A+ A A-

COSTA RICA.- “BUSSCO” y “PATRIA JUSTA” deben unirse para lanzar la huelga nacional y derrotar los planes de austeridad del gobierno

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José René Tamariz

El gobierno de Solís desarrolla una amplia ofensiva y ataques en contra de los salarios y condiciones de vida de los trabajadores y sectores populares en general, así como, particularmente, en contra de los trabajadores del sector público. Dicha ofensiva gubernamental se concreta en la aplicación de disminuir las condiciones salariales y de vida de los trabajadores, mediante la congelación de los de los reajustes salariales semestrales de los trabajadores; la congelación y eliminación de los componentes salariales, por la vía administrativa; el incremento del impuesto de ventas del 13% al 15%, vía Asamblea Legislativa y muchas otras medidas draconianas.

De otro lado, los partidos patronales, que controlan el directorio de la Asamblea Legislativa, en contubernio, con el diario La Nación y otros medios de comunicación al servicio del gran capital, impulsan desde hace varios meses una sistemática e insidiosa campaña mediática, en contra de los componentes salariales y otras conquistas laborales de los trabajadores del sector público, cuyo objetivo central es su congelación y eliminación.

La resistencia de los trabajadores públicos

En menos de un mes, en Costa Rica, se han producido dos grandes movilizaciones de los trabajadores del sector público en contra del gobierno de Solís, los sectores patronales y neoliberales que pretenden hacerles pagar el déficit fiscal, que fue creado por los gobiernos del Partido Liberación Nacional (PLN). La primera gran movilización realizada el día 27 de julio, fue impulsada por el bloque sindical Patria Justa, dirigido por Albino Vargas, sempiterno dirigente sindical de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) y Fabio Chávez, dirigente del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El objetivo de esta primera manifestación era protestar por los ataques de los neoliberales en contra de los salarios de los empleados del ICE, así como también en contra de la multa millonaria, por supuestas prácticas contra la competencia, impuesta arbitrariamente por la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) al ICE. Dicha multa fue apelada por las autoridades del ICE y se encuentra actualmente, en disputa, en el juzgado contencioso administrativo. La segunda gran movilización se realizó el 20 de agosto, acaudillada por el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (BUSSCO) y dirigido, principalmente, por la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) y la Unión Nacional de Empleados de la Caja (UNDECA).

Las demandas de esta segunda movilización fueron mucho más amplias que la primera, tales como, contra el miserable reajuste salarial del 0,08%, contra los proyectos de ley de empleo público, contra el paquetazo fiscal del IVA, que se pretende aprobar, en los próximos meses en la Asamblea Legislativa, así como otras series de demandas. Es importante destacar que, en la primera movilización, se manifestaron más de 10 mil trabajadores, mientras que en la segunda, unos 20 mil empleados públicos.

Sin duda alguna, estas dos grandes movilizaciones realizadas por los bloques sindicales Patria Justa y BUSSCO, se inscriben en el marco de una gran resistencia que impulsan y desarrollan los trabajadores del sector público en contra del gobierno y los partidos burgueses que intentan, tanto por la vía legislativa como por la vía administrativa, congelar y eliminar los distintos componentes salariales de los empleados públicos, tales como, las anualidades, dedicación exclusiva y muchos otros. Sin embargo, esta resistencia es aún insuficiente, limitada y anti-unitaria, frente a la gran ofensiva de la mancuerna de las cámaras patronales, el gobierno de Solís y las diversas fuerzas neoliberales, léase partidos burgueses, medios de comunicaciones, instituciones, agencias y fundaciones de investigación y otros personajes. El rol desmovilizador, divisionista y de boicot jugado, por un sector de la directiva del sindicato APSE, en la movilización del día jueves 20 de agosto, convocada por el bloque BUSSCO al cual pertenece, no sólo es pernicioso para el desarrollo e impulso de la lucha contra el gobierno de Solís, sino que sirven de quintacolumnista en el propio seno del movimiento de los trabajadores.

¿Por qué Patria Justa y BUSSCO se movilizan y luchan por separado?

Los dirigentes sindicales que encabezan estos bloques sindicales mantienen, desde hace mucho tiempo, diferencias y conflictos internos entre ellos. Muchas diferencias entre ellos son de tipo burocráticas, de hegemonía, cuotas de poder y de cotización frente a las negociaciones con el gobierno. El bloque de Patria Justa, dirigido por Albino Vargas y Fabio Chávez, ha sido el sector más conservador del conjunto del movimiento de los trabajadores en la lucha contra el gobierno de Solís, mientras que el bloque BUSSCO ha encabezado algunas luchas puntuales, aunque no ha pasado, muchas veces, de hacer solo poses y declaraciones de lucha. No obstante, actualmente, los trabajadores del sector público enfrentamos una situación difícil, dura y complicada, somos víctimas de ataques, que tienen como objetivo central, arrebatarnos nuestros componentes salariales, mediante su congelación y eliminación, para con los dineros que nos quiten financiar el déficit fiscal que crearon los gobiernos del PLN, no nosotros.

Por todo lo anterior, más allá de cualquieras diferencias que exista entre esos bloques sindicales, en este momento, deben primar, el criterio de la defensa de los intereses y derechos de los trabajadores a los cuales representan estos bloques, ya sean trabajadores del ICE, de las municipalidades, de la educación, de la salud y otros sectores estatales. Por tanto, en medio de esta situación peligrosa, se impone la necesidad urgente de la unidad de acción de los bloques sindicales de Patria Justa y BUSSCO, para enfrentar y derrotar los planes del gobierno de Solís y de los neoliberales que dirigen la Asamblea Legislativa en contra de los trabajadores del sector público.

Únanse y convoquen a la Huelga Nacional por las reivindicaciones de los trabajadores

Emplazamos a las dirigencias de los bloques sindicales Patria Justa y BUSSCO a impulsar conjuntamente una Asamblea Nacional o Encuentro Nacional de las organizaciones por las que están conformados, más aquellas organizaciones populares, estudiantiles y otras, que no sean parte de ellos, para iniciar la discusión de la situación nacional, un plan de lucha con un pliego de peticiones único centralizado, que concluya en el impulso y desarrollo de una gran Huelga Nacional que derrote los planes en contra de los trabajadores en general, y, en particular, en contra de los trabajadores del sector público. No hay otro camino, la división y las luchas, por separados, puede facilitar que el gobierno de Solís y los neoliberales que controlan la Asamblea Legislativa, aprueben sus planes en contra de los trabajadores, ya sean por la vía legislativa, como por la vía administrativa, e incluso, por la vía de la fuerza.

La responsabilidad de los bloques sindicales de Patria Justa y BUSSCO con los trabajadores organizados en sus diversas organizaciones que los conforma, así como con los trabajadores no organizados, es muy seria e histórica, ya que están en juego los salarios, el empleo y las futuras condiciones de vida de miles de trabajadores del sector público y privado.

Share