacional y local, improvisación en la toma de algunas decisiones,  ausencia de una contrapropuesta clara que permita tumbar el planteamiento de reforma curricular del MINEDUC, movilización permanente de los padres de familia, etc.

La lucha de los estudiantes normalistas debe sumar más sectores sociales a su favor, para derrotar la campaña malévola de los grandes medios de comunicación capitalistas, que defienden la propuesta del gobierno de Pérez Molina

La Asamblea General de los normalistas realizada el sábado 14 de Julio, con el objetivo de unificar las propuestas que han surgido en la capital y el interior, fue un paso de suma importancia para iniciar la coordinación y organización a nivel nacional de los estudiantes, a pesar de las dificultades para acoplar los distintos puntos de vista. La consolidación de esta coordinadora o frente nacional es vital para lograr los objetivos que se plantean los compañeros normalistas. Este frente o coordinadora nacional será una realidad si se logra incorporar a más compañeros y compañeras a través de las asambleas democráticas, en donde se discutan y aprueben todas las propuestas para llevar la lucha hasta el triunfo.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) lamamos a todas las organizaciones estudiantiles, sindicales, campesinas, populares, indígenas, feministas, etc., a luchar por los siguientes puntos de lucha, que nos permitan derrotar la propuesta del gobierno de Pérez Molina:

1.- Congelamiento por tres años de la propuesta gubernamental conocida como “Modelo del Subsistema de Formación Inicial Docente” que pretenda reformar el plan curricular y aumentar los años de estudio de la carrera del magisterio. Toda la sociedad guatemalteca debe conocer y discutir las repercusiones que traerá la implementación apresurada de la propuesta del MINEDUC sobre la educación pública. Por eso se requiere del tiempo suficiente para pensar y discutir bien el asunto, por eso debe suspender por tres años la aplicación del “Modelo del Subsistema de Formación Inicial Docente”

Los estudiantes normalistas han anunciado que presentaran próximamente una contrapropuesta en la mesa de negociaciones. Esta contrapropuesta debe ser discutida democráticamente y aprobada por la mayoría de normalistas. Una contrapropuesta que no tenga el apoyo mayoritario puede ser utilizada por el gobierno para dividir al movimiento normalista.

2.- Cualquier intento de reforma de plan curricular de la carrera del magisterio, debe tomar en cuenta las duras condiciones económicas que afrontan los estudiantes y sus familias ante un posible alargamiento de los estudios.

3.- La tarea inmediata es fortalecer una coordinadora de solidaridad de apoyo permanente a la lucha de los compañeros normalistas, y que colabore en la elaboración de la contrapropuesta, elaborada desde las escuelas normales, con el apoyo de las organizaciones de trabajadores, campesinos, sectores populares, estudiantiles  e indígenas.

4.- En toda Guatemala debemos llamar a los padres de familia a crear comités de apoyo a la lucha de sus hijos.

5.- De igual manera, llamamos a la dirigencia magisterial a abandonar las posiciones en contra del movimiento normalista, y a adoptar una posición de apoyo incondicional a la lucha normalista. Rechazamos y repudiamos la actitud reaccionaria de la alta dirigencia de la Asociación Nacional del Magisterio (ANM), encabezada por Joviel Acevedo, que se ha puesto del lado del gobierno y del MINEDUC en el conflicto. Esta lucha ya se hubiera ganado si maestros y estudiantes normalistas actuaran en un frente común, que fortalecería a ambos ante la política de austeridad y recortes del gobierno de Pérez Molina.

6.- Denunciamos las intimidaciones de que han sido objeto los compañeros y compañeras normalistas, tanto a nivel personal como a nivel de institutos. Estas acciones represivas han llevado al extremo de que algunos estudiantes han tenido que buscar refugio fuera de la capital. Como en los años de los gobiernos militares represivos, el Ministerio Público ha girado cartas a las direcciones de los institutos y niveles medios del Mineduc solicitando expedientes y fotografías de todos los estudiantes de magisterio, con el fin explícito de identificar a los líderes de las protestas. La responsabilidad de cualquier daño a la integridad física de los compañeros cae desde ya sobre las autoridades del Ministerio de Educación.

Dentro de los institutos, los y las estudiantes que han estado al frente de las luchas, así como los docentes que les han apoyado, están siendo objeto de presiones e intimidaciones por parte de las direcciones. De igual manera, las y los compañeros universitarios que han acuerpado la lucha están siendo objeto de investigación criminal, bajo la suposición de que los normalistas están siendo manipulados por agentes externos, suposición que es una ofensa contra la inteligencia y la capacidad de razonamiento de los compañeros estudiantes.

7.- Finalmente, exigimos la liberación del maestro Edgar Ávalos Rodríguez, detenido durante los enfrentamientos del 2 de julio por apoyar a los normalistas, y de dos estudiantes que, según informaciones de sus compañeros, aún están presos.

SOLIDARIDAD CON LOS COMPAÑEROS ESTUDIANTES NORMALISTAS

¡ALTO A LAS MEDIDAS INTIMIDATORIAS Y REPRESIVAS!

¡POR LA FORMACIÓN DE UN FRENTE NACIONAL DE ESTUDIANTES NORMALISTAS!

 

Centroamérica, 26 de Julio del 2012

Secretariado Ejecutivo Centroamericano del

PARTIDO SOCIALISTA CENTROAMERICANO

 

www.elsoca.org

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Share

Comentarios potenciados por CComment