08072020Vie
Last updateMié, 05 Ago 2020 5pm

COSTA RICA.- Despues de las elecciones de la FEUCR, es necesario un cambio de la izquierda universitaria

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Silvia Herrero

Por Andrés Gutiérrez

En estas elecciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) se presentaban cuatro opciones al estudiantado. Es importante observar brevemente cada uno de las cuatro propuestas para poder realizar un análisis certero de la situación en la Universidad.

Importancia del movimiento estudiantil

El movimiento estudiantil ha tenido un rol importantísimo en las luchas sociales en Costa Rica (la lucha contra ALCOA, el combo del ICE, la lucha contra Riteve, el movimiento contra la guerra en Irak y por último la lucha contra el TLC con Estados Unidos). De hecho, en el movimiento contra el TLC desde el primer momento, se estableció la posición de la Universidad, impulsada por el movimiento estudiantil, en contra de ese proyecto impulsando la movilización como único método para combatir los intereses de la clase empresarial.

A pesar de todo lo anterior se  comienza a dar la discusión con la FEUCR (dirigida hace cinco años por Convergencia, corriente del Movimiento al Socialismo-LIT), quienes a pesar de estar en contra del CAFTA no propiciaban los mecanismos democráticos necesarios para incentivar a luchar a la mayor cantidad del estudiantado, no solamente contra este proyecto si no contra las políticas neoliberales del gobierno y por  mejoras en la educación pública. Pero esta agrupación nunca aceptó la necesidad de corregir estos métodos e intentar tomar las decisiones de una forma democráticas, aprovechando el hecho de contar con el aparato y la estructura de la FEUCR para poder contrarrestar a los demás grupos de la universidad.

Justamente por ese comportamiento sectario y burocrático de Convergencia, va produciendo que cada vez más el estudiantado se aleje más de la Federación y de las Asociaciones de Estudiantes y a la vez le va abriendo las puertas a la derecha (encabezada por Liberación Nacional) para que se reconstituya y luche por obtener el control de la FEUCR.

Izquierda dividida

Es frente a ese ascenso de la derecha que se da este proceso electoral en la universidad y que además le impone a todo la izquierda la tarea de liquidar a la derecha universitaria como opción de dirección del movimiento estudiantil. Pero frente a esta labor la izquierda universitaria se queda atrás, y para prueba de ello fueron las elecciones del año pasado, donde se presentaba Reacción Universitaria (Liberación Nacional), Convergencia (MAS-LIT) y Voz Alternativa (Partido Socialista de los y las Trabajadores - SoB), donde nunca existió unidad entre la izquierda (Convergencia y Voz Alternativa) y que creó las condiciones a para que la derecha creciera y tuviera mayor influencia en la Universidad, mientras Convergencia cada vez mas acrecienta sus rasgos antidemocráticos y aparatistas, y por el otro lado el resto de la izquierda universitaria queda cada vez más marginada (debido a sus políticas sectarias).

Ahora bien, el problema en el sector estudiantil de la UCR, se remite justamente a la incapacidad de la izquierda de lograr tener una política que aglutine a la mayor cantidad de los estudiantes, bajo la consigna de la unidad de todos los luchadores. Esto se da principalmente porque los principales grupos de izquierda en la universidad no quieren perder sus privilegios, (como en el caso de Convergencia, quienes no sienten la necesidad de unir esfuerzos con nadie, y que ellos solos tienen la capacidad de enfrentar a la derecha en la universidad!!!) o el temor de perder su capacidad de “dirigir” a pequeños grupos, con un programa altamente combativo pero sin capacidad de aglutinar a la mayor cantidad de estudiantes (como lo es Voz Alternativa y Alerta, dirigido por el Partido Revolucionario de las y los Trabajadores).

Derecha unida en “Juntos”

Este año, se refleja muchísimo más esta situación, ya que participaron Gente U (Convergencia, solamente con otro nombre), Voz Alternativa, Alerta y Juntos (que es una unión de la Juventud de Liberación Nacional con la Juventud del Partido Acción Ciudadana, partido burgués opositor a nivel nacional).

Esta “unidad” de la derecha es importante analizarla en el contexto nacional, pues durante todo el gobierno de Arias, el PAC era el partido opositor con mayor cantidad de diputados en la Asamblea Legislativa, además que se perfiló como la dirección de la oposición al TLC y como principal contendiente de Liberación Nacional. Pero justamente con este “trabajo en común” en la universidad es más claro asumir realmente sus intereses: negociar abiertamente con liberación nacional para no quedarse completamente fuera del reparto de riquezas del Estado. Justamente esa era su posición en respecto al TLC, no están completamente en contra de este proyecto, sino de la forma en que se negoció y como les afectará a ellos como empresarios. De hecho su fórmula presidencial ahora cuenta con Mónica Segnini Acosta, de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO) y dirigente del Sí al TLC.

En cuanto a Gente U, es de nuevo el proyecto en solitario del MAS, quienes se niegan a trabajar con alguien más, por temor a perder en control total de la Federación o si acaso “compartirlo con alguien”. Esto conlleva a que cada vez más estudiantes luchadores honestos se alejen de la política universitaria, ya que para ellos no es necesaria la crítica y por supuesto, compartir los privilegios de ser representante estudiantil. De hecho este año la Federación contaba con el doble del presupuesto (casi 500 millones de colones), pues durante el año pasado se les frenó el presupuesto, mediante la Contraloría General de la República. Frente a este ataque a la autonomía universitaria la FEUCR nunca llamó a movilizarse y a exigir la no inherencia del gobierno en la universidad, si no que optó por negociar con las Autoridades universitarias. Ahora con todo este presupuesto les es más fácil mantener su clientelismo con las asociaciones de estudiantes o utilizar este dinero en un concierto de 10000 personas “en defensa del 8% del PIB a la educación”, en vez de destinar este dinero a organizar realmente las luchas del movimiento estudiantil, tal y como la defensa de las becas, mejoras en la calidad de estudio o el mismo 8% a la educación pública.

Sectarismo inveterado

Por otro lado, Voz Alternativa y Alerta deciden ir por aparte en estas elecciones, asumiéndose como la oposición a Gente U y a Juntos, pero sin  capacidad de llegar a la mayor cantidad del estudiantado. Este comportamiento también contribuye a fortalecer a la derecha, ya que abre la posibilidad de que el voto destinado a la izquierda se quiebre entre Gente U, Alerta  y Voz Alternativa. Estos comportamientos sectarios, son los responsable en gran medida de la gran apatía que existe en el movimiento estudiantil, pues en las elecciones si acaso vota el 20% de la totalidad de alumnos, y no solo eso, sino que el nivel de movilización y lucha en la universidad se ha venido de pique. Para prueba de ello la movilización por el 8% del 29 de setiembre donde solo acudieron 150 personas.

Aún así, el PST realizó un llamado para una coalición electoral, pero esto lo realizan para aparentar no ser tan sectarios, pero el problemas es que frente al ascenso de la derecha y la alianza PLN-PAC, terminan por seguir el juego y presentarse como otra opción y en los hechos fortalecer a Juntos, pero en este caso los compañeros del PST se asumen como si ya con el llamado a coalición no fuera para nada responsables del crecimiento de la derecha de la universidad y de la desmovilización y retroceso del movimiento estudiantil. Además realizan este llamado de forma deshonesta, pues ya saben que no les van a aceptar la propuesta, pero a la vez empiezan a realizar trabajo electoral por aparte.

Por último Alerta, dirigido por el PRT, también hace caso omiso de la situación de la derecha, y decide participar solo. Con esto lo que intenta es aparecer e intentar partir el voto de la vanguardia del movimiento estudiantil entre ellos y Voz Alternativa. Esta posición es irresponsable y peligrosa para el movimiento estudiantil, pues lejos de colaborar a construir un movimiento estudiantil fuerte y unido para luchar contra el gobierno y las autoridades, lo dividen ya ahora en tres corrientes de izquierda.

Resultados electorales y tareas del movimiento estudiantil

Al final las votaciones las gana Gente U, con un total de 3345 (48,52%), seguid por Juntos con 2533 (36,74%),  Alerta con 552 (8,01%) y por último Voz Alternativa con 464 votos (6,73%).  Debido al control aparatista y el clientelismo de Gente U, sumado a los casi 500 millones de colones de presupuesto que contaban, ganan este proceso electoral, pero esto no debe de tomarse como un triunfo para el movimiento estudiantil. Es necesario que la federación actúe de forma democrática, para así incentivar al estudiantado a participar de las luchas universitarias. A la vez estos resultados deben de servir para que los compañeros de la izquierda para que caigan en cuenta que de nada sirve participar solos en elecciones y que hacer esto en estos momentos es seguirle el juego al PLN-PAC.

Es por eso que desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) hacemos un llamado a toda la izquierda universitaria a trabajar en conjunto desde ya, para así lograr reconstruir y vigorizar el movimiento estudiantil. Asimismo emplazamos al MAS y Gente U, para que abran el espacio de la FEUCR y que esta empiece a trabajar tomando las decisiones en asambleas abiertas y democráticas. No podemos seguir en el mismo funcionamiento sectario que cada vez más fortalece más a la derecha universitaria.

Share

Comentarios potenciados por CComment